X

Vidal se encierra en Buenos Aires para blindarse y desmontar el Plan V

Suspendió visitas a otras provincias para evitar esquirlas tras la saga de derrotas. Apoyo a candidatos mediante videos en lugar de viajes. Refuerza su discurso de reelección y alineamiento con Macri.
Por 30/04/2019 13:52

La gobernadora María Eugenia Vidal canceló las visitas que tenía programadas a otras jurisdicciones. Con su encierro en Buenos Aires busca ponerse a salvo de futuras heridas, tras la saga de derrotas que sufrió el gobierno en lo que va del calendario electoral. Además, da un giro a su discurso para evidenciar su intención de competir por la reelección y ratificar la búsqueda del Presidente de quedarse cuatro años más en la Casa Rosada.

Fuentes oficiales confirmaron a Letra P que el Gobierno bonaerense busca sofocar el Plan V que ubica a la mandataria como reemplazo de Mauricio Macri en la candidatura presidencial de Cambiemos y, a su vez, potenciar toda la campaña en la provincia de Buenos Aires, territorio imprescindible para quien aspire a quedarse con el premio mayor.

La decisión de no salir de Buenos Aires se terminó de consolidar esta semana, aunque tuvo un primer paso el viernes pasado cuando la gobernadora suspendió su visita a Córdoba, donde iba a compartir actividad con el candidato a la gobernación por Cambiemos Mario Negri.

 

 

El jefe del interbloque oficialista y hombre de la UCR esperaba con ansiedad la presencia de Vidal para destacar su candidatura de la de su correligionario Ramón Mestre, quien se presenta con la histórica lista 3 del radicalismo.

Antes de este retroceso, Vidal mostró su aval a varios de los candidatos cambiemistas apadrinados por Macri, pero, al igual que su jefe, no logró con su figura sumar votos. El ejemplo más reciente es Santa Fe, donde el candidato José Corral, quien recibió el apoyo de todas las figuras de Cambiemos -el Presidente, Vidal, Rodríguez Larreta y Marcos Peña, entre otros-, no alcanzó el 20%, quedando tercero a más de 20 puntos del peronismo, la fuerza que sumó más votos.

Esta situación, inédita en el caso de la mandataria que ostenta la mejor imagen de la alianza gobernante, encendió las alarmas no solo en la provincia sino también en la Casa Rosada.

Vidal había grabado un video de apoyo para la candidata a la gobernación de Río Negro, la diputada nacional de la UCR, Lorena Matzen, quien obtuvo el 5,67% de los votos, un porcentaje ínfimo frente al 52,49% que logró la finalmente electa gobernadora, la oficialista local, Arabela Carreras, y también a distancia del peronista Martín Soria, que se quedó con el 35,08%.

 

 

También había hecho aportes en Entre Ríos, para la elección de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). En la semana de los comicios, Vidal recibió en su despacho de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al candidato a la gobernación Atilio Benedetti, con quien grabó un spot electoral. Pero esto no evitó la derrota del candidato radical, quien perdió por 20 puntos contra el gobernador peronista que busca la reelección, Gustavo Bordet. Y grabó videos de aval para el pre candidato a la intendencia de Paraná Emanuel Gainza, quien disputaba la interna de Cambiemos con el actual jefe comunal denunciado por narcotráfico, Sergio Varisco, quien finalmente lo venció por más de 20 puntos.

Gainza había sido titular de la juventud PRO cuando Vidal era vicejefa de gobierno porteño, y desde esa época tienen línea directa de diálogo y confianza. Sin embargo, la mandataria no le generó ni un voto demás al joven postulante.

 

 

La gobernadora grabó además un video casero para el candidato a intendente de Concordia, Roberto Niez, quien pese a ser el único candidato por Cambiemos perdió por más de 20 puntos contra el jefe comunal peronista, Enrique Cresto, quien pulseaba su interna contra otros cinco postulantes. Mientras Cresto obtuvo el 47% de los votos, que en la sumatoria de sus demás contendientes internos se elevaba al 70% total, el candidato de Vidal logró el 22%, sin muchas posibilidades de sumar más voluntades en la elección general.

La próxima elección será en Córdoba, el segundo distrito con mayor padrón electoral del país y la jurisdicción que definió la victoria de Macri en 2015, cuando le concedió más del 50% de votos en las generales y el 71,52% en el ballotage.

 

 

Vidal tuvo un primer gesto hacia esa provincia cuando envió un video de aliento al intendente de Villa Allende, Eduardo el gato Romero, un ex golfista cercano a Macri quien disputó la reelección el pasado 14 de abril. Romero fue reelecto con el 37% de los votos por sobre el radical Martín Ambort,  quien obtuvo el 27%, en una pelea electoral que se presumía favorable al intendente PRO y donde puede haber colaborado la buena energía bonaerense.

Se espera que Vidal continúe con sus saludos vía redes, pero sin posibilidad de arribos a otras jurisdicciones. En ese proceso, la mandataria se concentrará en la provincia con un mayor detalle en la estrategia comunicacional. Y, según indicaron desde la gobernación a este portal, reiterando todas las veces que sea necesario su decisión de pelear nuevamente la gobernación, con Macri como jefe de Estado.

Vidal se encierra en Buenos Aires para blindarse y desmontar el Plan V

Suspendió visitas a otras provincias para evitar esquirlas tras la saga de derrotas. Apoyo a candidatos mediante videos en lugar de viajes. Refuerza su discurso de reelección y alineamiento con Macri.

La gobernadora María Eugenia Vidal canceló las visitas que tenía programadas a otras jurisdicciones. Con su encierro en Buenos Aires busca ponerse a salvo de futuras heridas, tras la saga de derrotas que sufrió el gobierno en lo que va del calendario electoral. Además, da un giro a su discurso para evidenciar su intención de competir por la reelección y ratificar la búsqueda del Presidente de quedarse cuatro años más en la Casa Rosada.

Fuentes oficiales confirmaron a Letra P que el Gobierno bonaerense busca sofocar el Plan V que ubica a la mandataria como reemplazo de Mauricio Macri en la candidatura presidencial de Cambiemos y, a su vez, potenciar toda la campaña en la provincia de Buenos Aires, territorio imprescindible para quien aspire a quedarse con el premio mayor.

La decisión de no salir de Buenos Aires se terminó de consolidar esta semana, aunque tuvo un primer paso el viernes pasado cuando la gobernadora suspendió su visita a Córdoba, donde iba a compartir actividad con el candidato a la gobernación por Cambiemos Mario Negri.

 

 

El jefe del interbloque oficialista y hombre de la UCR esperaba con ansiedad la presencia de Vidal para destacar su candidatura de la de su correligionario Ramón Mestre, quien se presenta con la histórica lista 3 del radicalismo.

Antes de este retroceso, Vidal mostró su aval a varios de los candidatos cambiemistas apadrinados por Macri, pero, al igual que su jefe, no logró con su figura sumar votos. El ejemplo más reciente es Santa Fe, donde el candidato José Corral, quien recibió el apoyo de todas las figuras de Cambiemos -el Presidente, Vidal, Rodríguez Larreta y Marcos Peña, entre otros-, no alcanzó el 20%, quedando tercero a más de 20 puntos del peronismo, la fuerza que sumó más votos.

Esta situación, inédita en el caso de la mandataria que ostenta la mejor imagen de la alianza gobernante, encendió las alarmas no solo en la provincia sino también en la Casa Rosada.

Vidal había grabado un video de apoyo para la candidata a la gobernación de Río Negro, la diputada nacional de la UCR, Lorena Matzen, quien obtuvo el 5,67% de los votos, un porcentaje ínfimo frente al 52,49% que logró la finalmente electa gobernadora, la oficialista local, Arabela Carreras, y también a distancia del peronista Martín Soria, que se quedó con el 35,08%.

 

 

También había hecho aportes en Entre Ríos, para la elección de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). En la semana de los comicios, Vidal recibió en su despacho de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al candidato a la gobernación Atilio Benedetti, con quien grabó un spot electoral. Pero esto no evitó la derrota del candidato radical, quien perdió por 20 puntos contra el gobernador peronista que busca la reelección, Gustavo Bordet. Y grabó videos de aval para el pre candidato a la intendencia de Paraná Emanuel Gainza, quien disputaba la interna de Cambiemos con el actual jefe comunal denunciado por narcotráfico, Sergio Varisco, quien finalmente lo venció por más de 20 puntos.

Gainza había sido titular de la juventud PRO cuando Vidal era vicejefa de gobierno porteño, y desde esa época tienen línea directa de diálogo y confianza. Sin embargo, la mandataria no le generó ni un voto demás al joven postulante.

 

 

La gobernadora grabó además un video casero para el candidato a intendente de Concordia, Roberto Niez, quien pese a ser el único candidato por Cambiemos perdió por más de 20 puntos contra el jefe comunal peronista, Enrique Cresto, quien pulseaba su interna contra otros cinco postulantes. Mientras Cresto obtuvo el 47% de los votos, que en la sumatoria de sus demás contendientes internos se elevaba al 70% total, el candidato de Vidal logró el 22%, sin muchas posibilidades de sumar más voluntades en la elección general.

La próxima elección será en Córdoba, el segundo distrito con mayor padrón electoral del país y la jurisdicción que definió la victoria de Macri en 2015, cuando le concedió más del 50% de votos en las generales y el 71,52% en el ballotage.

 

 

Vidal tuvo un primer gesto hacia esa provincia cuando envió un video de aliento al intendente de Villa Allende, Eduardo el gato Romero, un ex golfista cercano a Macri quien disputó la reelección el pasado 14 de abril. Romero fue reelecto con el 37% de los votos por sobre el radical Martín Ambort,  quien obtuvo el 27%, en una pelea electoral que se presumía favorable al intendente PRO y donde puede haber colaborado la buena energía bonaerense.

Se espera que Vidal continúe con sus saludos vía redes, pero sin posibilidad de arribos a otras jurisdicciones. En ese proceso, la mandataria se concentrará en la provincia con un mayor detalle en la estrategia comunicacional. Y, según indicaron desde la gobernación a este portal, reiterando todas las veces que sea necesario su decisión de pelear nuevamente la gobernación, con Macri como jefe de Estado.