X

“Macri puede caminar el conurbano sin problemas”

Comanda Desarrollo Social, el ministerio clave de Vidal, y es su candidato a intendente en San Martín. De raíz peronista, descree de un acuerdo CFK-Massa y defiende el veto a las colectoras.
Por 22/04/2019 9:14

El día es soleado y en la República de los Niños, en La Plata, las carpas de juegos deportivos colman una porción del inmenso predio. Los organizadores y Letra P aguardan la llegada del ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, encargado de inaugurar el inicio de los Juegos Bonaerenses 2019. Todo sucede el mismo día de los anuncios de reformas económicas de corto plazo del gobierno nacional, y la cartera que conduce el funcionario de la gobernadora María Eugenia Vidal es la única bonaerense beneficiada por ese programa.

Candidato a intendente de San Martín y formado en el peronismo, López Medrano descree de un acuerdo entre el Frente Renovador y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Aunque, si sucediera, los desafía a explicar que pasó con las diferencias que tenían en estos últimos años. Asegura que no cambiaron las reglas al modificar el decreto de las PASO y cuestiona a la oposición: "No puede ser que la culpa de que el peronismo no se pone de acuerdo sea porque no hay colectoras". Como candidato en el Gran Buenos Aires, coordinador de la campaña de los “sin tierra” –postulantes vidalistas en territorio opositor- y una de las principales espadas de Vidal en la gestión, afirma que el presidente Mauricio Macri “puede caminar el conurbano sin problemas”.

 

 

Bio. Nació en San Martín. Inició su actividad política en el peronismo. En 2008 se incorporó al área de Desarrollo Social de la Ciudad, donde fue ascendiendo en los cargos de responsabilidad. En 2015 fue electo senador provincial por Cambiemos pero nunca ocupó la banca ya que la gobernadora María Eugenia Vidal lo eligió como ministro de Desarrollo Social, cargo que ocupa hasta la fecha.

 

-Su ministerio fue el único que recibió beneficios del programa económico anunciado por los ministros nacionales.

- Se extendió a nuestro Plan Más Vida el programa que se asignó a los beneficiaros de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Son aproximadamente 300 mil familias bonaerenses y es un rango de descuentos que va del 40 al 70 %.

-El Gobierno nacional le pidió a las provincias que también hagan un esfuerzo. ¿Qué evalúan hacer?

-Ya hicimos dos reestructuraciones a nivel de ministerios y el año pasado también hubo un esquema de ahorro de áreas donde había capacidad para hacerlo, cuestiones de gastos que no tenían que ver con programas sino con sintetizar la estructura. Ahora, en el caso de nuestra cartera, si bien redujimos gastos superfluos tuvimos siempre un incremento de presupuesto dirigido a los programas. El año pasado recibimos 1.200 millones de pesos extra que se volcaron para reforzar los programas alimentarios. Y el mes pasado dimos un aumento del 12% del sistema alimentario escolar (SAE).

-Este año cerraron el programa Cerca de Noche. ¿Por qué?

-Porque priorizamos el Estado en tu Barrio y las oficinas fijas. También tiene que ver con una cuestión de administración presupuestaria y volumen de personas. Cerca de Noche tiene una lógica distinta pero aportamos muy fuerte a la configuración de puestos fijos y a los operativos en calle.

 

 

-¿Puestos fijos del programa El Estado en tu Barrió?

-Sí. Este programa empezó con la modalidad de operativos móviles. Eran 14 que iban rotando por distintos lugares y solo manteníamos siempre en Mar del Plata y La Matanza. Hoy ya estamos trabajando con ocho oficinas fijas y la meta es llegar a 50.

-Usted es el único ministro que además es candidato a intendente y en un municipio peronista del conurbano como es San Martín.

-Bueno, el peronismo gobierna hace ocho años y veo un fuerte desgaste en esa gestión, porque además hay muchas cosas de fondo que no se hacen.

-¿Teme el voto cautivo del peronismo y hacia CFK?

-Yo tomo la última elección, la de 2017, donde Cambiemos llevó a Esteban Bullrich (a senador nacional) y le ganó a la lista de Cristina Fernández. Y nosotros ganamos en la local.

-Ahí puede haber influido que el intendente Gabriel Katopodis fue por el PJ Cumplir de Florencio Randazzo y dividió el voto peronista...

-De todas maneras, lo que hubo ese año fue una señal muy clara a la gestión local. Porque en el resultado no hubo casi diferencias entre la lista local y la que llevaba a Randazzo a nivel provincial. Es decir que la nómina local no insidió ni marcó diferencia.

 

 

-¿Cuán ilusionado está con su candidatura?

-Nosotros estamos muy bien y convencidos que si San Martín tuviera un intendente de Cambiemos toda esta sinergia entre provincia y nación funcionaría mucho más. El SAME (Servicio de Emergencias), por ejemplo, está acordado para nuestro distrito pero todavía no se ha implementado por una decisión local.

-¿Lo impide Katopodis?

-Me parece más relacionado a la falta de ritmo que tiene la gestión. Hoy 100 municipios tienen el SAME y San Martín no lo tiene.

-¿Y respecto a Cambiemos? Hubo varios dirigentes que abandonaron el espacio con fuertes críticas, como el caso del ex intendente Carlos Brown...

-Yo siempre trabajé para la unidad. En 2017 me hice cargo del armado de Cambiemos y creo que funcionó porque logramos armar una lista competitiva y ganamos las PASO y crecimos seis puntos en la general. Todo lo demás es parte del juego de la política. Yo con Tato tengo una buena relación, de mucho respeto. Pero él eligió irse de Cambiemos y el Partido Fe (donde participaba) sigue estando en nuestra coalición. De echo el concejal que ingresó por ese partido sigue estando en nuestro bloque. Cambiemos es una coalición de gobierno y tanto la UCR como el PRO como FE en San Martín están trabajando juntos.

 

 

-San Martín es semillero de un montón de figuras de la política…

-Sí. Y a veces ese fue parte del problema (ríe). En 1989 empecé a participar en política, hace 30 años y ya tengo 43, para 44.

-¿Estuvo en el partido Ucedé?

-No, no tuve edad, yo estaba en la juventud secundaria liberal, los que tenían 18 se podían afiliar, pero no llegué a tanto y a los 18 me fui al peronismo.

-¿Cómo lo ve a Massa en este momento?

-Hasta ahora manifestó su intención de ser candidato a la presidencia, igual que Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna. Pero veo que en este escenario político es muy difícil posicionarlos porque hay temas que todavía no resolvió el peronismo adentro. Es como el caso del decreto que elimina las colectoras, que fue creado por la ex presidenta en 2011 porque le convenía desde el punto de vista electoral. Yo no creo en esos acoples en las listas porque en la práctica es un caos, como sucedió en una elección en Tucumán que las boletas en papel terminaron desparramadas en el piso porque no entraban en la mesa. Entonces, no puede ser que la culpa de que el peronismo no se ponga de acuerdo sea la eliminación de las colectoras. La unidad del PJ la tienen que resolver ellos.

 


-Pero Vidal no había planteado la necesidad de eliminar las colectoras hasta que CFK y Massa comenzaron a evaluar esa herramienta para compartir el candidato a la gobernación.

-Lo de las colectoras no fue por esta elección. Porque en 2016 el Ejecutivo (nacional) presentó la reforma a la ley electoral que hablaba sobre eso y tuvo media sanción en Diputados y el peronismo acompañó.

-Pero en la comisión bicameral que se creó este año, cuando se evaluaba desdoblar las elecciones, no se planteó la eliminación de las colectoras.

- No lo sé, pero en todo caso la colectora nunca fue una herramienta que nosotros quisiéramos, por lo menos en la provincia nunca se usó.

"Nosotros dependemos de nosotros mismos, como dependimos en 2015, cuando decían que era una patriada imposible. O en 2017, cuando los análisis y las evaluaciones marcaban resultados negativos y nos fue bien."

-Vidal no había aludido al tema hasta que la oposición evalúo aprovecharlas.

-Pero hubo manifestaciones incluso en contra de las PASO. Pero igual insisto: si no se pueden poner de acuerdo entre los propios no deben hacer responsables a los demás por eso. Nosotros no cambiamos las reglas de juego porque lo planteamos antes que cierren las listas, que es el 22 de junio, cuando todavía el proceso electoral no está en marcha.

-¿Y qué pasaría si finalmente y aún sin las colectoras CFK y Massa acuerdan un candidato único? ¿Los complicaría a ustedes?

-Nosotros dependemos de nosotros mismos, como dependimos en 2015 cuando decían que era una patriada imposible. O en 2017, cuando los análisis y las evaluaciones marcaban resultados negativos y nos fue bien. Si es malo o bueno lo va a decidir la gente. No me parece que las decisiones del adversario tengan tanta incidencia.

-¿Un candidato único del peronismo no le parece determinante? ¿No cree que podría hacer tambalear la reelección de Vidal?

-Habría que ver cómo está eso, porque hoy ese escenario no lo veo tan fácil de acomodar. Y, además, van a tener que explicar ellos las diferencias que había hace dos años y ahora desaparecieron. Me parece que ahí hay un desafío que tiene el peronismo, ¿no?.

 -A juzgar por las encuestas, Mauricio Macri también parece tener un horizonte electoral complejo. ¿Cómo lo observa usted?

-Nosotros tuvimos un encuentro el viernes pasado en Olivos con los “sin tierra”, espacio que coordino junto a otros dirigentes, y lo vi muy enfocado, muy entusiasmado. Planteó mucha convicción respecto al rumbo de lo que se está haciendo. El de los ejes estratégicos para la argentina, de cosas que están pasando en distintas áreas del país, el turismo, el petróleo, la energía renovable, la infraestructura, lo vi muy bien.

-¿Puede caminar el conurbano el Presidente?

-Si, claro. Macri puede caminar el conurbano sin problema.

-¿Cualquier lugar?

-Sí. Nosotros hemos recorrido con él todo el territorio en campaña y fuera de campaña. Se cruza con vecinos y charla, además lo hace todo el tiempo, él nunca perdió esa cercanía de ir a ver lo que le está pasando al vecino.