X
Sergio Torres se reunió en La Plata con la Asociación de Magistrados y respondió preguntas a Letra P. Las similitudes entre la justicia federal y la bonaerense.
Por 22/03/2019 15:02

El desembarco del juez federal Sergio Torres a la Suprema Corte de Justicia bonaerense avanza sin pausa para ocupar la vacante generada tras la jubilación de Juan Carlos Hitters. En ese camino se entrevistó con todos los titulares de las asociaciones de magistrados y funcionarios judiciales de la provincia de Buenos Aires, donde contestó todas las preguntas de sus colegas. Dijo que es un "honor" que lo hayan postulado y prometió "trabajar, trabajar y trabajar", si finalmente es elegido.

En el marco de la reunión que se extendió por más de una hora, los anfitriones requirieron la mirada del aspirante a ministro de máximo tribunal provincial impulsado por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, respecto del estado del sistema judicial en la provincia, el proyecto de autarquía presupuestaria y déficit en infraestructura edilicia, entre otros temas de agenda.

Tras finalizar el encuentro y antes del almuerzo de camaradería, respondió preguntas a Letra P y contó el balance del encuentro y la agenda de gestión dentro de un universo que contempla a 12 magistrados y funcionarios, quienes conforman uno de los poderes judiciales más voluminosos de América de Sur.

 

 

Hasta el momento, la única impugnación que recibió Sergio Torres provino de la ONG Usina de Justicia, el “think tank” del pensamiento judicial de Cambiemos. Tras la presentación, Carolina Piparo renunció a ese sector que propala la justicia con una mirada punitiva.

 

-¿Qué balance hace del encuentro con los jueces bonaerenses?

-La reunión fue muy productiva, linda, amable y cordial. Solo (tengo) gratitud para con los colegas por haberme invitado.

-¿Cuáles fueron los tópicos de la entrevista?

-Charlamos cuestiones institucionales del rol del juez.

-¿Qué visión tiene la justicia Federal de la realidad en los juzgados bonaerenses?

-La justicia es una sola. Somos todos jueces, colegas. Tenemos problemas comunes. Estuvimos hablando de un montón de temas que son comunes, que a todos nos pasan. Obviamente, cada lugar de trabajo tiene sus particularidades, cada departamento judicial, cada fuero, pero los temas más grandes son comunes. Nos encontramos con una agenda única.

 

 

-¿Qué huella piensa imprimirle a su labor en caso de acceder al cargo?

-Trabajar, trabajar y trabajar.

-¿Hubo cuestionamientos sobre su domicilio para poder cumplir con los requisitos?

-Lo tomo como un desafío. Yo trabajé en provincia en distintas instancias. Para mí, es un enorme desafío, estoy muy feliz con el solo hecho de que me hayan tenido en cuenta. Me siento pleno, es una especie de cierre de mi vida. Crecí en Longchamps, partido de Almirante Brown. Para mí es solo motivo de orgullo.

-¿Cómo deben leerse los conceptos vertidos por el titular de la Corte Suprema nacional, Carlos Ronsenkantz, quien en su discurso de apertura del año judicial habló de la mala imagen que tiene el Poder Judicial?

-El Poder Judicial está conformado mayoritariamente por una mayoría silenciosa de gente que trabaja todos los días de magistrado, de funcionarios, de empleado.Todos están trabajando todo el tiempo comprometidos con el servicio de justicia, que es uno de los roles centrales que tiene el Estado.

 

 

Toga bonaerense. La bienvenida de Torres a la capital provincial estuvo a cargo del juez anfitrión Rodrigo Cataldo, titular de la Asociación de Magistrado de la provincia de Buenos Aires. En diálogo con este medio, dejó su semblanza del encuentro: “La reunión no solo fue fructífera, además fue cálida y humana. El Colegio de Magistrados y Funcionarios demostró una vez más estar a la altura de la circunstancias en el sentido de un acto de tamaña importancia como es el nombramiento de un Ministro del Superior Tribunal. Creo que el doctor Torres, además de su calidez humana y formación académica, ha prestado su colaboración en cada una de las respuestas de una manera muy amenaza, muy clara. Nosotros cumplimos un rol institucional también, hicimos lo que hacemos hace mucho tiempo que es convocar a los candidatos como se hizo en el caso de Conte Grand. Plateamos las cuestiones objetivamente y técnicamente de lo que es la realidad de la provincia de Buenos Aires y de lo que es el sentir de cada uno de los 19 departamentos judiciales que conformar esta provincia que, no es poca cosa, porque conforma uno de los poderes judiciales más importantes de Sudamérica. Creo que el cargo para el que se postula Torres es de trascendencia institucional, supera solamente una reunión con el Colegio de Magistrado y porque también es bueno conocer las perspectivas en un Poder Judicial muy criticado.

 

 

En cuanto a la imagen que tiene la sociedad en relación al Poder Judicial, consideró que “una cuestión es la imagen de la justicia, que es la que se percibe, y otra es lo que realmente está ocurriendo. Todo el Poder Judicial, como las distintas instituciones, tienen agentes que son muy buenos, otros regulares y otros malos. Si nos dejamos llevar por la percepción vamos a tener un diagnóstico equivocado, hay mucha gente capaz en todos los ámbitos de las jurisdicciones del Poder Judicial que silenciosamente trabaja, estudia, se capacita y esas cosas no se ven".

 

 

Para el juez que cumple funciones en Mar del Plata “llegó el tiempo en que el Poder Judicial y la justicia" tienen que hacer una "autocrítica de por qué no llega" y "me parece que es una cuestión de transmisión, de no saber llegar a la gente o a la ciudadanía, y no saber manejarnos con los medios de comunicación".

"Nosotros, los jueces, no nacimos para comunicar", dijo. Y explicó que ahí deben "poner el foco y trabajar", porque "no llega a la gente lo que está pasando realmente en los tribunales". "Cuando le llegan las noticias y dice ‘la verdad esto parece pésimo’ y la imagen no es esa. Llegó el momento de trabajar en serio para un poder con políticas públicas, llegar a la sociedad con mayor comunicación y empezar a diseñar políticas de Estado de corto, mediano y largo plazo, porque eso es lo que va a servir a la ciudadanía y al Poder Judicial como poder del Estado para afianzar su función republicana, pero además también para haya mayor acceso a la justicia”, cerró.

 

 

El candidato de Vidal a la Suprema Corte promete “trabajar, trabajar y trabajar”

Sergio Torres se reunió en La Plata con la Asociación de Magistrados y respondió preguntas a Letra P. Las similitudes entre la justicia federal y la bonaerense.

El desembarco del juez federal Sergio Torres a la Suprema Corte de Justicia bonaerense avanza sin pausa para ocupar la vacante generada tras la jubilación de Juan Carlos Hitters. En ese camino se entrevistó con todos los titulares de las asociaciones de magistrados y funcionarios judiciales de la provincia de Buenos Aires, donde contestó todas las preguntas de sus colegas. Dijo que es un "honor" que lo hayan postulado y prometió "trabajar, trabajar y trabajar", si finalmente es elegido.

En el marco de la reunión que se extendió por más de una hora, los anfitriones requirieron la mirada del aspirante a ministro de máximo tribunal provincial impulsado por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, respecto del estado del sistema judicial en la provincia, el proyecto de autarquía presupuestaria y déficit en infraestructura edilicia, entre otros temas de agenda.

Tras finalizar el encuentro y antes del almuerzo de camaradería, respondió preguntas a Letra P y contó el balance del encuentro y la agenda de gestión dentro de un universo que contempla a 12 magistrados y funcionarios, quienes conforman uno de los poderes judiciales más voluminosos de América de Sur.

 

 

Hasta el momento, la única impugnación que recibió Sergio Torres provino de la ONG Usina de Justicia, el “think tank” del pensamiento judicial de Cambiemos. Tras la presentación, Carolina Piparo renunció a ese sector que propala la justicia con una mirada punitiva.

 

-¿Qué balance hace del encuentro con los jueces bonaerenses?

-La reunión fue muy productiva, linda, amable y cordial. Solo (tengo) gratitud para con los colegas por haberme invitado.

-¿Cuáles fueron los tópicos de la entrevista?

-Charlamos cuestiones institucionales del rol del juez.

-¿Qué visión tiene la justicia Federal de la realidad en los juzgados bonaerenses?

-La justicia es una sola. Somos todos jueces, colegas. Tenemos problemas comunes. Estuvimos hablando de un montón de temas que son comunes, que a todos nos pasan. Obviamente, cada lugar de trabajo tiene sus particularidades, cada departamento judicial, cada fuero, pero los temas más grandes son comunes. Nos encontramos con una agenda única.

 

 

-¿Qué huella piensa imprimirle a su labor en caso de acceder al cargo?

-Trabajar, trabajar y trabajar.

-¿Hubo cuestionamientos sobre su domicilio para poder cumplir con los requisitos?

-Lo tomo como un desafío. Yo trabajé en provincia en distintas instancias. Para mí, es un enorme desafío, estoy muy feliz con el solo hecho de que me hayan tenido en cuenta. Me siento pleno, es una especie de cierre de mi vida. Crecí en Longchamps, partido de Almirante Brown. Para mí es solo motivo de orgullo.

-¿Cómo deben leerse los conceptos vertidos por el titular de la Corte Suprema nacional, Carlos Ronsenkantz, quien en su discurso de apertura del año judicial habló de la mala imagen que tiene el Poder Judicial?

-El Poder Judicial está conformado mayoritariamente por una mayoría silenciosa de gente que trabaja todos los días de magistrado, de funcionarios, de empleado.Todos están trabajando todo el tiempo comprometidos con el servicio de justicia, que es uno de los roles centrales que tiene el Estado.

 

 

Toga bonaerense. La bienvenida de Torres a la capital provincial estuvo a cargo del juez anfitrión Rodrigo Cataldo, titular de la Asociación de Magistrado de la provincia de Buenos Aires. En diálogo con este medio, dejó su semblanza del encuentro: “La reunión no solo fue fructífera, además fue cálida y humana. El Colegio de Magistrados y Funcionarios demostró una vez más estar a la altura de la circunstancias en el sentido de un acto de tamaña importancia como es el nombramiento de un Ministro del Superior Tribunal. Creo que el doctor Torres, además de su calidez humana y formación académica, ha prestado su colaboración en cada una de las respuestas de una manera muy amenaza, muy clara. Nosotros cumplimos un rol institucional también, hicimos lo que hacemos hace mucho tiempo que es convocar a los candidatos como se hizo en el caso de Conte Grand. Plateamos las cuestiones objetivamente y técnicamente de lo que es la realidad de la provincia de Buenos Aires y de lo que es el sentir de cada uno de los 19 departamentos judiciales que conformar esta provincia que, no es poca cosa, porque conforma uno de los poderes judiciales más importantes de Sudamérica. Creo que el cargo para el que se postula Torres es de trascendencia institucional, supera solamente una reunión con el Colegio de Magistrado y porque también es bueno conocer las perspectivas en un Poder Judicial muy criticado.

 

 

En cuanto a la imagen que tiene la sociedad en relación al Poder Judicial, consideró que “una cuestión es la imagen de la justicia, que es la que se percibe, y otra es lo que realmente está ocurriendo. Todo el Poder Judicial, como las distintas instituciones, tienen agentes que son muy buenos, otros regulares y otros malos. Si nos dejamos llevar por la percepción vamos a tener un diagnóstico equivocado, hay mucha gente capaz en todos los ámbitos de las jurisdicciones del Poder Judicial que silenciosamente trabaja, estudia, se capacita y esas cosas no se ven".

 

 

Para el juez que cumple funciones en Mar del Plata “llegó el tiempo en que el Poder Judicial y la justicia" tienen que hacer una "autocrítica de por qué no llega" y "me parece que es una cuestión de transmisión, de no saber llegar a la gente o a la ciudadanía, y no saber manejarnos con los medios de comunicación".

"Nosotros, los jueces, no nacimos para comunicar", dijo. Y explicó que ahí deben "poner el foco y trabajar", porque "no llega a la gente lo que está pasando realmente en los tribunales". "Cuando le llegan las noticias y dice ‘la verdad esto parece pésimo’ y la imagen no es esa. Llegó el momento de trabajar en serio para un poder con políticas públicas, llegar a la sociedad con mayor comunicación y empezar a diseñar políticas de Estado de corto, mediano y largo plazo, porque eso es lo que va a servir a la ciudadanía y al Poder Judicial como poder del Estado para afianzar su función republicana, pero además también para haya mayor acceso a la justicia”, cerró.