X
El diputado nacional e intendente electo de La Matanza hizo un duro diagnóstico de la Buenos Aires que deja Vidal. “Van a tener un trabajo muy duro”, dijo sobre la dupla que gobernará.
Redacción 04/12/2019 18:28

El diputado nacional (FpV-PJ) por la provincia de Buenos Aires e intendente electo de La Matanza, Fernando Espinoza, destacó que a partir del 10 de diciembre comenzará una nueva etapa que tendrá como objetivo la reconstrucción del país y la provincia, para lo cual hará falta un “trabajo duro”, que en territorio bonaerense encabezará Axel Kicillof y Verónica Magario, para sacar a la provincia del estancamiento y la situación de empobrecimiento en la que la dejó el gobierno de Cambiemos que hoy lidera María Eugenia Vidal. En ese sentido, aseveró que la dupla electa “ya está trabajando” para revertir la situación. En tanto que en el plano nacional destacó que el peronismo haya logrado la conformación de un bloque único en ambas cámaras del Congreso.

En contacto con la prensa, Espinoza evaluó que la provincia “está muy mal”. Kicillof y Magario “van a tener una tarea muy dura, porque la situación económica de la mayoría de los bonaerenses es mucho peor de lo que era que hace cuatro años”, indicó el matancero. En esa dirección, indicó que “los niveles de pobreza de la provincia están entre los mayores de la Argentina y lo mismo sucede con la desocupación, los sueldos no alcanzan, por lo que el panorama es muy difícil”.

 

 

Todo eso, dijo, “da una idea de la emergencia que atraviesa la provincia”, pero resaltó: “Axel y Verónica ya están trabajando para revertir este escenario de forma urgente, con la intención de mejorarles la vida a los bonaerenses”.

Además, Espinoza celebró la unidad alcanzada en los bloques legislativos peronistas de ambas cámaras en el Congreso y aseguró que la ciudadanía está “muy esperanzada” con el próximo gobierno.

“Lo más importante es que el peronismo, el Frente de Todos, tiene un único bloque en ambas cámaras del Congreso”, dijo al ingresar a la Cámara baja para la sesión preparatoria de este miércoles, cuestión a la que le otorgó gran trascendencia, ya que –dijo- “nuestro presidente electo, Alberto Fernández, y la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, van a tener un apoyo decisivo en el Poder Legislativo”.

 

 

Además, analizó que los legisladores nacionales que iban a jurar “serán parte fundamental de la trasformación de la Argentina que comienza el próximo diez de diciembre, cuando empezaremos a construir un nuevo país y una nueva provincia de Buenos Aires”.

Al ser consultado sobre el formato que debería asumir la relación entre el oficialismo y la oposición en el Congreso, quien fuera vicepresidente del bloque FpV-PJ durante los últimos dos años evaluó que la misma “debe estar basada en el diálogo real, en una auténtica búsqueda de consensos”. Y diferenció este esquema de lo ocurrido durante el gobierno del presidente saliente Mauricio Macri, “cuando vivimos días muy tristes, como la votación de la reforma previsional, que le metió la mano en el bolsillo a los jubilados; o todas las leyes ligadas al modelo económico, que tanto mal le hicieron a nuestro pueblo, a la clase trabajadora, a la clase media, a los empresarios y a los comerciantes”, dijo.

De cara al futuro, Espinoza se mostró optimista y subrayó: “Veo a la gente con mucha esperanza, alegría y fe. Con la certeza de que se vienen una nueva Argentina y una nueva provincia de Buenos Aires en las que dejaremos atrás estos cuatro años que fueron tan duros”.