X

Ya definieron la suba en el gravamen a la exportación de granos, que cuenta con el aval del Fondo Monetario. Basterra, titular de la cartera agraria, se lo comunicará a la Mesa de Enlace.

Por 11/12/2019 13:58

Los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Producción, Matías Kulfas, trabajaron en un plan de suba de retenciones a las exportaciones agropecuarias que cuenta con aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que será dado a conocer en las próximas horas. El esquema, que ya llegó a oídos de las entidades del campo, está en línea con los aumentos anticipados para el trigo, el maíz y la soja. Asimismo, está relacionado -por razones fiscales- con el reperfilamiento de la deuda argentina con el organismo internacional.

 

Alberto Fernández, con la Mesa de Enlace

 

En este contexto, el Ministerio de Agricultura que conduce Luis Basterra busca terciar, aunque por ahora mira de la definición desde afuera. La iniciativa fue una de las comidillas en el evento de asunción de ministros del gabinete de Alberto Fernández en el Museo del Bicentenario. De hecho, se espera que Basterra le comunique los detalles a la Mesa de Enlace en una reunión que mantendría este viernes con la cúpula rural. En la cartera prometieron al sector que el tema iba a ser susceptible de debate, algo que manifestó el propio Presidente de la Nación en una entrevista con Radio Con Vos minutos antes de la toma del poder en el Congreso.

"Debemos ser muy sabios y responsables en el tratamiento, porque meter más presión podría traer menor producción, no meter presión podría llevar a no poder cumplir con un plan de gobierno equilibrado", dijo, en tanto, Basterra en una entrevista con Ámbito Financiero. Pero también apuntó en dirección a "quiénes pueden hacer un esfuerzo sin que signifique una caída de la actividad".

 

La soja, el eje de la recaudación de retenciones. 

“El problema va a estar en el maíz, que está siendo muy castigado por la sequía, hay productores enojados”, adelantaron a Letra P desde el sector agropecuario, que tiene un núcleo duro en el interior de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe que ya avisó que está dispuesto a volver a los cortes de ruta si se suben las retenciones.