X
El reelecto intendente de Saladillo apuesta a la continuidad de Cambiemos, sostiene la figura de Salvador y asigna a la mandataria saliente un lugar en la nueva mesa de conducción.
Por 08/11/2019 10:26

José Luis Salomón, uno de los intendentes del radicalismo del interior bonaerense que salió airoso ante la derrota de Juntos por el Cambio en Buenos Aires (ganó con más del 54% de los votos), defiende la gestión del vicegobernador Daniel Salvador y, en ese marco, a la gobernadora María Eugenia Vidal como una de las figuras de la futura oposición dentro de Cambiemos. “Soy radical, pero Vidal nos ha dejado un sello muy grande”, dijo el jefe comunal reelecto de Saladillo.

Ortodoxo y conservador, el jefe comunal integra el sector de correligionarios que avalan la gestión partidaria salvadorista y que aboga por la unidad del espacio. En ese espacio que a partir de diciembre será oposición, ubica a la gobernadora saliente en la mesa de conducción.

“El tiempo dirá cómo se ordena todo pero no me disgusta que sea parte de la referencia de los bloques y del foro”, dijo a Letra P sobre el lugar que debe ocupar la mandataria. Fue durante el foro de jefes comunales que se realizó en el Senado bonaerense.

 

 

Para el jefe comunal lo importante es sostener el espacio, aún en tiempos de oposición. “Lo mejor que nos puede pasar es trabajar unidos. Lo peor es dividirnos. Y para que eso no pase hace falta voluntad, que no quiere decir estar de acuerdo en todo sino en poner la voluntad para que la unión se transforme en fuerza”, indicó.

-El próximo año Salvador culmina su mandato como presidente de la UCR provincia. ¿Quién debiera sucederlo?

-Salvador nos ha dado una clase de política partidaria. Nos mostró lo que hay que hacer cuando uno llega a un lugar de jerarquía como el que él ocupa. La gobernadora Vidal le hizo un fuerte reconocimiento. Creo que en todos estos años no hubo un vínculo tan bueno entre un gobernador y su vice como lo vimos en este gobierno.

 

 

-¿Imagina su continuidad dentro del partido?

-Salvador ha dado mucho al Partido. Yo no tengo problema en acompañarlo si él tiene ganas de hacerlo. Daniel se ha ganado la empatía, el afecto y el respeto de muchos intendentes entre los cuales estoy yo.

-¿Cómo observa la transición provincial y todo su contexto?

-Debería ser normal. Siempre se generan tensiones, incertidumbres, pero creo que no debería ser traumática, porque se trata de un proceso electoral ejemplar como no se había visto.

 

María Eugenia dejó la vara alta porque le dio obras a todos los municipios por igual y lo puedo constatar en mi zona. Municipios que no eran del mismo color político recibieron la visita de la gobernadora en más de una oportunidad.

 

-¿Cómo transcurre la transición al interior de Cambiemos?

-Nos estamos preparando para lo que viene. Hay un equilibrio de fuerzas que todos vamos a hacer valer. Vamos a intentar no quedar fuera de la distribución de recursos. En eso, María Eugenia dejó la vara alta. Le dio obras a todos los municipios por igual. Sin distinción de color político recibieron la visita de la gobernadora en más de una oportunidad. Seguramente, (Axel) Kicillof la tendrá en cuenta para establecer el vínculo con los municipios.