X
El presidente electo pidió la liberación de los ex funcionarios que están detenidos sin condena firme, pero evitó hablar de presos políticos. Consideró que están presos porque “son opositores”.
Redacción 29/11/2019 11:06

En la recta final hacia la toma de mando, el presidente electo, Alberto Fernández, consideró que los ex funcionarios kirchneristas que se encuentran presos y sin una condena firme son “detenidos arbitrarios” y apuntó contra el Poder Judicial.

“No tengan ninguna duda de que están mal detenidos, en la mayoría de los casos. ¿Por qué supuestamente el que recibió la coima está preso y el que la dio no? En verdad, ninguno de los dos tiene que estar preso. No hay una sentencia definitiva y mientras eso no ocurra, tienen que estar en libertad”, explicó el futuro jefe de Estado en declaraciones a Radio Colonia de Uruguay.  

 

 

Siguiendo esta línea, el ex jefe de Gabinete evitó hablar de "presos políticos" y se refirió a "detenidos arbitrarios". En este punto, marcó diferencia entre ambos conceptos: "Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad pero los detienen porque son opositores".

Este jueves, dirigentes kirchneristas realizaron un acto en Comodoro Py para solicitar ""una Navidad sin presos políticos". Pidieron especialmente por los casos de Amado Boudou, Julio De Vido, Milagro Sala, Juan Pablo el “Pata” Medina y Luis D’Elía.

Estuvieron presentes Gabriel Mariotto, Horacio Pietragalla, Rodolfo Tailhade, Walter Correa, Alessandra Minnicelli, Mónica García de la Fuente, Gerardo Ferreyra, Fernando Esteche, Santiago Cúneo y Aníbal Ibarra.