X

El referente oficialista relativizó la conducción futura de Cambiemos por parte del presidente saliente. Además, remarcó la necesidad de autocrítica para “volver a ser una alternativa real de poder”.

Redacción 24/11/2019 13:30

De regreso al país, el titular de la bancada del PRO en la Cámara de Diputados, Nicolás Massot, apuntó contra el análisis poselectoral de la Casa Rosada y advirtió que continuará dentro de Juntos por el Cambio, aunque señaló que no está garantizado que Mauricio Macri sea quien conduzca ese frente en el futuro inmediato

“Tenemos la obligación y el deber de mantener el frente político, pero no tal como está, con las mismas caras, los mismos nombres, los mismos partidos que son al final de cuenta accidentes o formalidades: nos debemos a lo que la gente votó”, señaló Massot en una entrevista con Cenital al ser consultado sobre el futuro liderazgo en Cambiemos.

El diputado consideró que la dirigencia oficialista deber ser autocrítica sobre lo sucedido porque, dijo, “si no se disfraza una derrota de triunfo y perdemos una oportunidad histórica”.

“Le llevó 12 años a la oposición construir Cambiemos; al peronismo menos de un año y medio o, en el peor de los casos, cuatro volver a cicatrizar las heridas de los últimos años”, señaló. “Tenemos que dar un salto cualitativo y eso necesariamente implica que reconozcamos algunos liderazgos que pueden cambiar, que pueden mutar, que se pueden complementar o que pueden emerger con más fuerza o inclusive abrirnos al interior del país, que es algo que nos costó durante estos cuatro años”, añadió.

 

 

En esa línea, Massot relativizó la conducción del Presidente al frente del espacio. “Mauricio Macri va a estar; es actualmente presidente y uno puede hacer interpretaciones cruzadas de las razones del voto, pero es la persona que fue depositaria de ese 41%”, señaló. Y agregó que “con el paso del tiempo, lo que tendríamos que empezar a ver es la emergencia de otro tipo de liderazgos, no necesariamente de su propia fuerza, que muestre una diversidad que muchos reclamamos y nunca llegó”.

Y aclaró: “No se trata de Mauricio Macri sí o Mauricio Macri no. Él va a estar, eso lo descuento, y con un rol absolutamente preponderante y de conducción, lo cual no quiere decir que vaya a ser idéntico a como fue hasta ahora; no debe ser idéntico. Es difícil que nosotros esperemos que los resultados vayan a ser distintos en el futuro si no producimos ningún cambio. Solo hay una posibilidad de volver al poder sin cambiar nada: el fracaso del gobierno peronista y eso no lo tiene que querer nadie”.

Consultado sobre el reconocimiento a Emilio Monzó en la Cámara de Diputados, sostuvo que su trabajo en el recinto es “una muestra de cómo se pueden tomar posiciones políticas contundentes, antagónicas, y aun así superar la grieta fácil, la marquetinera, la utilitaria, la de impacto, la que en realidad busca no reflejar una diferencia genuina en un momento pasional sino simplemente explotar electoralmente una diferencia que existe en la sociedad argentina”.

Indicó que le “le consta” que muchos funcionarios “que tienen algún nivel de crítica o de autocrítica -lo cual es muy sano- no tuvieron la libertad de expresarlo de la misma manera que los legisladores” y remarcó que “es muy importante lo que ha ocurrido en términos de equilibrio de poder” y que a partir de ahora su “rol más importante es desde la oposición ayudando a que sea moderna, constructiva, propositiva y que desde allí entendamos los errores que cometimos como oficialismo y no supimos ver para entonces poder volver a ser una alternativa real de poder”.

“Así como te digo que nosotros tenemos la misión y la vocación de permanecer en Cambiemos porque fuimos armadores, partícipes fundadores de esta idea que compartimos, me parece la forma más sincera de encararlos es no esconder las críticas”, remarcó el jefe de la bancada oficialista.