X
El vicegobernador bonaerense remarcó que la medida tomada por el secretario de Salud es “acorde con los principios radicales en defensa de derechos".
Redacción 21/11/2019 11:10

Como sucedió a mediados del año pasado en pleno debate por el aborto legal, el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador volvió a diferenciarse de la gobernadora María Eugenia Vidal por este tema. Aunque en esta oportunidad se da en el marco de la aguda crisis interna desatada en Cambiemos por la actualización del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) dispuesta por el secretario de Salud nacional Adolfo Rubisntein, medida que el presidente Mauricio Macri encomendó anular, algo que aún –en plena tensión entre los socios del oficialismo saliente- no sucedió.

"El protocolo sobre Interrupción Legal del Embarazo da cumplimiento al fallo FAL de la CSJN y al Código Penal vigente en nuestro país, donde se trata de solucionar un grave problema de salud pública que afecta a niñas y adolescentes", escribió en su cuenta de Twitter el vice bonaerense para dejar en claro su “acompañamiento a la medida que tomó el secretario de Salud @RubinsteinOk”, la cual –en un marcado respaldo- definió como “acorde con los principios radicales en defensa de derechos".
 


Estas declaraciones se dan en un contexto donde la mandataria provincial saliente sostiene su posicionamiento en rechazo al aborto legal, con el antecedente de 2016, cuando la entonces ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortíz, renunció luego de que la gobernadora Vidal anulara la adhesión de la provincia de Buenos Aires al protocolo elaborado por la cartera de salud nacional en abril de 2015. 

Este miércoles, estalló una interna en Cambiemos cuando se conoció una resolución, impulsada por Rubinstein, que actualizaba el protocolo para la interrupción legal del embarazo (ILE) y que fue criticada por varios dirigentes de la alianza oficialista que se oponen a la legalización del aborto.

 

 

Mientras que en la Casa Rosada acusaban al secretario de Salud de tomar una medida inconsulta y hasta pedían su renuncia, el radicalismo expresó públicamente su apoyo para con el funcionario. Al respaldo de dirigentes boina blanca como Ernesto Sanz, se acoplaron las palabras de Salvador.