X
El diputado y armador macrista superó los cuestionamientos dando vuelta la elección. Ahora va de banca, habla de unidad -detrás de él- y deja que los díscolos opten.
Por 14/11/2019 9:56

El coqueto salón del complejo Puerto Norte de Rosario, con la presencia de 1.000 militantes y decorado con nuevo lema de optimismo tras ganar las elecciones, le sirvió de escenario al diputado nacional electo Federico Angelini para demostrar su peso en la conducción de Juntos por el Cambio Santa Fe, hablar de futuro y marcar el terreno en una interna que está a tiro.

Angelini terminó siendo el ganador de las elecciones santafesinas no sólo en lo que respecta a lo electoral encabezando la lista de diputados, sino también en la visión interna del macrismo santafesino. La demostración palpable de fuerza llegó a dos semanas de los comicios en un salón a la vera del río, desde donde demostró contener a los fiscales que participaron de la jornada electoral.

 

 

El hecho de haber dado vuelta diez puntos de las Paso a las generales reafirmó de por sí su liderazgo de años, cuestionado por algunos dirigentes. El angelinismo dice que no apurará las definiciones internas, más bien dejará que los resultados encaucen.

Ahora, con el pecho inflado y descansando en esa sorpresiva victoria, es que optó por llamar a la unidad sin tensar el vínculo con un sector cambiemita que no estuvo presente en la noche. En contacto con Letra P, buscó desmarcarse de la reprobación hacia el sector díscolo y opinó que “el 40% que eligió a Juntos por el Cambio es quien condena a quienes priorizan lo individual por sobre la unidad”. 

Las diferencias venían siendo arrastradas desde 2018 cuando desde los temblores económicos hicieron ruido en el armado político provincial, con eje en la candidatura de Roy López Molina para la intendencia de Rosario. Los cuestionamientos recayeron en Angelini pero todo emergió recién después de las Paso cuando Juntos por el cambio fue derrotado por amplio margen en Santa Fe.

El sector de López Molina, junto a concejales rosarinos (Renata Ghilotti, Agapito Blanco) y dos diputados provinciales (Sergio Mas Varela y Germán Mastrocola), avanzaron rápido en despegarse de su ala, sin creer que la elección podría darse vuelta como sucedió.  "El que ganó fue Mauricio Macri. Angelini perdió todo lo que dijo conducir porque hizo de la política una Pyme", retrucaron desde el sector opuesto.

 

 


El #SíSePuede que acompañó la campaña se cambió por el #EstoReciénEmpieza, un refresh que parecía que no llegaría después de las PASO, pero con el respaldo de las generales le dio un aire nuevo al espacio en Santa Fe.

“Va a ser fundamental seguir contando con todo este apoyo para volver más fuertes al gobierno y ser una opción de poder frente al PJ tanto a nivel provincial como nacional en las elecciones legislativas de 2021, que serán clave, y en las presidenciales del 2023”, se envalentonó, en línea con el nuevo hashtag.