X

Jorge Macri emerge como jefe de la oposición en Buenos Aires

Titular del PRO, intendente reelecto por segunda vez y con tropa legislativa y territorial propia, trabaja con vistas a 2023. Convocó a cumbre de alcaldes para este jueves en La Plata.

Por 29/10/2019 9:58

Cuando la gobernadora María Eugenia Vidal abandone la gobernación, el próximo 10 de diciembre, se encontrará con un escenario horizontal de poder en Cambiemos y un contendiente inmediato dispuesto a dar la batalla interna por conducir la oposición y con miras a la gobernación en 2023: el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Reelecto por segunda vez en su distrito sacándole 35 puntos de diferencia al segundo, con tropa propia en la Legislatura y en el territorio, además de la jefatura del PRO bonaerense, el primo del presidente de la Nación avanza en un sueño que siempre tuvo pero que postergó en función de las diferentes coyunturas: la gobernación de Buenos Aires.

Pragmático, rosquero y muy territorial, Macri nunca negó sus ambiciones, aunque a partir de la victoria de Vidal en 2015 debió supeditarlas a la construcción de la alianza Cambiemos, espacio donde se fortaleció y donde expandió su línea interna.

 

 

El jefe comunal, anfitrión en el cierre de campaña de Vidal, ya mueve fichas. Citó y el jueves en el Círculo de la Fuerza Aérea de Vicente López a todos sus pares del oficialismo, una reunión que luego decidió mudar a La Plata, a pedido de la gobernadora, quien aprovechará la ocasión para saludar de manera formal y post electoral a los intendentes.Allí, además de la evaluación sobre los comicios, se hará el análisis concreto del nuevo escenario donde Macri pretende pararse como uno de los conductores naturales y donde Vidal aún detenta la jefatura y trabaja en igual sentido: continuar llevando la corona y convertirse en jefa de la oposición. Aunque la elección la dejó herida. El impacto del recorte de 4 puntos que logró frente a su vencedor, Axel Kicillof, se diluye por la remontada histórica del otro Macri, el Presidente, de quien Vidal tomó distancia tras las Primarias. En ese marco, el intendente de Vicente López vuelve a irrumpir como el principal contendiente. Jorge Macri no perdió un segundo, la reunión del jueves en su pago chico estaba pautada antes de la elección general.

Jorge Macri fue durante todo el gobierno de la mandataria una pieza clave para la construcción del macrismo en la provincia y en esta última etapa, el encargado de apuntalar a sus pares del conurbano. Suma a la canasta de sus logros esta última tarea: 15 de los 18 municipios a los que asistió políticamente fueron retenidios por Cambiemos.

 

 

ESTRUCTURA. En 2011 se convirtió en el primer intendente PRO de la provincia en una carrera ascendente que lo había mostrado primero como diputado provincial, en 2005, como jefe del PRO bonaerense, desde 2006, y como candidato a la vicegobernación en fórmula con Francisco De Narváez, en 2007 (Frente Unión PRO).

Cuando Vidal arribó a la gobernación, él fue parte de la construcción del naciente Cambiemos. Cuatro años después, este proceso que acaudaló su tropa lo encuentra con una pata fuerte en la legislatura, con los senadores Juan Fiorini (Junín), Gabino Tapia (Vicente López) y los diputados Verónica Barbieri (Vicente López) y Mauricio Viviani (9 de Julio). Se suman a este sector los jefes comunales reelectos, Pablo Petrecca (Junín) y Ezequiel Galli (Olavarría), además de concejales y dirigentes territoriales.

 

 

Con esta dote, el jefe comunal de una de las comunas oficialistas de la Primera sección electoral buscará poner en consideración su rol y discutir el nuevo armado de un frente electoral que nació para gobernar y ahora deberá adecuarse a un nuevo rol de oposición.

En tanto, la UCR el partido de mayor volumen del espacio, también comienza por estas horas a plantear la necesidad de pararse de otro modo frente al nuevo escenario, donde además se cruzan sus propias internas.

Los boina blancas tienen en lo inmediato la elección del Comité Nacional, en diciembre próximo, y del comité provincia, en noviembre de 2020. Atravesados por estas cuestiones y sin un candidato propio visible, se mantienen expectantes del proceso reconfigurativo.