X
“Fue desafortunado, pero no es importante”, lo desestimó. Pidió responsabilidad para encarar un lunes financiero difícil. “En este momento, mi familia es toda la Argentina”, dijo.
Redacción 27/10/2019 12:02

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, rechazó este domingo con dureza los dichos del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien a primera hora había sugerido que “es posible que haya que esperar el escrutinio definitivo (dentro de varios días) para saber qué ocurrió con la elección”, esto es si de la misma surge un presidente electo o si se deberá esperar a un ballotage. “No me parece afortunado, pero tampoco me resulta importante”, lo desestimó el presidenciable.

Con respecto al desempeño de la empresa SmartMatic en el escrutinio provisorio, Fernández afirmó después de votar: “Confiemos que las cosas, aunque sea al final, las haga bien”.

Micrófono en mano y tras emitir su voto al mediodía, el peronista aseguró que “en este momento mi familia es toda la Argentina. Estemos tranquilos y asumamos este día como uno de alegría”.

 

 

Pocos minutos antes del mediodía, el candidato de Todos ingresó al edificio Santo Tomás Moro de la UCA en Puerto Madero en medio de una gran cantidad de periodistas y fotógrafos y de un notorio despliegue de seguridad.

Bajo una lluvia de pétalos rosas arrojadas por simpatizantes, llegó acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez, quien estaba vestida de blanco. Lo esperaba un grupo de colaboradores y recibió el saludo del exministro de Salud Ginés González García, quien votó en el mismo lugar.

 


Una vez allí, subió al primer piso para sufragar en la mesa 68, en el primer piso. Vestido con saco azul y camisa celeste sin corbata, siempre sonriente, hizo una cola de solo cuatro personas.

Tras emitir su sufragio y en medio de los gritos de sus seguidores y pedidos de selfies, respondió algunas preguntas de los periodistas, en general referidas a la herencia que deja el gobierno de Mauricio Macri y lo que se debe esperar sobre el futuro.

“Lo que viene será de mucho esfuerzo, pero lo vamos a hacer juntos y felices”, aseveró.

 


Con respecto a la temida reacción del mercado financiero este lunes señaló que “estamos en una enorme crisis y todos tenemos que tener mucha responsabilidad. Va a ser el esfuerzo de todos”.

“Tenemos que tomar esto como una jornada histórica, como una nueva elección en la Argentina, e iniciar el tiempo que viene con tranquilidad. Vamos a trabajar absolutamente todos por un país mejor, se terminó el nosotros y el ellos”, insistió.

Fernández volvió a referirse al noveno aniversario de la muerte de Néstor Kirchner, tema que, dijo, lo “emociona” y del que habló el sábado a la noche con su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner.

“Siento que Dios existe y que decidió que los argentinos votemos justo el día en que se fue Néstor. Lo quiero cada día más, lo extraño y sé que, desde donde esté, me estará ayudando”, dijo.