X
Este domingo, tras cuatro años de gobierno de Peppo, el intendente de Resistencia quiere volver al cargo que ocupó entre 2007 y 2015. La UCR apuesta a Carim Peche. No hubo PASO y hay diez candidatos.
Por 11/10/2019 19:58

Después de cuatro años al frente del municipio de Resistencia, Jorge Capitanich buscará este domingo suceder a Domingo Peppo y volver a consagrarse gobernador de Chaco, el cargo que ocupó entre 2007 y 2015. Será este domingo, en la última elección provincial que se disputará antes de las nacionales del 27 de octubre.  El intendente de la capital tendrá como principal adversario al radical Carim Peche, uno de los diez candidatos anotados en la pelea.

Capitanich llegará a la pelea por la gobernación con un triunfo reciente en haber. El intendente de la capital provincial fue candidato a senador en las elecciones nacionales del 11 de agosto y venció en la interna del Frente de Todos a Peppo, su sucesor en la gobernación en 2015. En esa disputa, el peronismo obtuvo en la provincia el 60,90% de los votos, frente al 25,13 de Juntos por el Cambio. Capitanich consiguió un cómodo 41% de los votos, una ventaja de 20 puntos sobre Peppo. Con ese número reciente en la cabeza, Capitanich piensa en que le será fácil sortear la elección de este domingo.

Inmersos en una durísima guerra interna, el 22 de junio, cuando se cerraron las listas nacionales, Peppo y Capitanich inscribieron sus precandidaturas a senadores, a sabiendas de que ninguno de los dos tenía como objetivo desembarcar en la Cámara alta. La elección nacional serviría, entonces, para que los dos dirigentes midieran fuerzas antes de disputar la gobernación el 13 de octubre.

 

 

La pelea fue desigual. Aunque ambos compitieron en la interna del Frente de Todos, solo Capitanich consiguió llevar el cuerpo de la boleta presidencial de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner adherido a la suya.

Pese a su buena relación con Fernández, el gobernador sufrió el veto de Cristina, que bendijo a Capitanich, uno de sus dirigentes de mayor confianza y dueño de un enorme caudal de votos en la provincia. El intendente de Resistencia, que estuvo al mando de Chaco mientras CFK era presidenta, siempre tuvo como objetivo volver a la gobernación. Su plan chocó este año con los deseos de reelección de Peppo y la fractura peronista fue inevitable.

 

 

Pero las aguas se aquietaron después de las elecciones nacionales. Peppo bajó su candidatura y, con la mediación del propio Fernández y del gobernador vecino y presidente del Congreso Nacional del PJ, Gildo Insfrán, los dirigentes retomaron el diálogo y el peronismo dejó en pie una sola lista para las elecciones a gobernador, la de Capitanich, en la que negociaron la inclusión de actuales funcionarios del gobierno de Peppo, como el secretario general de la Gobernación Roberto Acosta, y la ministra de Gobierno, Jessica Ayala.  El gobernador apoyó la lista del Frente Chaqueño, pidió el voto en un video que publicó esta semana en su cuenta de Twitter y prometió trabajar como "un soldado" por el triunfo electoral. Capitanich lleva como candidata a vicegobernadora a la diputada Analía Rach Quiroga.

Por su parte, el radicalismo, que gobernó la provincia entre 1995 y 2007 y tiene en territorio chaqueño un voto consolidado, apostará a Peche en esta elección. El diputado provincial fue, entre 1999 y 2007, intendente de la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña, la segunda ciudad de la provincia por cantidad de habitantes.

Peche llevará como candidato a vicegobernador al ex mandatario Roy Nikisch y aspirará a que el Frente Chaco Merece Más no alcance el triunfo en primera vuelta y tenga que ir a un ballotage. Como en el ámbito nacional, para evitar la segunda vuelta el candidato ganador debe llegar al 45% de los votos u obtener el 40% y diez puntos de ventaja sobre el segundo.

 

 

En este caso, la oposición cuenta con un obstáculo: a principios de abril, cuando todavía aspiraba a disputar la gobernación, Peppo decidió eliminar las PASO. Sin el filtro del piso de votos que se requiere habitualmente para superar las primarias y con muchas fragmentaciones internas, en las elecciones generales se anotaron diez  candidatos a gobernador. La división favorece, sin dudas, al peronismo gobernante.

Además de las boletas de Capitanich (Frente Chaqueño) y Peche (Chaco Somos Todos), los chaqueños encontrarán en el cuarto oscuro las del ex vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff (Frente Integrador), el senador nacional Eduardo Aguilar (Frente por la Educación y el Trabajo), Carlos Martínez Fidani (Consenso Federal), Aurelio Díaz (Partido Obrero),  Raúl Pacheco (Acción Chaqueña), Raúl Castells (Movimiento Izquierda, Justicia y Dignidad), Rubén Levrino (Proyecto Sur) y Emerenciano Cena (Partido Socialistas Unidos por Chaco).