X
Este viernes habrá una movilización en Mar de Ajó y el 1º de febrero en Necochea, las dos plazas afectadas. Preocupa la reubicación del personal. El planteo del sindicato.
Por 24/01/2019 18:50

En enero de 2018, con el anuncio del llamado a licitación para el control de las máquinas tragamonedas en jurisdicción bonaerense, la gobernadora María Eugenia Vidal comenzó a decidir sobre la suerte de los casinos de Mar de Ajó y Necochea: el cierre. Un año más tarde, ya existe una fecha para la concreción de esa medida: el 31 de marzo. Sin embargo, los trabajadores de esas salas de juego se resisten a esta decisión que los afectaría directamente.

Sucede que, a pesar de que existe el compromiso provincial de no despedir personal, la reubicación de los cerca de 180 trabajadores podría resultar un problema para ellos. Todos los empleados involucrados viven en las localidades donde están ubicados los mencionados casinos por lo que el traslado implicaría viajes diarios de varios kilómetros para mudar sus tareas laborales.

Ante tal escenario, se refuerza el reclamo gremial tendiente a retrotraer la medida. Este viernes, los casineros llevarán a cabo una movilización en Mar de Ajó, mientras que el 1º de febrero harán lo propio en Necochea.
 


En diálogo con Letra P, el presidente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales (AECN), Daniel Méndez, pidió “una oportunidad” para estas salas: “Si dicen que a la gente la van a mantener, que van a seguir pagando salarios, ¿por qué no le dan la oportunidad a un prestador de servicios que haga la inversión?. En Pinamar la tienen que hacer, va un casino nuevo, entonces ¿por qué a una ciudad turística se le saca la posibilidad de tener un casino?”

Daniel Méndez, presidente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales (AECN), pidió "una oportunidad" para las salas de Mar de Ajó y Necochea

Del proceso licitatorio que este miércoles llegó a su instancia de apertura de sobres con las ofertas económicas para el manejo de las tragamonedas en siete casinos bonaerenses, Mar de Ajó y Necochea no son parte, aunque Méndez aseguró que en un primer momento de la gestión Vidal, cuando estaba Melitón López a cargo de Lotería y Casinos, esas plazas estaban contempladas: “En los primeros pliegos Necochea iba con un edificio entre tres y cuatro estrellas. No entendemos el porqué del cambio”, dijo el gremialista, quien reconoció que existe un marcado deterioro en ambas salas pero que ese panorama también abarca a casinos que sí fueron incluidos en la licitación en proceso actualmente.

“En los dos lugares habría posibilidad de los prestadores de servicio de hacer la inversión. El Estado no tendría que hacer ningún gasto, ninguna inversión, el personal estaría, entonces la pregunta es por qué esos dos casinos”, enfatizó a la vez que resaltó: “Tenemos que tomar conciencia que hace años que el Estado provincial que no hace inversión, por consiguiente están obsoletos, hay casinos que ni siquiera prestan un servicio como es gastronomía, entonces si tenemos que competir, compitamos en serio, ya no hay elementos de nada en los casinos”.




Al resaltar que “en algunos casinos no hay ni agua potable”, el titular del gremio de los casineros subrayó: “No se hacen mantenimiento de los edificios, de los tanques de agua entonces directamente ponemos dispensers nosotros, tenemos otra calidad de agua”.

En el partido de La Costa, donde se emplaza el casino de Mar de Ajó, existen cuatro bingos, el más cercano a la sala que se prevé cerrar está a escasos metros y es propiedad de Daniel Mautone, el socio de Daniel Angelici en otros bingos bonaerenses y que compite actualmente por uno de los tres lotes de casinos que puso en juego Vidal para el manejo de las máquinas tragamonedas por 20 años.





Voces oficiales ratificaron a Letra P la decisión de la mandataria de cerrar estos casinos en marzo, cuando ya existan definiciones sobre los nuevos concesionarios de las tragamonedas en las restantes salas. Pero el titular de AECN insistió en su pedido por ser recibidos por las autoridades para hacer sus planteos: “Pedimos que nos escuchen, que nos podamos sentar”, expresó.

Méndez sostuvo que había empresas interesadas en el manejo de estas salas: “Lo que preguntamos es por qué llegamos a esto. Distinto hubiese sido si se los incluía en la licitación y no se presentaba ningún interesado por los casinos de Necochea y Mar de Ajó. Pero hablamos con algunas empresas y había interés”.



REUBICACIÓN PREOCUPANTE. Una vez que se bajen las persianas de estos casinos, la Provincia contempla la reubicación de sus trabajadores. Pero las distancias con las salas más próximas hacen prever una problemática en puerta que preocupa: “De Necochea, el casino más cercano es Miramar que tenés 100 kilómetros para ir y otros para volver. No es una zona urbana, no es ir de La Plata a Buenos Aires, esto es todo ruta, no hay transporte urbano, tendrías que conseguirte algún medio, ¿van a tener que vender la casa y comprar en Miramar? Hay gente que está con el Procrear, mucha gente joven. Es traumático, no podés viajar todas las noches 200 kilómetros para ir a trabajar”.

Y añadió en esa línea: “La gente que tiene una familia y está arraigada, no se va a ir a otro lugar. Esto ya nos pasó y fue traumático, cuando los casinos nacionales pasaron a la provincia, algunos renunciaron y otros se fueron a Mar del Plata dejando a la familia”.