X
Sin agenda pautada, el líder del Frente Renovador apela a recorridos sin anticipos. Los encuentros amigables con intendentes propios y el relato en las redes sociales.
Redacción 10/01/2019 14:01

#HayAlternativa dicen todas las publicaciones en las redes sociales del ex diputado nacional y conductor del Frente Renovador, Sergio Massa. En las últimas horas, la frase - que según el posteo se mezcla con otros hashtag - acompañó escenas fotografiadas en el territorio conducido por María Eugenia Vidal. En carrera como uno de los posibles candidatos a disputarle el sillón a Mauricio Macri, el tigrense comenzó su recorrido de campaña visitando suelo amigo.

“¡En marcha! #ManoAMano #Miramar #HayAlternativa”, tuiteó Massa el miércoles por la tarde, junto a un video, en el que marcaba que su punto de partida en el territorio bonaerense sería General Alvarado, distrito conducido por Germán Di Césare, intendente que integra la tropa provincial del Frente Renovador.

 

 

Si bien aún no confirmó su candidatura, Massa – que integra la sociedad electoral peronista Alternativa Argentina - ha insinuado en varias ocasiones que podría reeditar la batalla electoral que ya jugó en 2015. En ese marco, las apariciones públicas se distanciaron de la estrategia comunicacional aplicada en campañas anteriores: no hay anuncio previo de su agenda, evita encuentros con simpatizantes de su espacio, no hay conferencia de prensa, se reúne con representantes del sector productivo y dejó de lado el uso institucional y partidario de las redes sociales para dar lugar a una explotación más personal de las actividades.

“Esta bueno recorrer el país, la ruta, charlando con la gente”,  dijo el miércoles mientras conducía su auto camino a Miramar y aprovechó el foco de la cámara para desmenuzar críticas a la gestión Cambiemos y dejar pistas sobre los puntos de la campaña: “La gente del interior tiene otros problemas que tienen que ver con la falta de federalismo que tiene la Argentina”, dijo mirando al camino.

 

 

Descontracturado y risueño, más tarde, relató la  lista de sus preferidos a la hora de musicalizar el viaje: “Estoy armando una buena lista en Spotify para la ruta, para ir tomando mate y escuchando música”, dijo y agregó que no podía faltar “Pablito Lescano, Gilda, y aunque algunos se me enojen, algo romántico de (Ricardo) Arjona”.

En los pagos conducidos por el clan Hogan, además de reunirse con el jefe comunal, visitó la  empresa Nesmaral especializada en la producción, almacenaje, lavado y embolsado de papas, donde dialogó con el personal y se interiorizó del funcionamiento actual de la cadena comercial. Luego se trasladó hacia el polo tecnológico situado en el balneario “Las Brusquitas”, donde se informó sobre la marcha de las industrias TIC’s.

 

 

La agenda la retomó este jueves al mediodía. Otra vez a bordo de su auto, apeló a las etiquetas #ManoAMano #HayAlternativa para informar por Twitter que el próximo destino sería Chascomús, distrito conducido por otro jefe comunal amigo, Javier “chapa” Gastón, vecinalista aliado del Frente Renovador.

“Seguimos viaje a Chascomús”, dijo al subir al auto y agregó que el tema musical elegido para retomar sería “Lago en el Cielo”, de Gustavo Ceratti. “Vos sabés que la última vez que vinimos a Chascomús, vinimos a una fábrica de botas para bomberos de todo el país”, señaló en su  primera aparición en las redes y agregó que los productores “tienen el mismo problema que otros: les abrieron la importación y le cuesta vender botas a los cuarteles de bomberos”. Lo mismo, indicó, les pasa a otras industrias asentadas en ese municipios: “Les cuesta vender chip, porque compite con chip chinos; en el material ferroviario en lugar de generar laburo en la fábrica de Chascomús, están importando material chino”, en referencia a Unitec Blue y la metalúrgica Emepa, ambas en crisis productiva.  

 

 

Durante su paseo por el distrito del ex presidente Raúl Alfonsín, Massa se reunió con el intendente, dialogó con vecinos en proximidades a la laguna y visitó un hogar de abuelos que, según tuiteó, “pasó de ser un búnker de la droga a un centro solidario y de encuentro para los vecinos”.

Con videos y visitas sorpresa, Massa puso primera en el territorio bonaerense

Sin agenda pautada, el líder del Frente Renovador apela a recorridos sin anticipos. Los encuentros amigables con intendentes propios y el relato en las redes sociales.

#HayAlternativa dicen todas las publicaciones en las redes sociales del ex diputado nacional y conductor del Frente Renovador, Sergio Massa. En las últimas horas, la frase - que según el posteo se mezcla con otros hashtag - acompañó escenas fotografiadas en el territorio conducido por María Eugenia Vidal. En carrera como uno de los posibles candidatos a disputarle el sillón a Mauricio Macri, el tigrense comenzó su recorrido de campaña visitando suelo amigo.

“¡En marcha! #ManoAMano #Miramar #HayAlternativa”, tuiteó Massa el miércoles por la tarde, junto a un video, en el que marcaba que su punto de partida en el territorio bonaerense sería General Alvarado, distrito conducido por Germán Di Césare, intendente que integra la tropa provincial del Frente Renovador.

 

 

Si bien aún no confirmó su candidatura, Massa – que integra la sociedad electoral peronista Alternativa Argentina - ha insinuado en varias ocasiones que podría reeditar la batalla electoral que ya jugó en 2015. En ese marco, las apariciones públicas se distanciaron de la estrategia comunicacional aplicada en campañas anteriores: no hay anuncio previo de su agenda, evita encuentros con simpatizantes de su espacio, no hay conferencia de prensa, se reúne con representantes del sector productivo y dejó de lado el uso institucional y partidario de las redes sociales para dar lugar a una explotación más personal de las actividades.

“Esta bueno recorrer el país, la ruta, charlando con la gente”,  dijo el miércoles mientras conducía su auto camino a Miramar y aprovechó el foco de la cámara para desmenuzar críticas a la gestión Cambiemos y dejar pistas sobre los puntos de la campaña: “La gente del interior tiene otros problemas que tienen que ver con la falta de federalismo que tiene la Argentina”, dijo mirando al camino.

 

 

Descontracturado y risueño, más tarde, relató la  lista de sus preferidos a la hora de musicalizar el viaje: “Estoy armando una buena lista en Spotify para la ruta, para ir tomando mate y escuchando música”, dijo y agregó que no podía faltar “Pablito Lescano, Gilda, y aunque algunos se me enojen, algo romántico de (Ricardo) Arjona”.

En los pagos conducidos por el clan Hogan, además de reunirse con el jefe comunal, visitó la  empresa Nesmaral especializada en la producción, almacenaje, lavado y embolsado de papas, donde dialogó con el personal y se interiorizó del funcionamiento actual de la cadena comercial. Luego se trasladó hacia el polo tecnológico situado en el balneario “Las Brusquitas”, donde se informó sobre la marcha de las industrias TIC’s.

 

 

La agenda la retomó este jueves al mediodía. Otra vez a bordo de su auto, apeló a las etiquetas #ManoAMano #HayAlternativa para informar por Twitter que el próximo destino sería Chascomús, distrito conducido por otro jefe comunal amigo, Javier “chapa” Gastón, vecinalista aliado del Frente Renovador.

“Seguimos viaje a Chascomús”, dijo al subir al auto y agregó que el tema musical elegido para retomar sería “Lago en el Cielo”, de Gustavo Ceratti. “Vos sabés que la última vez que vinimos a Chascomús, vinimos a una fábrica de botas para bomberos de todo el país”, señaló en su  primera aparición en las redes y agregó que los productores “tienen el mismo problema que otros: les abrieron la importación y le cuesta vender botas a los cuarteles de bomberos”. Lo mismo, indicó, les pasa a otras industrias asentadas en ese municipios: “Les cuesta vender chip, porque compite con chip chinos; en el material ferroviario en lugar de generar laburo en la fábrica de Chascomús, están importando material chino”, en referencia a Unitec Blue y la metalúrgica Emepa, ambas en crisis productiva.  

 

 

Durante su paseo por el distrito del ex presidente Raúl Alfonsín, Massa se reunió con el intendente, dialogó con vecinos en proximidades a la laguna y visitó un hogar de abuelos que, según tuiteó, “pasó de ser un búnker de la droga a un centro solidario y de encuentro para los vecinos”.