X
Álvarez Saavedra, vice de la UIA y jefe de Gador y la cámara de nacionales, le dijo a Letra P que “ella dice cosas que no tienen que ver con la realidad”. Qué dijo de Quintana y el fantasma Farmacity.
Por 04/09/2018 17:13

Alberto Álvarez Saavedra es uno de los vices de la UIA que viene del sector de los laboratorios nacionales, ese rubro que Elisa Carrió acusó en las últimas horas de haber conspirado para echar del gobierno a Mario Quintana, el ex Farmacity. En diálogo con Letra P, el CEO de Gador le respondió a la líder de la Coalición Cívica: “Nunca tumbamos ministros ni presidentes”, aseguró y se metió de lleno en la polémica que el ex vicejefe de Gabinete tenía con las farmacias del conurbano. También se refirió al perfil y las posibilidades del Gobierno en 2019: “Hay que darle la oportunidad, pero que en el interín no se mueran todos”.

-¿Tienen una relación diferente con el ministro Dante Sica en Producción?

-Con Sica hay más información que la que había antes, un acercamiento mayor a los temas de la industria. Trabaja con Abeceb auscultando el mercado, tiene información real de lo que pasa en los sectores. Con una persona así es más fácil hablar que con la que descree y la tiene que ir a chequear. Él reconoció que tuvieron errores forzados, de ellos, propios. ¿Cuántos días hace que está Sica? Y hoy tiene tres ministerios. Creo que hay que darle la ventaja de que asuma y tome decisiones.

-Carrió estuvo en CAME y les apuntó a los laboratorios como responsables de haber corrido a Quintana de su cargo. ¿Fue así?

-Ella no tiene idea de lo que pasa en realidad. No es así, no tiene nada que ver con eso. Los laboratorios no quieren ni pueden ni han podido tumbar a ningún ministro ni a ningún presidente. Nunca tumbamos ministros ni presidentes. La situación es sorprendente, porque dice cosas que no tienen que ver con la realidad. ¿De dónde las sacó? La verdad, no lo sé. Pero si ella ha encontrado que le sirve defender a Quintana, como ella dijo, que los defiende porque son los que laburan, la culpa no la tiene la industria farmacéutica. Quintana lo que tenía era acciones en Farmacity, que es competidor con las farmacias, no con nosotros. Las farmacias son 14.000, hablás de a una con ellas, no tienen capacidad de hacer nada contra alguien tan grande. Entonces, si no son ellos, ¿quién es? ¿Quién está? Parece que estuviera buscando algo detrás. Las farmacias defienden su laburo en la provincia de Buenos Aires y ellos son los que iniciaron demandas contra Farmacity. Y Farmacity fue más allá y dice que no le gusta la ley y la quiere anular.

 

 

-Sí tuvieron ustedes un choque con el Gobierno por precios, cuando les pidieron bajarlos.

-Hubo negociaciones muy duras porque también hubo una situación insólita. Carrió dice que cuando nos apretaron bajamos 130% los precios. Pero eso fue una licitación para productos para hemofilia, donde los únicos dos proveedores fueron multinacionales, no locales. Y pudieron ofrecer ese precio porque tenían productos de cercano vencimiento.

"Yo voy a hacer todo lo posible para que el Gobierno llegue a 2019".

-¿Carrió le suma o le resta al Gobierno con esas declaraciones?

-Eso lo tiene que decir el Gobierno. Le valoro que haya tenido siempre el coraje de denunciar todas las cosas que estaban mal y un ciudadano de a pie no tenía la información suficiente para hacer la denuncia. Ahora, de ahí en más, ella no hace la política del Gobierno. La gente presta atención a lo que dice, pero aquí se confunde.

-Rattazzi, de FIAT, apuntó que hay sectores que quieren desestabilizar. ¿Coincide?

-Yo voy a hacer todo lo posible para que el Gobierno llegue a 2019. Todas las oposiciones siempre pretenden poner una piedra en el camino para ganar, sobre todo cuando ve que el otro está un poco débil, pero este gobierno ha hecho cosas que nunca las vi.

-Si hoy fueran las elecciones, ¿quién ganaría?

-A mí me gustaría que tengamos el tiempo suficiente para probar este nuevo modelo. Ningún país puede cambiar en cuatro años. Ahora, al Gobierno hay que darle la oportunidad, pero que en el interín no se mueran todos.

Los laboratorios a Carrió: “Nunca tumbamos ministros ni presidentes”

Álvarez Saavedra, vice de la UIA y jefe de Gador y la cámara de nacionales, le dijo a Letra P que “ella dice cosas que no tienen que ver con la realidad”. Qué dijo de Quintana y el fantasma Farmacity.

Alberto Álvarez Saavedra es uno de los vices de la UIA que viene del sector de los laboratorios nacionales, ese rubro que Elisa Carrió acusó en las últimas horas de haber conspirado para echar del gobierno a Mario Quintana, el ex Farmacity. En diálogo con Letra P, el CEO de Gador le respondió a la líder de la Coalición Cívica: “Nunca tumbamos ministros ni presidentes”, aseguró y se metió de lleno en la polémica que el ex vicejefe de Gabinete tenía con las farmacias del conurbano. También se refirió al perfil y las posibilidades del Gobierno en 2019: “Hay que darle la oportunidad, pero que en el interín no se mueran todos”.

-¿Tienen una relación diferente con el ministro Dante Sica en Producción?

-Con Sica hay más información que la que había antes, un acercamiento mayor a los temas de la industria. Trabaja con Abeceb auscultando el mercado, tiene información real de lo que pasa en los sectores. Con una persona así es más fácil hablar que con la que descree y la tiene que ir a chequear. Él reconoció que tuvieron errores forzados, de ellos, propios. ¿Cuántos días hace que está Sica? Y hoy tiene tres ministerios. Creo que hay que darle la ventaja de que asuma y tome decisiones.

-Carrió estuvo en CAME y les apuntó a los laboratorios como responsables de haber corrido a Quintana de su cargo. ¿Fue así?

-Ella no tiene idea de lo que pasa en realidad. No es así, no tiene nada que ver con eso. Los laboratorios no quieren ni pueden ni han podido tumbar a ningún ministro ni a ningún presidente. Nunca tumbamos ministros ni presidentes. La situación es sorprendente, porque dice cosas que no tienen que ver con la realidad. ¿De dónde las sacó? La verdad, no lo sé. Pero si ella ha encontrado que le sirve defender a Quintana, como ella dijo, que los defiende porque son los que laburan, la culpa no la tiene la industria farmacéutica. Quintana lo que tenía era acciones en Farmacity, que es competidor con las farmacias, no con nosotros. Las farmacias son 14.000, hablás de a una con ellas, no tienen capacidad de hacer nada contra alguien tan grande. Entonces, si no son ellos, ¿quién es? ¿Quién está? Parece que estuviera buscando algo detrás. Las farmacias defienden su laburo en la provincia de Buenos Aires y ellos son los que iniciaron demandas contra Farmacity. Y Farmacity fue más allá y dice que no le gusta la ley y la quiere anular.

 

 

-Sí tuvieron ustedes un choque con el Gobierno por precios, cuando les pidieron bajarlos.

-Hubo negociaciones muy duras porque también hubo una situación insólita. Carrió dice que cuando nos apretaron bajamos 130% los precios. Pero eso fue una licitación para productos para hemofilia, donde los únicos dos proveedores fueron multinacionales, no locales. Y pudieron ofrecer ese precio porque tenían productos de cercano vencimiento.

"Yo voy a hacer todo lo posible para que el Gobierno llegue a 2019".

-¿Carrió le suma o le resta al Gobierno con esas declaraciones?

-Eso lo tiene que decir el Gobierno. Le valoro que haya tenido siempre el coraje de denunciar todas las cosas que estaban mal y un ciudadano de a pie no tenía la información suficiente para hacer la denuncia. Ahora, de ahí en más, ella no hace la política del Gobierno. La gente presta atención a lo que dice, pero aquí se confunde.

-Rattazzi, de FIAT, apuntó que hay sectores que quieren desestabilizar. ¿Coincide?

-Yo voy a hacer todo lo posible para que el Gobierno llegue a 2019. Todas las oposiciones siempre pretenden poner una piedra en el camino para ganar, sobre todo cuando ve que el otro está un poco débil, pero este gobierno ha hecho cosas que nunca las vi.

-Si hoy fueran las elecciones, ¿quién ganaría?

-A mí me gustaría que tengamos el tiempo suficiente para probar este nuevo modelo. Ningún país puede cambiar en cuatro años. Ahora, al Gobierno hay que darle la oportunidad, pero que en el interín no se mueran todos.