X

"Cavalieri acordó con Triaca una paritaria del 15% atada a la elección"

El dirigente que busca desbancar al "Gitano" del sindicato de mercantiles denuncia un acuerdo con Trabajo para los comicios internos. Quiere una CGT unificada: "No hay perros de tres cabezas".

Por 19/08/2018 10:22

Escuchame, es un hombre de 90 años, tratemos de darle una mano”. Ramón Muerza cierra así una llamada para atender a Letra P en su bunker de campaña en el barrio de San Telmo. El llamado esboza la línea argumental que el actual secretario de organización del sindicato de Empleados de Comercio de la Ciudad, la seccional más importante del sindicato más numeroso del país, despliega para explicar por qué quiere desplazar de la conducción a Armando Cavalieri, uno de los pesos pesados de la historia reciente de la CGT.

Nosotros queremos un sindicato con sentido de pertenencia”, dice el dirigente oriundo de Cañuelas que, entre otras propuestas, reclama que su gremio se ponga al frente de planes de vivienda para los afiliados, algo que ya ensayó en Cotola empresa en la que inició su carrera gremial. Sus más de 34 años de trabajo en esa cadena de supermercados es uno de los elementos por los que los operadores de Cavalieri lo señalan como protegido y candidato de Alfredo Coto, algo que Muerza rechaza.

Como contraataque, el candidato de la lista Granate Morada que quiere dar el batacazo el 28 de septiembre acusa al Ministerio de Trabajo de operar a favor del “Gitano”. Cavalieri acordó con (el ministro de Trabajo, JorgeTriaca una paritaria del 15% atada a la elección”, dice sobre un supuesto acuerdo que aplanó la recomposición salarial a cambio de garantizarse un triunfo electoral el mes que viene.

Según Muerza, el volumen y poder del Sindicato de Comercio no se condice con el rol que hoy juega dentro de la central obrera. Hoy el sindicato no ocupa ningún rol, no tiene una voz ni de mando, ni de fuerza, ni de posición”, dice sobre el sector que llega a agrupar a más de un millón de empleados a nivel nacional. Por esto, asegura que vienen tiempos de renovación en el mundo sindical que van a impactar de lleno en los equilibrios de poder dentro de la CGT: “La elección en Comercio va a ser también una señal hacia adentro del movimiento obrero, una señal de que se puede”.


 

BIO. Empezó a trabajar a los siete años haciendo changas que lo llevaron a juntar vidrio y lustrar zapatos, hasta que a los 14 empezó a trabajar en un frigorífico en Cañuelas, el pueblo donde nació. Años después entró a trabajar en Coto, donde inició su carrera gremial en el Sindicato de Comercio. Desde hace diez años integra el Consejo Directivo como secretario de Organización. Desde ese lugar construyó su poder interno, que mostró los últimos meses movilizando miles de fiscales paras las elecciones del 28 de septiembre donde intentará desbancar a Armando Cavalieri.

 


 

-¿Por qué es necesaria hoy una renovación en el Sindicato de Empleados Comercio (SEC)?

-Es un tema que venimos planteando adentro del sindicato desde hace tiempo. De hecho, Cavalieri se había comprometido a que nos iba a dar el lugar pero, en noviembre del año pasado, dijo: “No, voy yo”. Pero nosotros ya nos habíamos comprometido con nuestros compañeros, e incluso políticamente con algunos sectores. Nosotros queremos ser una alternativa dentro del gremio. Acá nadie mira el reloj para militar, están todos dispuestos. 

-Ahora, usted es un dirigente que participa desde hace años en la directiva del gremio. ¿En qué coincide y en qué se diferencia de Cavalieri?

-Me reconozco negociador, algo que aprendí de él. Me gusta la discusión, me gusta sentarme. Yo doy por hecho que la negociación es parte de ser dirigente porque si llegás a un conflicto es porque es un fracaso tuyo. Y lo que me diferencia es el querer tener otra clase de sindicato: activo, en la calle, con delegados de base, el gremio a disposición de la gente. En Coto, de donde vengo yo, hicimos planes de vivienda que es el sueño de todo trabajador. Yo hablo de un sindicato con sentido de pertenencia, donde tengamos un sanatorio maternal, donde los hijos de los empleados de comercio nazcan en su propio sanatorio, donde la primer ropita que se pongan se la dé el sindicato, que si los padres trabajan vayan a la guardería de su sindicato y que tengan una colonia de vacaciones y los chicos vuelvan a su casa con la gorrita, la mochila y la remerita de su sindicato. Eso para mí es sentido de pertenencia.

-¿Y están los recursos para hacer eso?

-Hemos ido a memorias y balances del gremio donde decimos que tenemos tanta plata guardada en el banco. Hay que saber administrar, ser respetuosos con la plata de los empleados de comercio, pero hay que volcarla donde la tenemos que ubicar. Esa es la diferencia que tenemos nosotros.

"Creo que dentro del movimiento obrero se tiene que terminar el egoísmo y si un compañero que mide más en Catamarca es de Jaboneros, que sea de Jaboneros el candidato a diputado nuestro. Pero en beneficio del movimiento obrero."

-¿Quienes son los candidatos de la lista Granate Morada?

-Son 100% delegados de base, el 50% son mujeres. Nosotros no fuimos a buscar un cupo del 30%, las compañeras que están son las que tienen que estar, las que tienen que tener representación porque son delegadas de base. Cuando vos me preguntás cuáles son las diferencias, son estas: Cavalieri quiere hacer una elección chiquita en el sindicato, nosotros queremos hacer una grande, en los lugares de trabajo. 

-¿Y con respecto a la CGT? ¿Qué central se imagina?

-Yo entiendo que tiene que ser una CGT unificada con formación de cuadros. Interpreto que Las 62 Organizaciones tienen que ser el brazo político del movimiento obrero, donde tengamos 23 diputados nacionales. Creo que dentro del movimiento obrero se tiene que terminar el egoísmo y si un compañero que mide más en Catamarca es de Jaboneros, que sea de Jaboneros el candidato a diputado nuestro. Pero en beneficio del movimiento obrero.

- ¿Es posible una CGT de esas características con los dirigentes que la conducen hoy?

-Se viene una renovación, por eso me imagino eso. Creo que se van a modificar un montón de cosas en el tiempo que viene. Me parece a mí que hay otros aires. Yo converso con distintos compañeros de distintos sindicatos, milito desde siempre, y tienen esa idea. Creo que la elección en Comercio va a ser también una señal hacia adentro del movimiento obrero, una señal de que se puede.

-Desde el cavalierismo dicen que Coto, la empresa donde empezó a trabajar, banca su candidatura. ¿Usted qué respondería?

-Que le pregunten a los empleados de Coto por qué lo bancan a Ramón. Desde el cavalierismo dicen eso porque no sienten el orgullo de tener un recibo de sueldo con 34 años de antigüedad. Yo un día fui a buscar trabajo, me dieron en Coto y me puse la remera de Coto como muchos compañeros la usan hoy. Lo conozco a Alfredo Coto porque tengo relación desde que entré a trabajar y desde que salí como delegado. Coto es la empresa con más delegados dentro del gremio. Hoy tenemos 126 delegados en Capital Federal que son de Coto, han participado hasta seis listas en las elecciones. No hay empresa más democrática, sindicalmente hablando, que Coto. Ese es mi orgullo.

 

 

-También dicen que el Gobierno prefiere que gane usted a que gane Cavalieri.

-Esa es la primera vez que la escucho (risas). Tengo muy buena relación con mucha gente del Gobierno por mi militancia política dentro del PJ de Capital Federal. Tengo relación con el Jefe de gobierno porteño (Horacio Rodríguez Larreta), con el vice jefe (Diego Santilli), con (el ministro de Seguridad bonaerense) Cristian Ritondo, tengo la suerte de conocerla a María Eugenia (Vidal), mi hijo es concejal por el PRO en Cañuelas… Con algunos de ellos tengo una relación personal. Capaz que a los que conozco sí los pone contento si gano, pero no creo que al ministro de Trabajo le alegre que ganemos nosotros.

 

-Cavalieri acordó con el Ministerio de Trabajo una paritaria del 15% atada a la elección. Lo que se acordó de paritarias para los empleados de comercio está atado a la elección del mes que viene.

-¿Por qué?

Porque desde el Ministerio de Trabajo le garantizan distintas cosas.

-¿Para la elección interna de Comercio?

Para la elección del gremio: homologar una asamblea que no corresponde, la fiscalización de la elección… Nosotros estamos muy preocupados por eso. Si Trabajo va a intervenir en la vida de los sindicatos estamos en problemas. Yo me junté con Jorge Triaca y le dije eso, que quiero que sea transparente. 

- ¿Qué le respondió Triaca?

-Que sí, que me quede tranquilo. Es un tipo muy particular (risas).

 

-Vuelvo al tema CGT. Las variables económicas vienen alertando sobre una coyuntura difícil, grave para los trabajadores. En un escenario así, ¿se necesita una CGT que sea más dura o más dialoguista?

-Tiene que ser un diálogo duro. O sea, se tiene que dialogar, pero en beneficio de los compañeros. Una muestra es lo que está pasando dentro de nuestro gremio. Cavalieri acordó con el Ministerio de Trabajo una paritaria del 15% atada a la elección. Lo que se acordó de paritarias para los empleados de comercio está atado a la elección del mes que viene.

-¿Por qué?

Porque desde el Ministerio de Trabajo le garantizan distintas cosas.

-¿Para la elección interna de Comercio?

Para la elección del gremio: homologar una asamblea que no corresponde, la fiscalización de la elección… Nosotros estamos muy preocupados por eso. Si Trabajo va a intervenir en la vida de los sindicatos estamos en problemas. Yo me junté con Jorge Triaca y le dije eso, que quiero que sea transparente. Me encantaría que sea con boleta electrónica, me encantaría que los periodistas más prestigiosos del país vengan el 28 de septiembre a estar en la elección nuestra.

 

 

- ¿Qué le respondió Triaca?

-Que sí, que me quede tranquilo. Es un tipo muy particular (risas).

-¿Hoy hay una CGT que tenga un diálogo duro con el Gobierno?

-Lo pongo en esos términos porque vos me hiciste la comparación. Se necesita un diálogo firme en la discusión de lo que se tiene que discutir. Cuando se acordó el tema del 15%, las mismas cámaras salieron a decir “dale un 10% más”. Vergonzoso. Después se le dio un 10% más a la gente en tres cuotas que la última se paga en enero, que es febrero. O sea, los empleados de comercio van a terminar con un salario de un 21% hasta enero de 2019, con la inflación que tenés. Entonces pedimos una discusión coherente.

"No hay perro de tres cabezas, caballo de tres cabezas, gallina de tres cabezas y pescado de tres cabezas. En la CGT tiene que haber una conducción, un liderazgo."

-¿Entonces debería haber una renovación dentro de la CGT para impulsar una agenda así?

-Obvio. No hay perro de tres cabezas, caballo de tres cabezas, gallina de tres cabezas y pescado de tres cabezas. En la CGT tiene que haber una conducción, un liderazgo.

-¿Qué papel juega hoy Comercio en la CGT?

-No ocupa ningún rol, no tiene una voz ni de mando, ni de fuerza, ni de posición. Si vos vas a condicionar tu elección con el ministro de Trabajo, ¿qué discusión podés llevar adentro de la CGT? No podés decir que estás de acuerdo o no con algo cuando vas a pedir el favor de que te hagan tu elección. Hay que tener las manos sueltas para poder discutir.

-¿Qué nombre imaginás para conducir a la CGT hoy?

-Hoy no participo como secretario general, no estoy en la discusión. Conozco a muchos secretarios generales, pero una cosa es participar en un acto o una marcha y otra sentarte en una mesa de discusión en beneficio de los trabajadores.

-¿Y a nivel histórico quién te representa como modelo de dirigente sindical?

-José Rucci. Saúl Ubaldini también, un tipo sensible que tuve la suerte de conocer, con gesto de compañero. Lo leí a Rucci, pero a Saúl tuve la suerte de conocerlo. Y bueno, perdía en la provincia de Buenos Aires cuando fue candidato y entendí que tenía que acompañarlo. Perdí en la discusión de la CGT cuando se separó, pero convencido de lo que estaba haciendo, que era acompañarlo a Saúl.

¿Y un dirigente político con el que se sienta representado?

-Muchos. (Eduardo) Duhalde es una persona muy preparada, uno de los políticos que ocupó distintos cargos. Creo que asumió la responsabilidad en el peor momento del país y lo sacó adelante. Contó con la capacidad de (Roberto) Lavagna como economista para poder salir adelante. No sé si ponerle la palabra admiración, pero sí respeto.

 

 

-Vamos a la economía. Comercio indudablemente es un sector sensible a los problemas económicos. ¿Cómo lo viven?

-Es el sector donde primero se nota porque es donde los empresarios, cuando los números no les dan, lo primero que hacen es sacar gente. Nosotros tuvimos una dificultad muy grande con Carrefour este año.

-¿Qué balance hace de ese conflicto?

-Nosotros nos diferenciamos dentro del gremio. Cavalieri firmó en la Quinta de Olivos con Triaca y el presidente de Carrefour una paz social que nosotros la rompimos haciendo asambleas en los supermercados y parando los locales, porque estábamos defendiendo los puestos de trabajo de la gente. Marchamos a los dos Ministerios de Trabajo, estábamos tranquilos y convencidos de lo que estábamos haciendo. A los compañeros de Carrefour que les tocó irse por el cierre de algún local y se le consiguió el 150% de indemnización, o que los pudimos reubicar, sienten que un sector del gremio los defendió y otro los defraudó.

"Antes estaban subsidiados los servicios, pero ahora el que lo sufre es el trabajador. En un comercio antes el dueño pagaba mil pesos de luz, pero si hoy paga 25 o 30 deja afuera empleados."

-En ese termómetro que resulta Comercio para la situación, ¿cuál es el ejemplo más gráfico que encuentra sacando el tema Carrefour? ¿O cuál es la agenda que ve que exige esta coyuntura?

-Dentro de los empleados de comercio están todas las casas de electrodomésticos, que es lo primero que se cae en la venta. Ahí es donde primero se nota, y después en los supermercados, que la gente hasta de lo que come compra menos. Se nota en seguida dentro de la estructura y la única forma de que eso no pase es que los trabajadores tengan plata. El otro día charlaban del dólar, pero no es una discusión de los compañeros si sube o baja, porque no compran dólares para guardar. Sí la discusión de los compañeros son las tarifas: que aumenta el bondi, la luz, el gas y el agua. Por ahí tendría que ser la discusión.

-¿Cree que el modelo económico beneficia a los trabajadores?

-No. Como te lo decía recién, estas medidas fueron en perjuicio de los trabajadores. Como se dice, estaban subsidiados los servicios, pero ahora el que lo sufre es el trabajador. En un comercio antes el dueño pagaba mil pesos de luz, pero si hoy paga 25 o 30 deja afuera empleados. Es otra problemática. ¿Esas pequeñas Pymes con un servicio caro qué hacen? Pagan el servicio y dejan de tener uno o dos compañeros trabajando.

-Los dos referentes sindicales que mencionó tuvieron participación como dirigentes sindicales dentro del peronismo. El sindicalismo, ¿tiene que aportar a la construcción de una alternativa política? ¿O tiene que limitarse a representar los intereses de los trabajadores en la discusión con la patronal?

-Lo primero que tiene que hacer es representar a los trabajadores, más allá de sus ideas políticas. Yo soy peronista desde la cuna. Perón decía que somos la columna vertebral y creo que tenemos que funcionar desde ese lugar, pero con la discusión prioritaria que tenemos nosotros. Muchos partidos van a los sindicatos a buscar apoyo desde un lugar político o económico y creo que los dirigentes sindicales se equivocan si actúan desde ese lugar. Este sindicato ha discutido políticas en el país con todos los gobiernos de turno. Pero siempre fue en beneficio propio y creo que tendría que ser en beneficio del país. Tenemos que ser parte de la discusión de país porque es el sindicato más grande.

-¿Está confiado para el 28?

-Muy confiado. Sabemos que la gente nos va a venir a acompañar porque nos hace sentir eso todos los días. Mi forma de hacer sindicalismo es en los lugares de trabajo. Sabemos cómo son las cosas y por eso te decía que quisiera que vengan los periodistas más prestigiosos, porque es una garantía de que se va a respetar el voto de los empleados de comercio. Vos dijiste “dicen del otro lado”, lo que dicen es “de alguna forma le vamos a ganar”. ¿Cuál es la forma si no tienen los votos? Estamos convencidos de que vamos a ganar y a saber cuidar los votos de los empleados de comercio.