Turbulencia Permanente

En alerta por la crisis, Vidal refuerza el territorio y la asistencia social

La gobernadora bonaerense anunciará esta semana medidas para sectores vulnerables. Reconocen aumento en alimentos y buscan “conciliación” con intendentes del PJ-K.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, planea sostener durante lo que resta del año el plan de contención social y asistencia inmediata a sectores más vulnerables, para evitar los desbordes que podría ocasionar el avance de la crisis económica que vive el país.

 

Este miércoles, después de la reunión de gabinete que tiene agendada en su despacho de La Plata, la mandataria planea hacer anuncios de corte social. Y en paralelo, habilita puentes con intendentes del peronismo kirchnerista, que comandan comunas de mucha vulnerabilidad social. Es el caso de La Matanza, donde este lunes la mandataria envió a sus funcionarios, el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, y al titular de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, a reunirse con la jefa comunal, Verónica Magario.

 

La intendenta peronista es una de las más críticas de la gestión Cambiemos, y comanda el municipio de mayor población de la Provincia.

 

Magario había pedido hace tiempo una reunión con los funcionarios para hablar sobre el aumento en la demanda de alimentos, que se observa de manera contundente en las escuelas y en los barrios más carenciados.

 

El encuentro tuvo carácter más formal que efectivo en cuanto a decisiones, casi para mostrar una foto conciliadora, en un tiempo donde el gobierno precisa mantener cierta armonía con la oposición peronista que gobierno buena parte de los municipios del conurbano.

 

 

 

Aunque Vidal apuesta a destronar al PJ de esa comuna, observa la necesidad de calmar el malestar social en el municipio base de la provincia.

 

Desde el inicio de la crisis económica, que comenzó con la disparada del dólar, la inflación y la actual recesión, la mandataria buscó mostrar medidas en línea con su perfil “sensible” ante el electorado. Por eso la mayoría de sus últimos anuncios y visitas estuvieron orientados hacia la contención de la crítica coyuntura. 

 

 

 

Esta tarea, según refieren desde el gabinete bonaerense, implicó un aumento en la inversión social y especialmente en la compra de alimentos. Según detallan fuentes del Ejecutivo, Vidal encuentra en la tarea que la iglesia católica desarrolla en las villas de emergencia y en los barrios marginales del área metropolitana, una ayuda para la contención social, más allá de las críticas que muchos representantes de la Iglesia descargan contra el gobierno de Cambiemos. Existe además, aunque en menor medida, un vínculo con organizaciones sociales que tienen despliegue en el conurbano y una red atenta en las comunas del interior a través de los intendentes, que en su mayoría son del oficialismo. 

 

Marcelo Lischet, socio de la UTE Buses Paraná que opera el servicio de transporte de pasajeros en la capital de Entre Ríos.
Martín Menem (LLA) y Cristian Ritondo (PRO)

También te puede interesar