PRECIOS SIN CONTROL

A la espera del veto, la CGT define la reacción con senadores de Pichetto

La central obrera, que anticipó que iba a convocar a un paro general si Macri anulaba el congelamiento de tarifas, recibirá este jueves a los legisladores alineados al jefe peronista.

Antes de su su partida a la reunión anual de la OIT en Ginebra, la cúpula de la CGT desplegó una nutrida agenda de reuniones para definir los pasos a seguir. El deterioro de la situación económica unificóuna postura interna más dura con el oficialismo, aunque por el momento no asegura el consenso para ponerle fecha al paro general que prometieron los caciques sindicales para el caso de que el presidente Mauricio Macri vetara la ley anti tarifazo que sancionó el Senado.

 

La histórica sede sindical de la calle Azopardo será, durante la tarde de este jueves, el escenario de una reunión entre el Consejo Directivo de la CGT y los senadores nacionales alineados con Miguel Ángel Pichetto, sector que tuvo un fuerte protagonismo en la derrota parlamentaria que sufrió el oficialismo nacional. 

 

El pleno de la central obrera viene advirtiendo sobre el impacto del ajuste tarifarios en los salarios, por lo que los gremios del transporte encabezados por el triunviro Juan Carlos Schmid realizaron dos movilizaciones por el tema.

 

En las horas previas a la reunión con los senadores nacionales, la cúpula sindical recibió este miércoles al presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Lugones.

 

 

La excusa de la reunión fue la invitación a la Semana Social 2018, que la Iglesia va a realizar en Mar del Plata los días 22, 23 y 24 de junio, pero en el encuentro sobrevolaron las coincidencias críticas sobre la situación económica.

 

"Un momento y una etapa difícil" fueron las palabras más escuchadas en el encuentro, en el que uno de los principales referentes sindicales dio una definición contundente: "Intentamos ser responsables, pero la responsabilidad tiene el límite del daño social”.

 

La CGT convocó también a los delegados, a las comisiones internas y a los afiliados de los gremios confederados a movilizarse el viernes para acompañar la Marcha Federal convocada por la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que, junto con otras organizaciones, confluirá en el centro porteño.

 

Federico Otermín y Nicolás Kreplak
En Unidos temen del poder de Maximiliano Pullaro para imponer condiciones en el proceso de reforma constitucional.

También te puede interesar