Precios sin control

La oposición pondrá en agenda el tarifazo, pero sin chances de frenarlo

El kirchnerismo convocó a una sesión especial para el miércoles a las 11. Se sumará Argentina Federal, pero igual no podrían tratar los proyectos. Cambiemos va por la ley de financiamiento productivo.

La oposición logrará poner este miércoles en agenda el conflicto por los aumentos de las tarifas de servicios públicos, aunque las chances de que finalmente sean tratados en el recinto los proyectos para frenarlos son remotas. Pese a que gran parte del peronismo se sumará a la sesión especial pedida por el kirchnerismo para debatir iniciativas que proponen suspender el tarifazo, Cambiemos tiene la mayoría para bloquear el avance de la discusión y luego insistirá con la celebración de una sesión ordinaria en la que buscará la aprobación de la ley de financiamiento productivo.

 

El sector del peronismo que forman el interbloque Argentina Federal y el Frente Renovador dará una primera muestra de su posición a las 9.30, en una conferencia de prensa en la que presentará un proyecto de ley conjunto a partir del cual buscará establecer criterios de razonabilidad en las tarifas de los servicios públicos. El bloque Justicialista impulsa una iniciativa del pampeano Sergio Ziliotto, que propone indexar los aumentos de servicios al Coeficiente de Variación Salarial (CVS), a la que se sumarían aportes de los diputados del massismo. Será la primera acción coordinada entre los dos espacios desde la reunión del 6 de abril, en Gualeguaychú, de la que participaron los espacios liderados por los presidentes del espacio Argentina Federal en ambas cámaras, Miguel Ángel Pichetto y Pablo Kosiner, y Graciela Camaño.

 

Un rato más tarde, a las 11, el Frente para la Victoria bajará al recinto para intentar reunir el quórum que habilite la discusión de seis proyectos contra el tarifazo incluidos en el pedido de sesión especial que se presentó este lunes con la firma de más de 20 diputados de distintos bloques, entre los que figuran Agustín Rossi (FpV), Leonardo Grosso (Movimiento Evita), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda), Victoria Donda (Libres del Sur), Luis Contigiani (Partido Socialista), Ivana Bianchi (Unidad Justicialista) y Alejandra Rodenas (Nuevo Espacio Santafesino).

 

 

En el pedido de sesión especial se incluyeron proyectos que proponen dejar sin efecto los aumentos tarifarios de los servicios de gas, electricidad, agua potable y cloacas a partir de enero de 2018, la revisión integral de tarifas, la declaración de emergencia y el congelamiento, entre otros.

 

A esa sesión se sumarán también los diputados del interbloque Argentina Federal liderados por Kosiner y el Frente Renovador, conducido por Camaño. Felipe Solá y Cecilia Moreau fueron los primeros en confirmar este martes que participarían de la sesión pedida por el kirchnerismo, cuando aún la totalidad del bloque no lo tenía resuelto.

 

Además de tener un proyecto propio sobre tarifas, el bloque que responde a los gobernadores buscará dar este miércoles una clara señal política que reafirme la molestia de los mandatarios provinciales por la detención del ex presidente del PJ Eduardo Fellner y que los posicione en un lugar claramente opositor. En un gesto inusual, el sábado 14, diez gobenadores peronistas firmaron un comunicado conjunto de repudio a la detención de Fellner en Jujuy. Al día siguiente, la Justicia lo liberó. Los caciques provinciales interpretaron que, con la prisión del jujeño, el oficialismo “cruzó un límite”, y están dispuestos a marcarle la cancha al Gobierno nacional. Otra señal de esa postura fue al mal trago que pasó el martes en el Senado el ministro Oscar Aguad,  quien, a diferencia de lo que pasó hace dos semanas con Luis Caputo, no obtuvo ningún tipo de auxilio por parte del peronismo en su presentación. La comisión bicameral investigadora sobre la desaparición del ARA San Juan está presidida por el peronista José Ojeda.

 

Pero, pese al apoyo de todo el arco opositor, el debate por los proyectos anti tarifazos no prosperará. La sesión contará con el quórum necesario para comenzar – 129 diputados –, pero, como ninguna de las iniciativas tiene dictamen, se necesitaría de los dos tercios de la Cámara para poder tratarlas. Como el interbloque Cambiemos tiene 108 diputados, el número supera el tercio que necesita el oficialismo para bloquear el debate. Por eso, la sesión especial durará hasta tanto el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, pida que se vote el tratamiento sobre tablas de los proyectos incluidos en el pedido presentado por Rossi. Para entonces, el peronismo habrá dejado expuestos a los diputados de Cambiemos por oponerse a la anulación de las tarifas. Será una victoria discursiva. 

 

 

 

Una vez caída la sesión especial, el oficialismo buscará dar comienzo a la sesión ordinaria en la que pretende convertir en ley el proyecto de financiamiento productivo – antes conocido como Mercado de Capitales – y la cédula escolar, que pretende elaborar un registro digitalizado de identificación de alumnos. Este última iniciativa, que fue presentada por Julio Cobos, fue aprobado en el Senado por unanimidad. En tanto, la aprobación de la ley de financiamiento productivo fue reclamada por el propio presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias.

 

Como ninguno de los proyectos cumple con los siete días que el reglamento exige desde que obtienen dictamen de comisión hasta que son tratados en el recinto, el oficialismo necesitará de los dos tercios para habilitar la discusión. Para eso, contará con la ayuda del interbloque Argentina Federal y del Frente Renovador.

 

 

El oficialismo necesitará de la ayuda de Argentina Federal y del Frente Renovador para tratar la ley de financiamiento productivo. 

 

 

La celebración de la sesión ordinaria estuvo a punto de caerse el martes por la tarde por la posición de algunos diputados del radicalismo que levantaron la voz en la reunión de bloque para hablar de la inconveniencia política que generaría que el oficialismo bajara al recinto para trabar proyectos que congelan los aumentos tarifarios para luego sentarse a discutir temas que ni siquiera son de urgencia. Pero la necesidad de cumplir con el pedido presidencial terminó inclinando la balanza. Y a ese aspecto se sumó el hecho de que el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, presentará el mismo miércoles un proyecto de moderación tarifaria al presidente Macri y al ministro de Energía, Juan José Aranguren, que marcará el descontento radical.

 

En tanto, en la sesión ordinaria, el peronismo tendrá una nueva oportunidad para insistir con el tratamiento de las iniciativas anti -tarifas, aunque la idea tiene pocas chances de prosperar, ya que Cambiemos cuenta con la mayoría necesaria para bloquea cualquier discusión.

 

convocan al tercer plenario del pensamiento nacional y popular
milei asistio a la jura de bukele

Las Más Leídas

También te puede interesar