Plan V. Lo que viene.

Vidal busca rapidez en la Justicia y va por cambios en los Juicios por Jurados

Su bloque de senadores busca abrir un registro de voluntarios y, a la par, evitar las recusaciones compulsivas a los miembros de los tribunales.

A través de su bloque de senadores la gobernadora María Eugenia Vidal  apuesta a sancionar leyes que van en línea con lo que fue su discurso en la apertura de sesiones del 1 de marzo y el fuerte hincapié que hizo en mejorar el funcionamiento del código procesal y penal y darle celeridad al trabajo del Poder Judicial. Por ello, sus legisladores, impulsan modificaciones en la ley de Juicios por Jurado para que este tipo de instancias consiga más celeridad ante la falta de integrantes de los tribunales.

 

El proyecto fue ingresado al Senado días atrás y lleva la firma de la senadora  oficialista Nidia Moirano que además es la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta y cercana al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. Busca solucionar la imposibilidad o dificultad para lograr la integración del Jurado que va a entender en los juicios, ya que se requiere de 12 personas en total las cuales son sujetas primero a recusaciones constantes que terminan no integrando los jurados y demorando los juicios. 

 

Para ello propone modificar el artículo 338º ter de la ley 1192 que regula el procedimiento para la integración de las listas de jurados. Según la legislación vigente hay un jurado por cada mil habitantes. El proyecto que impulsa el oficialismo mueve ese número y pasa a 4 jurados por esa misma cantidad de habitantes. Con ello se busca que en caso de recusación a un jurado exista la posibilidad de cambiarlo rápidamente antes de realizar un sorteo y demorar el proceso. 

 

Además también se abre un registro de jurados voluntarios. Podrán anotarse todas las personas que cumplan con los requisitos. Como detalla la ley que ya está vigente, los impedimentos para integrar un juicio de estas características son ser miembros de las fuerzas de seguridad (activos y retirados), los que desempeñan cargos públicos, los funcionarios y empleados del Poder Judicial, los abogados, escribanos y procuradores, los condenados por delito doloso, los imputados en un proceso penal en trámite, los fallidos, los ministros de culto religioso, las autoridades directivas de los partidos políticos, entre otros. Salvo esas personas, cualquiera que quiera ser jurado podrá anotarse en el registro voluntario. 
 

 


Este año la gobernadora intentará imprimirle ritmo a los cambios para el ámbito judicial en la provincia de Buenos Aires. Semanas atrás giró a la Cámara de Diputados dos proyectos de ley que pretendía aprobar sobre tablas. Uno era la puesta en marcha de una comisión que evalúe y conforme un mapa judicial y otro con modificaciones a los procesos de Jurys a magistrados y funcionarios públicos. Ninguno se trató y ahora buscará sacar, al menos, la iniciativa que hace referencia a los Jurys en la próxima sesión. Mientras que el mapa judicial deberá esperar. 

 

Con este proyecto de Moirano -que es orgánica a la mandataria- Cambiemos avanza por otro carril con su plan de darle mayor celeridad al funcionamiento procesal penal. En la Cámara alta, el oficialismo tiene ventaja numérica: controla 29 de 46 bancas.  

 

Guillermo de Rivas, Adriana Nazario y Guillermo Parodi compiten por la intendencia de Río Cuarto. 
Alejandro López, al momento de jurar como concejal de La Libertad Avanza en Villaguay, Entre Ríos.

También te puede interesar