CIUDAD BA

Tras la feria judicial, se inicia la batalla por el Colegio de Abogados

El PRO analiza si mantiene la alianza con el oficialista Rizzo, mientras que la oposición busca un frente común para destronarlo.

La feria judicial anestesió, como cada año, la vida política del mundillo que engloba Tribunales, el Consejo de la Magistratura y los principales despachos políticos de la Ciudad de Buenos Aires. Tras el receso estival, el telón de la riña judicial se vuelve a abrir para la elección del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), conducido hace una década por Jorge Gabriel Rizzo.

 

El oficialismo está decidido a mantener la conducción del CPACF y empezó la campaña hace rato. Su aliado estratégico en la cotidianidad del Colegio, el PRO, analiza por estas horas si mantiene la alianza con Rizzo o si busca una salida elegante para acordar con el resto de la oposición, que trabaja para agruparse en un gran frente para competir con Gente De Derecho.

 

Al mismo tiempo, Rizzo vive las mieles del éxito de la Ley de Honorarios y cree que puede retener el Colegio sin el macrismo. La mala sintonía y falta de coordinación entre los dos espacios judiciales del PRO colaboran en esta solapada estrategia del titular del CPACF. El dueto integrado por José Torello y Pablo Clusellas, agrupados en la línea histórica denominada CPC, aspiran a renovar la alianza con Rizzo, pero el sector que comanda Daniel “el Tano” Angelici teje para frustrar ese acuerdo, tras casi dos años de una convivencia imposible dentro del edificio de Avenida Corrientes.

 

 

La grieta PRO se dirimirá en estos días, mientras agrupaciones como Cambio Pluralista, Encuentro de Abogados Independientes y Seamos El Colegio, acérrimos adversarios de Rizzo, estudian conformar un frente común “anti Rizzo”. La mala relación entre el titular del Colegio y parte del PRO, alimentada por denuncias cruzadas, pedidos de auditoría y declaraciones furiosas de Rizzo sobre el rol de Angelici, también abre la puerta a una hipotética ruptura entre Gente de Derecho y el macrismo.

 

 

Si ese escenario avanza, el PRO buscaría un acuerdo “cómodo” con el resto de los bloques opositores, que ya salieron a denunciar a Rizzo por hacer “clientelismo”. La campaña tomó temperatura cuando el presidente del CPACF propuso intercambiar un libro sobre la nueva Ley de Honorarios a cambio de avales para la lista de Gente de Derecho. “Te cambiamos un libro por tu firma para acompañarnos en las elecciones”, sostiene el eufemismo publicado en Twitter.

 

Ni el más opositor a Rizzo niega su trabajo en favor de la sanción de esa normativa, pero el método de hacer campaña ofreciendo libros a cambios de avales electorales dista mucho del espíritu de cambio que pregona Clusellas y los PRO puros. La jugada hizo recordar a métodos clientelistas como las zapatillas del peronista Carlos Ruckauff o las ojotas naranjas de Daniel Scioli.

 

Ariel Lijo, candidato a juez de la Corte Suprema. 
Victoria Villarruel. 

También te puede interesar