GOBIERNO OFFSHORE

Alerta amarilla por el tratamiento del affaire Gilligan en medios aliados

“Parece raro que un personaje menor acapare la tapa de los diarios”, sugirió el presidente a sus colaboradores. Tensión con un pilar fundamental de Cambiemos. Fuerte respaldo a Luis Caputo.

El presidente Mauricio Macri renovó en las últimas horas su respaldo al ministro de Finanzas, Luis Caputo, acusado de ocultar cuentas offshore, y le pidió “seguir trabajando normalmente mientras aclare todo ante la oficina Anticorrupción”, aseguraron este martes a Letra P desde el entorno del primer mandatario, que a su vez, descartaron por ahora, su renuncia.

 

 “Caputo seguirá trabajando de la misma manera, lo que pasó es que (Valentín) Díaz Gilligan renunció. Es raro, llama la atención que por un personaje menor, como es un subsecretario al que Mauricio ni conocía, le hagan tapas durante tres días todos los diario y que salga una nota de un subsecretario a quien nadie conocía la cara en un diario español”, dijo una fuente cercana al Presidente ante la consulta de Letra P sobre el escándalo por las denuncias sobre cuentas offshore que pesan sobre varios funcionarios.  

 

En Casa Rosada admitieron además que “aún no hay reemplazo” para el renunciado Díaz Gilligan –ex segundo del secretario General de la Presidencia y mano derecha de Macri, Fernando De Andreis- quien debería definir un reemplazante en caso de que esa subsecretaría continúe formando parte del organigrama ministerial, en el marco del ajuste político que están terminando de definir en cada área del Gobierno a pedido del propio Macri.

 

Tras varios días de defenderlo públicamente, en el Gobierno ahora se desprenden de Díaz Gilligan y dicen que “al renunciar, la Oficina Anticorrupción ya no debería investigarlo”, por lo que ahora el ex funcionario “debería presentar todos los papeles a la Justicia” para explicar su situación por la cuenta offshore de 1,2 millones de dólares en Andorra, que no declaró ante la AFIP, como denunció la semana pasada el diario español El País. Sin embargo, cerca del Presidente insisten en comparar el caso como algo "menor" en comparación con la corrupción kirchnerista o incluso, con la investigación de los Panamá Papers en la que se vio involucrado el propio Macri con cuentas offshore.

 

Las portadas de Clarín y La Nación de este martes.

 

El caso Gilligan generó un tsunami en el Gobierno, que ayer con el correr de las horas cambió de estrategia de defender al ahora ex subsecretario general de la Presidencia –jefe de gabinete de De Andreis-, a pedirle la renuncia en medio de una ola de presiones de dirigentes del oficialismo como de la oposición.

 

Sin embargo, ahora insisten en defender a Caputo, cuestionado también por figurar como accionista de sociedades offshore antes de asumir en la función pública, según revelaron informes publicados por los diarios La Nación y Perfil, los cuales están basados en documentos oficiales de la Securities and Exchange Commision (Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos).

 

De acuerdo con esos medios, el funcionario habría participado entre agosto de 2009 y julio de 2015 de diferentes sociedades creadas para administrar varios millones de dólares en los denominados paraísos fiscales.

 

Ante una consulta de Letra P sobre si Caputo tiene todavía el respaldo de Macri, o si podría pedirle la renuncia al ministro de Finanzas tras el escándalo Díaz Gilligan, en el entorno del Presidente respondieron rotundamente:  “No, ¿por qué?”.

 

Cerca del Presidente insistieron en que el ministro de Finanzas “tiene todo el apoyo para seguir” y se quejaron porque “antes los medios no preguntaban por qué un determinado secretario tenía edificios en Miami y antes de ser funcionario era empleado de un banco de Santa Cruz”.

 

Con una estrategia de victimización, cerca de Macri también se defendieron de la acusación de ser un Gobierno de CEOs con una metodología en común: tener o administrar cuentas offshore.

 

 

 

“Es raro que en un diario del exterior, llamó la atención, que le den una repercusión parecida a los Panamá Papers. Esa era una investigación de un consorcio de periodistas sobre un presidente, no de un subsecretario al que nadie le conocía la cara”, dijo un alto funcionario del entorno presidencial al hablar de la repercusión mediática del caso Gilligan y compararlo con la denuncia contra Macri.

 

Otra frase que tal vez sirva para expresar el sentimiento que envuelve en estos días a Macri y a su entorno: “¿Quiénes son los CEO’s? Marcos Peña no era ni CEO ni tiene cuentas off shore, De Andreis no es ni CEO ni tiene cuentas off shore…” .

 

Y remató: “Antes el ministro de Energía era (Daniel) Cameron que de energía entendía lo mismo que yo de turco. Ahora el ministro de Energía viene de Shell; Caputo, el ministro de Finanzas, viene de ahí, del mundo de las finanzas, no de ser un mozo o empleado de un banco como el de Santa Cuz…”.

 

Mauricio Macri, expresidente de Argentina y titular del PRO.
macri vs. bullrich: guerra por sillas clave y la marca pro en buenos aires

Las Más Leídas

También te puede interesar