ELECCIONES 2019. SANTA FE

Un senador socialista chapeó con apoyo de Lifschitz para ir por Rosario

El gobernador "me pidió que todavía no baje mi candidatura”, sorprendió Miguel Cappiello, que desafía la postulación de Irizar. ¿Una PASO de tres en el progresismo?

El senador Miguel Cappiello sacudió el tablero del oficialismo rosarino al asegurar que el gobernador Miguel Lifschitz le pidió que no se baje de la competencia pese a que el socialismo lanzó, tres semanas atrás, a Verónica Irízar  como postulante a la intendencia.

 

En marzo de este año, Cappiello anunció que pretendía ser candidato a intendente de Rosario. Fue el primer socialista en avisar que quería reemplazar a la intendenta Mónica Fein y enfrentar en las PASO progresistas al no PS Pablo Javkin, pero el partido de la rosa se inclinó por la concejala hace pocos días.

 

Sin embargo, Cappiello habló con Letra P y confió que Lifschitz le pidió que “mantenga” su candidatura y no se baje, por lo que, por el momento, son tres los postulantes del Frente Progresista a la Intendencia rosarina.

 

“El gobernador me dijo `todavía no bajes tu candidatura` y soy muy respetuoso de la decisión del hombre que tiene la máxima responsabilidad en la provincia”, blanqueó el senador.

 

 

Cercano al padre del socialismo rosarino, Hermes Binner, Cappiello siempre estuvo vinculado a la salud pública santafesina. Llegó a ministro del área en 2007 y se mantuvo allí hasta 2013, cuando entró al Concejo Deliberante de Rosario tras vencer en las elecciones de medio término. No culminó su mandato y dos años después saltó al Senado, tras conseguir otra victoria en el Departamento Rosario.

 

El senador reveló que se reunió con el gobernador hace quince días y que, pese al lanzamiento de Irízar, no se bajó de la postulación. “Yo no me bajé nunca; tenemos un proyecto, más de cien personas trabajando en distintas comisiones para tener qué ofrecerles a los rosarinos y a las rosarinas”, manifestó el legislador.

 

 

 

-¿Cómo entiende el lanzamiento de Irízar, entonces?

 

-Es una decisión que se ha tomado desde el Partido Socialista por esto del recambio y la juventud. Está muy bien, hay que tenerlo en cuenta. Nosotros seguiremos trabajando. Yo no tengo ningún problema ni con ella ni con nadie, a todos les he dicho cuál es mi parecer. Donde sea útil voy a estar y, si no soy útil, me jubilaré porque tengo 44 años de servicio en la administración pública. Pero siempre respetando a todo el mundo. A Verónica la quiero mucho. Trabajamos juntos desde hace mucho tiempo y también a Pablo lo respeto.

 

-¿Se imagina una interna de a tres?

 

-No. Es repartir mucho los votos. No nos beneficiaría a ninguno de nosotros dos. Esto merece algunas reuniones más. Veremos cuando el gobernador defina el calendario electoral y, en base a eso, definiremos entre Pablo y alguno de nosotros dos.

 

-¿Qué opinión le merece la chance de que Alejandro Grandinetti compita dentro de la interna del progresismo?

 

-No creo que sea en estos momentos viable. Veremos en los dos meses que quedan lo que pueda decidirse.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y el resto de las figuras de Unidos para Cambiar Santa Fe.
Maximiliano Pullaro, Pablo Javkin y Patricia Bullrich

También te puede interesar