G20

Macri negó haber hablado con Trump de la "economía depredadora" china

El Presidente destacó la "excelente relación" con Estados Unidos y dijo que su par chino, Xi Jinping, "se hizo fanático de la Argentina"."Estamos conectados al mundo como nunca antes", resaltó.

En el cierre de la Cumbre del G20, el presidente Mauricio Macri negó que en la reunión con su par norteamericano, Donald Trump, se haya hablado de frenar la "actividad depredadora china" y aseguró que Argentina tiene una "excelente relación" tanto con los Estados Unidos como con China.

 

"Se planteaba que uno iba a tener que elegir y no es así. La Argentina ha demostrado que somos capaces de tener muy buenas relaciones con todos los países. Hoy tenemos una excelente relación con los Estados Unidos y también una excelente relación con China", afirmó.

 

 

"Nunca la Argentina estuvo más conectada al mundo que ahora", dijo el jefe de Estado y negó tensiones por los vínculos con los dos gigantes. "Tenemos una excelente relación con Estados Unidos", señaló, al tiempo que aseguró que su par de China, Xi Jinping, se convirtió en "fanático de la Argentina".

 

 

 

Luego de la reunión que mantuvo el último viernes con Trump, los voceros del presidente norteamericano indicaron que ambos mandatarios habían estado de acuerdo en "enfrentar la actividad económica depredadora china", pero Macri lo negó.

 

"Respecto a las palabras que salieron de la reunión que tuvimos con mi amigo Donald Trump, no son así. No hablamos en esos términos y la Argentina no ve la presencia de China como una amenaza sino como una oportunidad", afirmó el jefe de Estado.

 

En esta línea, señaló que Estados Unidos "siempre ha sido el primer inversor extranjero de la Argentina, de donde más turistas" llegan al país.

 

Macri también reconoció que la Argentina "sufrió mucho este año por los enormes desequilibrios que heredamos", y señaló que "hay sectores que se resisten a tener un presupuesto sano".

 

"Los países del G20 nos dicen ´están avanzando´, y no hay manera de que ningún presidente diga algo diferente a lo que piensa, podrían venir, estar callados, hacer la reunión e irse, y todos dijeron que vamos por el camino correcto", enfatizó.

 

 

 

"Después de tantos años de despilfarro, nos toca construir desde este lugar, cada cosa que construimos nos consolida más, pero todavía falta, necesitamos bajar impuestos, tener un presupuesto más sano, con infraestructura consolidada", sostuvo el jefe de Estado.

 

En otro orden, se refirió a la relación con el gobierno de Brasil y confirmó que ambos países quieren abrir sus economías. Lo llamativo es que en su argumentación nombró al mandatario saliente del Brasil, Michel Temer, y no a Jair Bolsonaro, quien asumirá en su lugar el primero de enero próximo y tendría una visión más proteccionista.

 

"Viniendo de haber sido un país aislado, estando en uno de los bloques proteccionistas, tanto nosotros como el Brasil de Temer queremos abrirnos, porque esos son los países que más han crecido", sostuvo Macri.

 

Además, insistió en criticar al gobierno de Cristina Kirchner, al señalar que los argentinos han "sufrido muchísimo este año por los enormes desequilibrios que heredamos".

 

"Cuando necesitamos, para vivir, que alguien nos preste, es una enorme debilidad. Lo mismo con la energía, estamos rumbo a ser un gran exportador de energía, lo cual no dará una enorme solidez", destacó.

 

Macri afirmó: "Creemos estar haciendo las transformaciones correctas, sabemos que no se está haciendo fácil, que esto cuesta, que muchos argentinos han debido ajustar, que están poniendo el hombro, pero creemos que este es el camino".

 

Temas
sin leyes ni pacto de mayo, milei monto su show para ocultar las derrotas
Los muchachos de Javier Milei.

También te puede interesar