X
Hubo militancia de taxistas y de choferes de la aplicación de viajes. Los cantitos de la victoria. El “regreso” de un ex legislador.
Por 09/11/2018 10:31

BANDERAZO. Los sindicatos de taxistas dejaron atrás sus diferencias y se congregaron en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para respaldar las modificaciones al Código de Tránsito y Transporte que las malas lenguas titularon “ley anti UBER”. Sin embargo, la calificación partió del sector gremial, que se puso la discusión al hombro y copó el recinto del Parlamento local.

Los tacheros colmaron los alrededores de la Legislatura y ocasionaron un caos vehicular en la zona de Plaza de Mayo. Hubo banderas, cánticos y entrega de remeras de ambos sectores: los referenciados en el peronista Omar Viviani (Federación Nacional de Peones de Taxi) y la línea interna que dirige José Ibarra (secretario general de la Federación Nacional de Conductores de Taxis).

 

 

En paralelo, los choferes de UBER iniciaron la militancia por redes sociales, que la propia empresa había emprendido el lunes a través de un correo electrónico en el que señalaba los legisladores a favor y en contra de la ley que habilita al Gobierno a multar a los conductores y quitarles la licencia de conducir.

“La militaron más que nosotros”, comentó, risueño, un legislador oficialista ante la consulta de Letra P por la cantidad de taxistas dentro del edificio legislativo. Mientras tanto, tras la aprobación, los empleados de taxis coreaban “un minuto de silencio… para UBER que está muerto”.

 

***

 

SILBIDOS, CHICANAS Y ESCRACHES. Ante el avance de la ley, UBER puso primera y activó una campaña vía redes sociales para frenar el proyecto. Además, envió a todos sus clientes un correo electrónico con foto, nombre y afiliación política de un grupo de diputados que se expresó a favor del proyecto que, indirectamente, golpearía a la empresa oriunda de la ciudad estadounidense de San Francisco.

 

 

Los macristas Agustín Forchieri, Daniel Presti, Cristina García integraron el lote de escrachados por “estar en contra de tu derecho a trabajar y viajar”, mientras que sus colegas Marcelo Guouman, Gabriel Solano y Natalia Fidel quedaron rubricados entre quienes se inclinaron en favor de la compañía. 

 

 

Esa tensión se trasladó al recinto porteño, que fue copado por trabajadores vinculados al sindicato de taxistas. Cada diputado que pedía la palabra para cuestionar la ley chocaba con los silbidos de los taxistas, que incluso cuestionaron a los legisladores de la izquierda porteña, históricamente a favor de los reclamos laborales.

 

****

 

LA VUELTA DE CLAUDIO. Fue legislador durante ocho años. Cosechó estrechos vínculos con oficialistas y opositores. Hasta 2017 presidía un monobloque, pero siempre en articulación con el Bloque Peronista porteño. El ex diputado Claudio Palmeyro, actualmente en la empresa estatal AUSA, volvió a la Legislatura este jueves para seguir de cerca la votación de la ley anti UBER.

Militante peronista y ligado al sindicato de Viviani, Palmeyro retomó el contacto con los pasillos de Perú 160 acompañado por una marea de taxistas que se acercaron a apoyar la iniciativa redactada por el Gobierno porteño.

 

***

 

YAMIL SANTORO Y UN VÍDEO PARA LARRETA.“Déjennos trabajar”, reza el vídeo que el ex militante del PRO, ahora conductor del espacio Mejorar, grabó junto a choferes de UBER para manifestarse en contra de la ley impulsada por el Gobierno porteño.

 

 

“Estamos realizando un vídeo que recolecte testimonios de distintas personas que trabajen utilizando apps como UBER. La idea es que graben un video con su celular contando su experiencia, qué representa esta oportunidad de trabajo en sus vidas (sustento familiar, llegar a fin de mes, etc.) y qué les puede pasar con la prohibición de la actividad como buscan Larreta y los legisladores que han votado el proyecto de ley impulsado por el oficialismo”, explicó Santoro.

Fiesta tachera, escrache a diputados, silbidos y chicanas en la Legislatura

Hubo militancia de taxistas y de choferes de la aplicación de viajes. Los cantitos de la victoria. El “regreso” de un ex legislador.

BANDERAZO. Los sindicatos de taxistas dejaron atrás sus diferencias y se congregaron en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para respaldar las modificaciones al Código de Tránsito y Transporte que las malas lenguas titularon “ley anti UBER”. Sin embargo, la calificación partió del sector gremial, que se puso la discusión al hombro y copó el recinto del Parlamento local.

Los tacheros colmaron los alrededores de la Legislatura y ocasionaron un caos vehicular en la zona de Plaza de Mayo. Hubo banderas, cánticos y entrega de remeras de ambos sectores: los referenciados en el peronista Omar Viviani (Federación Nacional de Peones de Taxi) y la línea interna que dirige José Ibarra (secretario general de la Federación Nacional de Conductores de Taxis).

 

 

En paralelo, los choferes de UBER iniciaron la militancia por redes sociales, que la propia empresa había emprendido el lunes a través de un correo electrónico en el que señalaba los legisladores a favor y en contra de la ley que habilita al Gobierno a multar a los conductores y quitarles la licencia de conducir.

“La militaron más que nosotros”, comentó, risueño, un legislador oficialista ante la consulta de Letra P por la cantidad de taxistas dentro del edificio legislativo. Mientras tanto, tras la aprobación, los empleados de taxis coreaban “un minuto de silencio… para UBER que está muerto”.

 

***

 

SILBIDOS, CHICANAS Y ESCRACHES. Ante el avance de la ley, UBER puso primera y activó una campaña vía redes sociales para frenar el proyecto. Además, envió a todos sus clientes un correo electrónico con foto, nombre y afiliación política de un grupo de diputados que se expresó a favor del proyecto que, indirectamente, golpearía a la empresa oriunda de la ciudad estadounidense de San Francisco.

 

 

Los macristas Agustín Forchieri, Daniel Presti, Cristina García integraron el lote de escrachados por “estar en contra de tu derecho a trabajar y viajar”, mientras que sus colegas Marcelo Guouman, Gabriel Solano y Natalia Fidel quedaron rubricados entre quienes se inclinaron en favor de la compañía. 

 

 

Esa tensión se trasladó al recinto porteño, que fue copado por trabajadores vinculados al sindicato de taxistas. Cada diputado que pedía la palabra para cuestionar la ley chocaba con los silbidos de los taxistas, que incluso cuestionaron a los legisladores de la izquierda porteña, históricamente a favor de los reclamos laborales.

 

****

 

LA VUELTA DE CLAUDIO. Fue legislador durante ocho años. Cosechó estrechos vínculos con oficialistas y opositores. Hasta 2017 presidía un monobloque, pero siempre en articulación con el Bloque Peronista porteño. El ex diputado Claudio Palmeyro, actualmente en la empresa estatal AUSA, volvió a la Legislatura este jueves para seguir de cerca la votación de la ley anti UBER.

Militante peronista y ligado al sindicato de Viviani, Palmeyro retomó el contacto con los pasillos de Perú 160 acompañado por una marea de taxistas que se acercaron a apoyar la iniciativa redactada por el Gobierno porteño.

 

***

 

YAMIL SANTORO Y UN VÍDEO PARA LARRETA.“Déjennos trabajar”, reza el vídeo que el ex militante del PRO, ahora conductor del espacio Mejorar, grabó junto a choferes de UBER para manifestarse en contra de la ley impulsada por el Gobierno porteño.

 

 

“Estamos realizando un vídeo que recolecte testimonios de distintas personas que trabajen utilizando apps como UBER. La idea es que graben un video con su celular contando su experiencia, qué representa esta oportunidad de trabajo en sus vidas (sustento familiar, llegar a fin de mes, etc.) y qué les puede pasar con la prohibición de la actividad como buscan Larreta y los legisladores que han votado el proyecto de ley impulsado por el oficialismo”, explicó Santoro.