X
El gobernador de Santa Fe explicó que los estatales reciben todos los meses una actualización del salario por la inflación y descartó abonar el plus acordado entre la Casa Rosada y la CGT.
Redacción 08/11/2018 10:15

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anticipó que el bono de fin de año acordado por el Gobierno, empresarios y sindicalistas "no se pagará" a los empleados estatales dado que en esa provincia rige "la cláusula gatillo".

"En Santa Fe tenemos cláusula gatillo. Los trabajadores reciben todos los meses una actualización de acuerdo al índice de inflación como parte del sueldo", declaró a la radio LT8 de Rosario.

 

 

Además, consideró que el anuncio del bono de $5.000, que se pagará en dos cuotas, fue "bastante irresponsable" porque "no está claro a quién le corresponde" pagarlo.

"Los empresarios ya plantearon sus imposibilidades de abonarlo. En principio no se aplica al sector público y mucho menos en Santa Fe, donde tenemos cláusula gatillo", insistió Lifschitz.

Por su parte, las pymes santafesinas ya anticiparon que no pueden afrontar el pago de esa compensación salarial. “Para que el mercado interno tenga movimiento, deben subir los salarios. Pero las pymes ya no tienen rentabilidad como para hacer frente a un bono”, dijo el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) Rosario, Juan José Sisca.

Lifschitz no pagará el bono y calificó de “irresponsable” al Gobierno

El gobernador de Santa Fe explicó que los estatales reciben todos los meses una actualización del salario por la inflación y descartó abonar el plus acordado entre la Casa Rosada y la CGT.  

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anticipó que el bono de fin de año acordado por el Gobierno, empresarios y sindicalistas "no se pagará" a los empleados estatales dado que en esa provincia rige "la cláusula gatillo".

"En Santa Fe tenemos cláusula gatillo. Los trabajadores reciben todos los meses una actualización de acuerdo al índice de inflación como parte del sueldo", declaró a la radio LT8 de Rosario.

 

 

Además, consideró que el anuncio del bono de $5.000, que se pagará en dos cuotas, fue "bastante irresponsable" porque "no está claro a quién le corresponde" pagarlo.

"Los empresarios ya plantearon sus imposibilidades de abonarlo. En principio no se aplica al sector público y mucho menos en Santa Fe, donde tenemos cláusula gatillo", insistió Lifschitz.

Por su parte, las pymes santafesinas ya anticiparon que no pueden afrontar el pago de esa compensación salarial. “Para que el mercado interno tenga movimiento, deben subir los salarios. Pero las pymes ya no tienen rentabilidad como para hacer frente a un bono”, dijo el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) Rosario, Juan José Sisca.