CRISIS DEL EMPLEO

Campana: trabajadores de Honda acuerdan estabilidad laboral hasta fin de año

Antes semanas de suspensiones, Smata convino con la empresa mantener el plantel de trabajadores hasta diciembre. Se espera que la demanda de productos aumente durante la primavera y el verano.

Los 1300 trabajadores que operan en la empresa automotriz Honda, emplazada en el distrito bonaerense de Campana, han sido afectados por suspensiones derivadas de la caída de la producción. Ante este escenario, el gremio que agrupa al cuerpo laboral acordó con la empresa mantener el plantel hasta fin de año. Se esperan que la demanda crezca en los próximos meses.

 

El complicado escenario que atraviesa la planta Honde de Campana no es muy distinto al que padecen otras empresas del rubro. En aquel distrito, la apertura de las importaciones, promovida por la administración que encabeza Mauricio Macri, y la caída del consumo interno, repercutió directamente en la estabilidad laboral del plantel de trabajadores que se dedica a la producción de la camioneta Honda HRV y diferentes modelos de motocicletas.

 

En ese marco, desde el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) Zárate, habían advertido el crítico panorama de la fábrica, así como las dificultades que sufrían sus 1300 trabajadores, 900 de ellos agrupados en el mencionado gremio.

 

Ante un mes y dos semanas de suspensiones, Smata acordó con la empresa la estabilidad laboral de su plantel hasta fin de año esperando que la situación repunte algunos dígitos en la época de primavera- verano donde hay un poco más de demanda.

 

Pese al acuerdo, el panorama sigue siendo preocupante para el sector, según detallan desde el gremio. “La apertura deliberada de las importaciones generó el ingreso de motos chinas en cajas de madera, algo que está prohibido por ley, dado que no pueden ingresar ya armadas. Las venden a dos pesos en el Carrefour y esto barre con las concesionarias. Ess un claro ejemplo de cómo se está socavando la producción y el ensamblaje de autopartes a nivel nacional”, expresó el delegado de Smata, Andrés Franzanti, al diario La Voz de Zárate, quien denunció que la administración Cambiemos “bajó un incentivo a la inversión productiva automotriz”.

 

 

 

“Esto desalienta la producción nacional y por si fuera poco, además está el impuesto a las motos de alta cilindrada y la Honda XR 250 Tornado es cada vez más cara en el mercado interno”, describió el gremialista aclarando que la mayor cantidad de vehículos producidos por Honda se comercializan en el mercado interno.

 

Otro de los ejes de la crisis que atraviesa la empresa, según Smata, es que no lograron abastecerse de una red de proveedores nacionales, con lo cual importan piezas en dólares para venderla en el mercado interno; arrastrando serias pérdidas financieras.

 

Finalmente anticipó que están en constante negociación con la automotriz radicada en Campana en función de mantener la estabilidad laboral de sus empleados. Smata Zárate nuclea a los empleados en Honda, de Toyota, cuatro autopartistas dependientes de Toyota, las plantas de Verificación Técnica Vehicular de la zona y las concesionarias y tallares oficiales.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar