27|9|2022

Por qué María Eugenia Bielsa le dijo que no a Cristina en 2015

23 de octubre de 2018

23 de octubre de 2018

En campaña para seducir al peronismo santafesino para jugar el año próximo, la dirigente detalló en una mateada su ruptura con la ex presidenta. La Cámpora y el manejo de fondos, puntos de conflicto.

La ex diputada provincial de Santa Fe María Eugenia Bielsa reveló cómo y porqué rechazó en 2015 la propuesta para ser la candidata a gobernadora del PJ que le hizo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Fui candidata hasta un viernes a las doce de la noche”, manifestó. Habló de una “serie de condiciones” que no aceptó y de “verdad histórica”. “A la luz de los acontecimientos, me alegro, porque puedo estar acá dando la cara. Sino estaría caminando por Comodoro Py o hubiera quedado como un florero”, sentenció.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Bielsa recordó que Cristina le pidió “suturar las porciones del peronismo fragmentado”, mediante una “alternativa transversal” que contenga a todos los sectores del partido. Para lograrlo, la ex presidenta le “sugirió” tres cosas. 

 

La primera, que la lista legislativa que la acompañaría debía estar “prioritariamente” integrada por dirigentes de La Cámpora. “¿Cómo vas a suturar si vos no podés representar de manera equitativa a todos los sectores?”, se preguntó. Luego, contó que su compañero de fórmula debía ser propuesto por Cristina. Y, finalmente, que la estrategia de campaña “se manejaba desde Buenos Aires”, por lo que “ese dinero legitimo no lo íbamos a manejar nosotros”.

 

 

“Esas condiciones no las acepté, no hay mucho que ocultar”, consideró la ex vicegobernadora de Santa Fe, en una reunión con militantes de Nuevo Encuentro, en Rosario, una parada más en la saga de encuentros en los que participa y lidera, con periodicidad más intensa. “Yo no soy candidata”, repite, pero se mueve como tal e, incluso, se lo piden enfáticamente en cada reunión a la que asiste. 

 

Bielsa sí era candidata puesta a la gobernación de Santa Fe en 2015. Cuatro años antes, en 2011, había sacado 600 mil votos en la elección legislativa, más que los que obtuvo ese día el candidato a gobernador ganador, el socialista Antonio Bonfatti. En el medio, ella renunció a la banca luego de haber asumido, al denunciar un “pacto” entre el socialismo y el sector que lideraba en ese momento Agustín Rossi. Pero su figura todavía ostentaba peso específico y comenzó las negociaciones para ser la persona que le permitiera recuperar la provincia al PJ. Cerca del cierre de listas, le dijo que no a Cristina y la fórmula, finalmente, fue Omar PerottiAlejandro Ramos.

 

En la “mateada”, a la que asistió Letra P, Bielsa reveló que el armado que la contiene es “horizontal” y tiene como piedra basal al peronismo, pero integra también a otras expresiones, como el propio Nuevo Encuentro, el Movimiento Evita, Ciudad Futura, el Frente Social y Popular y un sector del socialismo.

 

 

 

De esa manera, la arquitecta proyecta participar de la PASO peronista, en la que por el momento enfrentaría a Perotti y el camporista Marcos Cleri. Le faltan “algunas charlas” para consolidar la candidatura, pero avisó que el espacio que integra competirá “para ganar”. “Estamos trabajando para construir el gobierno. Si tenemos que ir a internas, iremos a internas, no hay ningún problema”, remarcó.

 

La ex diputada, que se define como peronista, fue al mismo tiempo muy crítica con el comportamiento del grueso del justicialismo santafesino y nacional en los últimos años. Ante unas doscientas personas que la seguían atentamente, observó que la victoria macrista se debió a errores propios. “No nos ganó Macri, lo perdimos nosotros, hubo mezquindad. Completás doce años de gobierno, tenés gente interesantísima, proba, y después se le dice a los argentinos 'vamos a elegir el candidato muleto, ese al que le vine diciendo que no, a último momento lo pongo'.  Pobre (Daniel) Scioli, el tipo demasiado hizo por cómo lo presentamos”, asestó.

 

Las lecturas contundentes no terminaron ahí. La arquitecta consideró que el peronismo, “en algunos dirigentes”, se ha convertido “en una corporación que conformó más una pyme que un proyecto colectivo, que por mucho tiempo privilegió sus intereses personales”.