X
En diálogo con Letra P, el intendente quilmeño no duda en hacer foco crítico en la herencia al trazar la carrera a octubre. Retruca los dardos tras las inundaciones y abre la convocatoria al espacio.
Por 20/09/2017 10:51

Tras una extensa secuencia de selfies en las que recolectó agradecimientos, pero también pedidos y reclamos, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, fue el último dirigente de Cambiemos en retirarse del salón del club El Porvenir donde, minutos antes, fue anfitrión del acto encabezado por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Vamos a hacer mil rampas ahora, quédese tranquila”, le adelantó el jefe comunal a una vecina que le hizo una petición por el estado de las veredas. Inmediatamente después, se dispuso a dialogar con Letra P acerca del panorama del distrito y la estrategia a implementar allí para revertir el resultado de agosto, donde su lista fue la más votada pero, en el global por frentes electorales, Cambiemos quedó detrás de Unidad Ciudadana.

Al ponderar “el plan de obras públicas”, entre las que destaca la “puesta en valor de las escuelas”, Molina subrayó: “No hacemos obras para elecciones, hacemos obras profundas y en serio”. Y, aunque admite que “no es tan sencillo llegar a todos los rincones del distrito porque es enorme y con bastas necesidades”, no duda en señalar que, bajo su administración, hay “un Estado presente”.

Así, traza el eje discursivo de cara a octubre en los cuestionamientos a la herencia e interpela al votante llamándolo a decidir por dos modelos de distrito: “La gente elegirá qué Quilmes quiere: el del abandono o este que está caminando hacia un lugar de reparación”.

-¿De qué manera van a trabajar para revertir el resultado de octubre?

-La gente misma es la que nos apoya, nos impulsa a seguir trabajando. Les decimos ¿qué Quilmes quiere?, ¿el del pasado, el del abandono, el de la desidia, el de la violencia, el de la inseguridad, o este que está caminando hacia un lugar de reparación, de orden? Entonces, la gente elegirá qué Quilmes quiere, qué funcionarios quieren que los conduzcan, funcionarios como nosotros que damos la cara en todos lados y caminamos la calle o los que no pueden ni siquiera caminar porque si aparecen la gente los saca de la calle. Confío plenamente en el vecino que ve lo que estamos haciendo. Falta muchísimo y se lo decimos.

-Este año se produjo el arribo a Cambiemos de un concejal -Gastón Fragueiro- que formaba parte del Frente Renovador. Además de apelar al votante que no apostó por Cambiemos en agosto, ¿se van a seguir estableciendo contactos con dirigentes de otros sectores políticos?

-Nosotros convocamos absolutamente a todos los que compartan nuestros valores de transparencia, de hacer por la gente, de no llevarse nada que no le corresponda a los funcionario y haciendo por ellos, por el servicio verdadero que es la función pública por la gente.

-¿Los desembarcos como los de Vidal y Macri son vitales para darle impulso a la campaña local?

-Esto es un trabajo en equipo. Nosotros trabajamos verdaderamente en equipo siempre, desde el primer día, Mauricio a la cabeza, que lleva esa gran mochila como dice María Eugenia que está dando las batallas en la provincia de Buenos Aires con nuestro acompañamiento y obviamente sabiendo que la provincia de Buenos Aires fue el lugar de las mafias, entonces ese trabajo lo hacemos entre todos, con los vecinos que nos ayudan a decirnos dónde está el mal, dónde están las drogas, dónde están las cocinas de paco, y dónde se están llevando la vida de nuestros pibes. Por eso, este trabajo que hacemos en equipo es básicamente la dirección que iniciamos desde el primer día. Así que es continuar lo que venimos haciendo.

-Desde la oposición cuestionaron duramente el rol del Estado municipal ante las recientes inundaciones en Quilmes…

-La oposición estuvo durante 25 años por lo menos gobernando el distrito. Yo les pregunto, ¿qué hicieron para que eso no suceda? Porque esto sucedió siempre. Nosotros estamos trabajando a full en todo el distrito y en los lugares más difíciles. Obviamente se necesita tiempo, esto no es de un día para el otro, la problemática de los arroyos es histórica y la Gobernadora nos apoya en todo el trabajo de las cuencas hídricas, se está haciendo muchísimo y se va a hacer mucho más.

-¿La continuidad del Fondo de Infraestructura Municipal es vital para eso?

-Absolutamente. Todos los recursos que Quilmes pueda contar para poder paliar esta situación son fundamentales, resolviendo problemas de la limpieza con las cooperativas, de todo lo que tiene que ver con el mantenimiento, se están haciendo operativos enormes de limpieza pero obviamente no alcanza y se necesita tiempo y muchos recursos, así que el camino es ese.