X
La candidata y miembro de la cúpula de Cambiemos advirtió que la maniobra que impulsa el Gabinete nacional para echar a la Procuradora es una “violación a la Constitución”.
Redacción 11/07/2017 17:29

Mientras al Gobierno alimenta la posibilidad de remover por la vía de un decreto a la procuradora Alejandra Gils Carbó, la diputada y socia fundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, salió nuevamente a exponerse como límite moral del oficialismo y rechazó ese mecanismo. “Nadie me va a obligar a avalar la violación de la Constitución”, advirtió, relanzando las tensiones con Casa Rosada que parecían aplacadas desde que fue ungida como primera candidata al Congreso nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

El plan de echar a Gils Carbó por decreto, que el Gobierno viene barajando desde que llegó al poder y que viene relanzando estas últimas semanas a través de filtraciones en off a medios amigos, tuvo este mismo martes su confirmación oficial a través del diputado y ex procurador porteño Pablo Tonelli. Y la respuesta de Lilita no tardó en llegar. Y fue clara y contundente.

“Debe respetarse la Constitución, aún ante delincuentes como Gils Carbó, a quien denuncié desde su nominación”, escribió Carrió en cuenta de Twitter. Y amplió: “O cambian la ley o hay que sacarla por juicio político. Nadie me va a obligar a avalar la violación de la Constitución”.

“Me voy a quedar en mi despacho, porque (una destitución) es un acto inválido”, declaró este lunes Gils Carbó, atenta a la embestida judicial que se preparaba en su contra, como parte del plan que tiene todos sus objetivos en figuras vinculadas al kirchnerismo. Y comparó una expulsión del cargo por decreto con una medida que podría adoptar el cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.