Política

Carrió recorta su trabajo como diputada para poder dedicarse a la campaña

Renunció a la presidencia de la comisión de Relaciones Exteriores porque, dice, su rol proselitista interfiere en la formación de consensos. Ese comité se reunió dos veces en tres meses.

La diputada Elisa Carrió, socia fundadora y autora intelectual de la alianza Cambiemos, que se presentó ante la sociedad como la cura para la política enferma de corrupción y viciada de malos hábitos crónicos, presentó este miércoles su renuncia a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara baja. ¿La razón? Su rol protagónico en la campaña puede ser un obstáculo en la formación de consensos.

 

La pregunta es: ¿la actividad de ese comité está obligando a la legisladora a una intensa tarea de negociación con las demás fuerzas políticas para el avance de una catarata de proyectos de ley? La respuesta es no: la comisión a cuya presidencia está renunciando Carrió se reunió dos veces en tres meses y siete días. Dos. O sea, una vez cada mes y medio.

 

No solo eso: Carrió anunció que también está "renunciando a otras comisiones" para dedicarse sin ataduras a la actividad proselitista, que la tendrá al frente de la lista de candidatos a diputados nacionales de Cambiemos por la Ciudad de Buenos Aires.

 

Enseguida salieron a castigarla. Alejandro Grandinetti, del Frente Renovador, dijo que "no es una buena señal" dar como motivo la campaña electoral porque "entonces los (diputados) que tienen campaña tendrían que renunciar" y dio puntualmente el caso de Luciano Laspina (PRO), presidente la comisión de Presupuesto, que también va por su reelección por la provincia de Santa Fe.

 

Carrió no se achicó. Todo lo contrario. Se defendió poniendo como argumento su relevancia como figura política. "No se trata de que otros tengan que renunciar. Lo que pasa es que yo soy muy fuerte en el escenario nacional”, señaló y justificó: “No puedo ser líder de un partido y presidir la Comisión de Relaciones Exteriores".

 

Agregó que una figura "tan fuerte" como la suya iba en contra de los "consensos en momentos electorales" y ella apostaba a que "funcione la comisión" con mayor fluidez.

 

Desde el kirchnerismo, su compañero de comisión Guillermo Carmona advirtió que la renuncia de Carrió no debería haber sido tomada "en cualquier momento", cuando "el mundo y la región está que explota".

 

"Usted está anunciando que deja la presidencia de la Comisión en un momento de cambio de canciller, que implica el cambio de toda la cúpula de la Cancillería. Usted ha planteado dudas respecto del nuevo canciller. Usted ha dicho que hay que investigar al nuevo canciller", le expuso Carmona a la diputada.

 

Además, marcó que el país "está transitando en materia de política exterior una situación dificultosa en la región y fuera de la región" y también puntualizó que "cinco estados del Golfo Pérsico han aislado a Qatar, uno de los principales socios de la Argentina" y hay firmado un acuerdo comercial que involucra al Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES.

 

El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto.

También te puede interesar