Tornquist

En campaña, oficialismo y oposición cruzan denuncias para embarrar la cancha

El FpV denunció al intendente de Tornquist. Lo acusan de recibir prestaciones sin mediar contratación. En respuesta, Bordoni apuntó contra su antecesor por el pago de sobreprecios en obras.

Si bien el cronograma electoral para el 2017 indica que la campaña para las PASO comienza el 14 de julio, los distintos espacios políticos comienzan a desplegar estrategias para diferenciarse de sus adversos. En el distrito de Tornquist, oficialismo y oposición, echaron mano a una batería de denuncias que salpican a ambos espacios, quedando bajo la mira del electorado y la justicia.

 

Al ritmo de las definiciones de candidaturas, en el distrito bonaerense de Tornquist oposición y oficialismo se cruzaron haciendo presentaciones ante la Justicia. El bloque de concejales del FpV denunció al intendente, Sergio Bordoni (Cambiemos), por los posibles delitos de incumplimiento de deberes, negocios incompatibles con su función y administración fraudulenta. Aseguran que la actual administración efectuó dos compras y las licitó con posterioridad. En respuesta, Bordoni denunció a su antecesor, Gustavo Trankels (FpV), por el presunto pago de sobreprecios en la ejecución de la senda peatonal en la localidad de Saldungaray.

 

LA DENUNCIA DEL FPV. “Bordoni hizo una simulación de licitación”, sintetizó ante Letra P el concejal peronista Víctor Antón. En este sentido, detalló que la denuncia es por la compra, previa a la licitación, de un mini bus y de un sistema de cámaras de monitoreo

 

“La combi la compraron en febrero de 2016, que es la fecha en la que tenemos prueba de que estaba en Tornquist, pero la licitación, la apertura de sobres, fue en marzo”, señaló el edil. Respecto a las cámaras, detalló que la compra “fue aprobada en el Concejo en agosto, pero luego de hacerse público, vecinos de Saldungaray, la localidad en la que se iban a colocar, advirtieron que en julio ya estaban instaladas en lugares emblemáticos. Es decir, se hizo primero la prestación y después la licitación, que terminaba con la apertura de sobres el 12 de agosto”

 

En tanto, ante la acusación del oficialismo de que se está usando esta situación por ser este un año electoral, teniendo en cuenta que los hechos denunciados ocurrieron el 2016, indicó: “Se dio curso judicial ahora porque antes agotamos todas las instancias que marca la Ley Orgánica de las Municipalidad. Se hicieron pedidos de Informes y se le consultó sobre la cuestión al secretario de Gobierno, pero no hubo respuesta. Ya pasó el tiempo suficiente y por eso acudimos a la Justicia”, indicó.

 

“El intendente habla del destiempo y él presenta una denuncia por un hecho que tiene por lo menos dos años, que ocurrió en momentos en que él era presidente del Concejo Deliberante, cuando contaba con información y herramientas para dar curso a pedidos”, agregó y consideró que la denuncia iniciada por el Ejecutivo contra su antecesor “es una cortina de humo para tapar nuestra denuncia que lo pone contra las cuerdas, sobre todo cuando ellos han hecho campaña hablando de transparencia”.

 

LA DENUNCIA DEL OFICIALISMO. Desde el Ejecutivo municipal presentaron, a manera de respuesta a la denuncia, otra demanda ante la Justicia, pero en este caso contra el ex intendente Gustavo Trankels, a quien se lo acusa del presunto pago de sobreprecios en la ejecución de una senda peatonal de Saldungaray.

 

En la presentación, Bordoni, pidió a la justicia que investigue al ex secretario de Gobierno y actual concejal del FPV, Guillermo Löffler; a la ex secretaria de Obras y Servicios Públicos, Anabella Madueña; y al titular de la empresa Urbanismo y Construcciones SA, Ricardo Pirola, publica La Nueva.

 

Para el intendente, existen elementos para sospechar que los exfuncionarios y el empresario habrían incurrido en los delitos de asociación ilícita, fraude a la administración pública, abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público y negocios incompatibles con el ejercicio de la función pública.

 

Bordoni dijo que le resulta sospechoso que la obra de la senda peatonal de Saldungaray haya costado unos 3,7 millones de pesos en 2015, mientras que obras similares, efectuadas en 2017, costaron 1,3 millones menos.

 

En referencia a la presentación cursada por la oposición, la calificó como “una jugada de campaña”, y se mostró extrañado de que los ediles opositores hayan recurrido ahora a la Justicia cuando los hechos que denuncian corresponden a inicios de 2016.

 

“Admiro que quieran denunciar, porque son los menos indicados para hacerlo”, el intendente.

 

El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto.

También te puede interesar