SAME. ENTREVISTA.

Habla el Crescenti de Vidal, funcionario clave en la campaña de Cambiemos

En diálogo con Letra P, Federico Villagrán, que llegó de la mano de su colega porteño, describió cómo funciona el sistema que la gobernadora exhibirá como uno de sus principales logros de gestión.

Federico Villagrán recibió a Letra P en su oficina del Ministerio de Salud bonaerense, en La Plata, con dos celulares en su mano izquierda y pidiendo disculpas por si sonaba alguno. "Tengo que estar atento por cualquier cosa", advirtió. Es que el director provincial de Emergencias Sanitarias, que tiene a su cargo el SAME -Sistema de Atención Médica de Emergencias-, está encabezando uno de los proyectos más ambiciosos de la gobernadora María Eugenia Vidal y sabe que no puede fallar.

 

"Tirar ambulancias en la Provincia y no solucionar los problemas solo para que figure el SAME no era la idea", remarca, haciendo hincapié en que cuando desembarcó en territorio bonaerense en enero del año pasado tuvo que empezar de cero, porque no había ningún sistema de emergencias.

 

Gracias a la reciente incorporación de Gabriel Sánchez Zinny -subsecretario de Políticas Sanitarias-, el servicio emblema en la Ciudad de Buenos Aires que dirige Alberto Crescenti se está reproduciendo cada vez a más municipios, con el objetivo de completar casi la totalidad de la Provincia al término de la gestión del PRO.

 

Superados en gran parte todos los inconvenientes que fueron postergando su lanzamiento, el SAME ya funciona en el conurbano e interior y será una de las cartas fuertes del oficialismo para publicitar una gestión urgida de obras que la gente pueda percibir, en el marco de una campaña electoral que pinta complicada para Cambiemos. "No es una presión extra, la presión estuvo desde el primer momento, nosotros queríamos mandar un producto a la calle que funcionara, no solo que sean ambulancias y un cartel de publicidad", repite quien además destaca a la ministra de Salud, Zulma Ortiz -que superó todos los rumores de renuncia y hoy se muestra más cercana a Vidal, con la misión de comunicar el funcionamiento de este proyecto-.

 

- Finalmente el SAME salió a la cancha después de mucho tiempo de promesas ¿cuál es la actualidad hoy? ¿en cuántos municipios funciona?

 

- En un principio esto nació como la implantación del SAME en el conurbano y hoy en día se extendió ya en grandes ciudades; estamos trabajando en armar una red en municipios cercanos a esas grandes ciudades también.

 

- En números concretos ¿con cuántas ambulancias y con cuánto personal cuenta hoy la provincia de Buenos Aires? ¿y de cuánto es la inversión por parte del Gobierno?

 

- Estamos hoy en día con 141 ambulancias entregadas circulando en la calle, en 28 municipios con una población de 7.800.000. Hay 11 municipios más en proceso de implementación. En cuanto a los recursos de los municipios tabajando para el SAME Provincia es de 3.010. Con respecto a la inversión yo ya perdí la cuenta; en un primer momento eran mil millones, que se implementaron para los 32 municipios del conurbano, que fue el primer planteo que se hizo. Hoy en día ya debe estar mucho más arriba de los mil millones, ya perdí la cuenta. Esto es una prioridad para la gobernadora y para la ministra, así que no tenemos muchas trabas en lo que pedimos -obviamente siempre planteando una lógica en el sistema y viendo los resultados-. No hemos tenido grandes problemas por eso. Los móviles y el equipamiento es lo más visible pero no es solo eso; es todo un sistema enorme -desde comunicaciones, localizaciones satelitales, toda una logística para mantener esos móviles, las centrales operativas, capacitaciones continuas que no terminan con la implementación, y más-.

 

- ¿Cómo se eligen los municipios en donde se implementa el servicio?

 

- Toda esta red la armamos de acuerdo a qué hospitales centrales tenemos de alta complejidad de derivación; dónde son las ciudades grandes; qué distribución geográfica y territorial tenemos de la población, y de acuerdo a todo esto se va haciendo una distribución de los móviles, y a la vez esos móviles se referencian en un solo centro.

 

- ¿Los intendentes se comunican con ustedes para pedir el SAME?

 

- No, nosotros lo ofrecemos. Eso no descarta que alguno nos haya llamado para pedirlo, pero la intención nuestra es ofrecerlo en toda la Provincia y aparte adaptarlo. Adaptarlo a un montón de cosas: a la geografía -para que funcione el sistema-, y a las necesidades que tienen cada uno de los municipios -a cuánto puede y a cuánto no puede, siempre y cuando sea efectivo-.

 

- ¿Por qué se demoró tanto su implementación?

 

- La Provincia no es fácil. Había varias limitantes que resolver: no había comunicaciones; las bases que uno necesita también había que empezar a hacerlas, porque no es que estaba toda la Provincia preparada para un sistema de salud, había un popurrí en cuanto a los sistemas de emergencia que funcionaban -había privados, mixtos, no era una de las cosas más fuertes que tenía la Provincia-. Entonces había que empezar absolutamente de cero. Principalmente con las comunicaciones. Nosotros lo que no hacemos es sembrar ambulancias; nosotros sembramos un sistema. Y un sistema depende de la ambulancia, la logística, los protocolos, las comunicaciones, la distribución geográfica de las bases, y demás. Es un análisis más profundo el que hay que hacer, que solo tirar ambulancias en la Provincia.

 

- ¿Cómo solucionaron la falta de personal?

 

- Ese fue uno de los limitantes en un principio, para poder implementar el SAME. Hubo un esfuerzo de cada municipio y de parte de la Provincia también para poder incentivar a que la gente quiera participar del sistema.

 

- ¿Siguen convocando gente?

 

- La gente en realidad no es convocada por la Provincia. La convocan los municipios en donde nosotros implementamos. Y terminan dependiendo en lo legal y en cuanto a contratos, de los municipios.

 

- ¿El modelo a seguir es el SAME porteño?

 

- No. En parte el modelo es sacado del SAME porteño, en parte sacado del SAMU de Francia, de España, del sistema suizo. Son muchas cosas que están mezcladas porque hay que adoptar un sistema realmente a lo que es la geografía, la extensión y la complejidad de la Provincia. Copiar y pegar un sistema en donde vos tenés 33 hospitales, todos a 10 minutos de distancia, con una densidad poblacional de 9 millones y distancias mucho más cortas, es una estrategia totalmente diferente a la que uno tendría que implementar en una provincia que es dos tercios la superficie de España. O sea que estamos implementando un sistema que es casi para un país, no para una provincia.

 

- ¿Cuál es el objetivo máximo?

 

- El objetivo es que todos tengan un sistema de emergencias SAME Provincia al alcance.

 

- ¿En cuánto tiempo?

 

- Terminar nuestra gestión con casi la totalidad de la Provincia implementada.

 

- ¿Usted desde cuando está en el equipo de la ministra Zulma Ortiz? ¿Cómo llegó a la Provincia?

 

- Desde enero de 2016. Tuve una llamada de la ministra, yo no tenía contacto con ella. Me dijo que tenía que implementar el SAME Provincia. Yo venía como asesor del SAME -esto fue en diciembre-. Me dijo que le presente un proyecto, yo se lo presenté, ella lo aceptó y cuando renunció la directora de Emergencias necesitaban un director, y el SAME dentro de todo es una de las patas de lo que es la emergencia en la Provincia, así que me pasaron a la dirección de Emergencias, con el diseño del SAME también a cargo.

 

- ¿Y con qué se encontró al momento de desembarcar en territorio bonaerense?

 

- Me encontré con que no había ningún sistema de emergencias. Teníamos pocos vehículos y no estaban en condiciones, no había una logística armada, no había una sistemática armada, no había comunicaciones en la Provincia para que funcione un sistema de emergencias -ni siquiera un sistema de emergencias grotesco-. Por todo eso no me pareció el año como para desplegar el sistema en su totalidad; había que solucionar varios problemas. Tirar ambulancias en la Provincia y no solucionar los problemas solo para que figure el SAME no era la idea tampoco de la gobernadora y la ministra. Todo esto lleva su tiempo, y más cuando uno no tiene un territorio mínimamente preparado.

 

- Quienes describen a la provincia de Buenos Aires como un territorio abandonado y quebrado, ejemplifican en gran parte esa realidad con el estado deteriorado de los hospitales y el colapso en el sistema de salud ¿cuán grave es esa situación hoy en día?

 

- Se dijo miles de veces cómo estaban los sistemas hospitalarios. Las guardias estaban superpobladas, no podían darles soluciones a los problemas de la gente, los hospitales tampoco tenían capacidad de internación, muchos tenían problemas edilicios -que aún siguen estando pero van en mejoría-. Realmente no había un sistema de salud que pudiera abarcar lo que era la emergencia. Hoy en día, no es solo la implementación del SAME con ambulancias; es la implementación de un sistema para que funcione el SAME y que pueda ser abordado el tema de la emergencia en la Provincia. Hoy se están poniendo en valor y reacondicionando guardias en los hospitales, dentro del proyecto este, con un sistema de Triage nuevo que va a organizar la atención; se está tratando de remodelar también quirófanos, áreas de terapia intensiva y críticas. Se está haciendo todo un abordaje escalonado como para que el SAME también funcione. Yo puedo tener un muy buen sistema SAME pero no tengo dónde llevar los pacientes ni dónde brindarle lo que tengo que brindarle. Se trabajó exhaustivamente durante el primer año en cómo calificar los hospitales, categorizarlos, empezar a abordar cada hospital de acuerdo a lo que uno pretendía de armar una red en la Provincia en general -no solo en el conurbano-. Nosotros estamos todo el tiempo en Emergencias derivando pacientes de menor a mayor complejidad, de acuerdo a lo que se requiere, y la necesidad: se hace tanto por tierra como por aire y vos tenés una extensión de casi mil kilómetros.

 

- Vidal va a utilizar al SAME en la campaña como uno de los logros de su gestión en el marco de este año electoral ¿es una presión extra para ustedes?

 

- No, extra no. La presión estuvo desde el primer momento, durante todo el año pasado, en cuanto a que entendía también cuál era la problemática, nuestras limitantes, y que nosotros queríamos mandar un producto a la calle que funcionara, no solo que sean ambulancias y un cartel de publicidad. Lo entendió, obviamente. Después tuvimos un abordaje acá, con todo un plan armado que nos faltaba desplegar y lo hicimos con Gabriel Sánchez Zinny, que nos vino a dar una mano enorme en el despliegue del sistema. Porque acordémonos que estos también son convenios con los municipios, no es que solo nosotros ponemos lo que queremos donde queremos, sino que hay que convencer a los municipios de que es un buen producto y que va fundamentalmente a solucionar los problemas de la emergencia en cada uno de los municipios.

 

- ¿Tiene relación con Alberto Crescenti?

 

- Sí. Yo trabajé para él en el equipo de catástrofes en el SAME. Después lo dejé y últimamente me estaba dedicando a trabajar en el SAME aéreo, con el helicóptero. Ahora trabajamos en conjunto en todo lo que necesitemos. Se borró el tema de las fronteras: si él necesita de nosotros -que hoy estamos un poco más armados, cosa que no pasaba el año pasado- o si nosotros necesitamos de ellos, este es un sistema como debe ser la emergencia, no importa de dónde somos. Se trata de armar algo útil para abordar la situación y ofrecerles lo mejor a las víctimas que tenemos en el lugar.

 

- ¿Usted se encamina a ser el Crescenti bonaerense?

 

- Yo no me pretendo asemejar a nadie, yo trato de hacer mi trabajo con todo un equipo atrás. Por lo que hago por ahí soy la cara visible porque cargo con la emergencia pura, pero hay una logística atrás y un equipo armando todo este sistema que es inmenso.

 

- ¿Está en contacto con Vidal? ¿Qué le pide?

 

- Nosotros nos contactamos Zulma, y Zulma es nuestro contacto con Vidal. He participado en algunas reuniones de gabinete ampliado cuando estábamos presentando y diseñando el sistema, pero en realidad nuestra vía de contacto es Zulma.

 

- Durante gran parte del año pasado hubo muchos rumores de renuncia de la ministra, sin embargo se mantuvo firme en su cargo ¿cómo la nota?

 

- Fueron rumores. Nosotros en ningún momento para adentro tuvimos una noticia de ese tipo. Siempre estuvo firme, afrontó todas las dificultades que hay, que son muchas. Y siempre tuvo una creatividad muy particular para poder solventar los problemas que tenía.

 

BIO. Federico Villagrán es médico cirujano recibido de la UBA. Trabaja en el Hospital Santojanni desde el año 2008. Dos años más tarde comenzó a desenvolverse como médico aeroevacuador en el helicóptero del SAME porteño, con Alberto Crescenti. En 2013 asumió como jefe del servicio de urgencias del Hospital central de san Isidro. Convocado por la ministra de Salud bonaerense Zulma Ortiz, desembarcó en la provincia de Buenos Aires en enero de 2016: hasta la actualidad es el director de Manejo de Emergencias Sanitarias y Catástrofes, y entre sus tareas más importantes estuvo implementar el SAME Provincia, que tiene como objetivo extenderse a todo el territorio, de acá a 2019.
Guillermo Francos, logró destrabar la ley ómnibus. 
Los productores lecheros de Córdoba ganan menos que sus pares de Buenos Aires.

También te puede interesar