POST 7M

La CGT se reúne para “analizar la situación” y la CTA definirá el paro el “próximo martes”

El Consejo Directivo confederal se reunirá este jueves, pero hay dudas sobre una fecha para la huelga nacional. "La bronca salió de nuestras bases", admiten dentro de la CGT. La CTA define el 14.

El consejo directivo de la Confederación General del Trabajo se reunirá este jueves para analizar los resultados de la movilización del martes y los pasos a seguir, aunque fuentes del triunvirato unificado se negaron a confirmar que vayan a ponerle una fecha al paro nacional. Las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA), conducidas por Hugo Yasky y Pablo Miceli, se concentrarán el próximo martes 14 en un congreso nacional de delegados, que reunirá a más de 2.000 representantes provenientes de todo el país que decidirán un día para la huelga nacional, más allá de las decisiones que adopte la conducción cegetista. 

 

“Analizaremos el acto, evaluaremos los pro los contra de lo que pasó, y definiremos los pasos a seguir, y eso no es solamente el paro, porque hay muchas otras cosas que se pueden hacer”, contestaron desde la CGT ante las consultas de Letra P. Las explicaciones ofrecidas desde la sede confederal buscaron sortear el interrogante que estalló a los gritos frente al escenario donde los tres miembros del triunvirato se negaron a ponerle fecha a la huelga nacional. Luego de los abucheos y de los incidentes en el cierre del acto, las posiciones dentro de la CGT siguen igual de tirantes, aunque el comentario más repetido por distintos dirigentes confederales es que “la bronca y el reclamo del paro provino de nuestras propias bases sindicales, no del kirchnerismo, ni de la izquierda”. Una versión totalmente diferente a la acusación que lanzó el titular de Camioneros Pablo Moyano, que responsabilizó de los incidentes a la agrupación juvenil La Cámpora, mientras que el jefe del gremio de Sanidad Héctor Daer responsabilizó al kirchnerismo.

 

“Son nuestros propios compañeros los reclamaron el paro y se enojaron con los oradores”, confió este miércoles a Letra P uno de los 20 dirigentes que estuvieron sobre el escenario, detrás del atril donde hablaron los tres representantes de la CGT unificada. Parte de esas evaluaciones resonarán dentro de la sede de la calle Azopardo, donde algunos gremios conducidos por “los gordos” volverán a poner sus mayores esfuerzos para que la huelga se realice en abril, y que la fecha sea adoptada cerca del 20 de marzo, tal como lo pidió el titular de la UTA Roberto Fernández luego del escándalo. Ese concepto es compartido por los gremios de Comercio, que conduce Armando Cavallieri y UPCN, que encabeza Andrés Rodríguez, el mismo que acordó un aumento paritario del 18% en cuatro cuotas para los estatales bonaerenses. El ex titular de la CGT Azopardo Hugo Moyano, titular del club Independiente, también compartiría el mismo punto de vista, pero con matices, porque no descarta que “sea necesario” realizar el paro contra la política económica del Gobierno.

 

Una opción que podría aprovechar el triunvirato para lanzar la medida de fuerza es la asamblea popular que realizarán distintas organizaciones sociales el lunes 13 en Plaza de Mayo. La convocatoria es motorizada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) que organizó un reclamo por “Techo, Tierra y Trabajo”, en la misma jornada de conmemoración del cuarto año de papado de Jorge Mario Bergoglio.

 

Con ese mar de fondo, no hay certezas en la CGT sobre un inmediato anuncio del paro nacional, pero otro de los triunviros, el estacionero Carlos Acuña, deslizó que, en su opinión personal, la medida debe realizarse “el viernes 31 de marzo o el lunes 3”. El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, junto con la Corriente Federal Sindical, convocó a un paro el 30 de marzo, casi en la misma línea de lo que plantearon las dos CTA, para hacer la huelga a 35 años de la marcha "Paz, Pan y Trabajo" que lideró Saúl Ubaldini en 1982 para reclamar elecciones libres y el fin de la última dictadura militar.

 

“Nuestros delegados se reunirán el martes porque tienen mandato para definir el paro, e independientemente de lo que haga la CGT, nosotros le pondremos fecha”, explicó Yasky a Letra P, luego de lamentar que el acto principal de la marcha del martes concluyera sin una fecha concreta para la huelga nacional. “Era una gran oportunidad para que la CGT encabezara esa enorme marcha multitudinaria y creo que ese momento fue desaprovechado”, opinó el líder sindical, aunque confesó que ha perdido las esperanzas de que la CGT adopte una medida que les permita unificar el paro. Por lo pronto, el congreso de las dos CTA se realizará un día después de la asamblea popular convocada en Plaza de Mayo por la CTEP, que integra la CGT unificada desde agosto pasado.

 

movio macri: jaque a bullrich en buenos aires
Giorni - Milei - Dionisio

También te puede interesar