No empiezan las clases

Ahora Vidal ofrece más aumento si los docentes faltan menos: paro de 48 horas

El gobierno bonaerense puso sobre la mesa técnica un incremento salarial condicionado a la reducción del ausentismo. Los gremios calificaron la propuesta como una nueva "extorsión".

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, volvió a sorprender a los gremios docentes con una nueva propuesta basada en la lógica del trueque, calificada como “extorsión” por la dirigencia sindical: el gobierno de la Provincia ofreció un aumento mayor pero sujeto a una reducción del ausentismo. La propuesta fue rechazada de plano por las organizaciones que representan a los maestros bonaerenses, que inmediatamente convocaron a un nuevo paro de 48 horas a cumplirse los días miércoles y jueves de esta semana.

 

Concretamente, en el marco de la mesa técnica salarial a la que la administración provincial convocó para este martes, los funcionarios técnicos enviados por Vidal insistieron con la oferta que estaba vigente: 19% en tres cuotas, con cláusula gatillo para ajuste por inflación oficial y un pago en negro de 500 pesos, como recomposición de lo perdido en 2016. Pero ahora propusieron sumar un cinco por ciento al salario básico en la medida en que favorecieran una reducción del ausentismo que, explicaron, generaría un colchón de recursos extra que sería destinado a esa mejora.

 

Los funcionarios señalaron, en la reunión con los técnicos de los gremios, que el ausentismo por licencias médicas asciende al 17%, un índice que es considerado por el Gobierno como “superior a la media” del país. Y plantearon como opción reducir ese índice al 10 por ciento.

 

La reacción sindical fue negativa y categórica. “Es una extorsión; quieren cambiar salud por plata”, señaló a Letra P Alejandro Salcedo, secretario gremial de Udocba. La consecuencia: un nuevo paro de 48 horas que vuelve a unificar la posición de los sindicatos: los seis, Feb, Suteba, Udocba, Amet, Sadop, y UDA convocaron a la medida de fuerza. 

 

“Se profundiza la lucha porque este gobierno no entiende que tiene docentes por debajo del nivel de la pobreza" remarcó Salcedo.  

 

“Lo que se presentó en la mesa es absolutamente descalificatorio” indicó por su parte la Secretaria Gremial de Suteba, María Laura Torres.

 

“Es faltarle el respeto a los docentes y a los alumnos en general. Estamos perdiendo todo marzo y  nos proponen la misma oferta, por eso hacemos responsable a la gobernadora, María Eugenia Vidal de que esto suceda” remarcó la sindicalista. Y recordó que existen otros puntos, planteados por los gremios, que nunca fueron abordados por el Ejecutivo.

 

“Lo que deberían estar viendo es porque no cubren los cargos que aún no cubrieron; porque no resuelven la situación de infraestructura que todavía no está resuelta, y porque por ejemplo no estamos convocados a las comisiones específicas de salud laboral.” indicó Torres.

 

PLAN CANJE. Con esta nueva propuesta, la gobernadora Vidal vuelve a la lógica del trueque: ofrece más aumento pero exige una contraprestación -en este caso, que los maestros bajen el nivel de ausentismo.

 

El pasado 3 de marzo, había prometido un adelanto del aumento que se acordara en el proceso paritario pero lo había dejado embargado: para acceder a ese anticipo, los gremios debían bajar el paro de 48 horas que estaba previsto para el lunes 6 y el martes 7, en coincidencia con el arranque del ciclo lectivo.

 

Más tarde, fue por más: ofreció un premio de mil pesos a los docentes que abandonaron la huelga y asistieron a las aulas: se trataba de un “reconocimiento extraordinario y por única vez al presentismo de los docentes que este mes decidieron dar clases y privilegiaron a los chicos”, según las palabras de la propia Vidal, que encabezó una conferencia de prensa en la Gobernación en la que envió un duro mensaje a la dirigencia sindical.

 

ARGUMENTO OFICIAL.- Los titulares de Educación, Alejandro Finocchiaro; de Trabajo, Marcelo Villegas, y de Economía, Hernán Lacunza, no participaron en presencia de la reunión técnica paritaria, pero estuvieron siguiendo ese proceso en otro lugar del edificio de Economía.

 

Tras la reunión, y ante el rechazo y el anuncio de nuevas medidas de fuerza de los gremios, optaron por no hacer declaraciones, aunque difundieron una suerte de comunicado oficial, donde se dieron detalles de la nueva propuesta.

 

Según indicaron, la nueva variable que apunta al asuentismo, se pensó “ante la falta de recursos, encontramos un camino para poder elevar nuestra propuesta e incorporar un criterio de justicia en el salario”.

 

Según consignaron, la provincia de Buenos Aires tiene un nivel de ausentismo del 17%. y "esto implica pagar por año 14.300 millones de pesos en suplencias docentes".

 

Por lo que se propuso "disminuir el numero de ausentismo y con ese dinero aumentar el salario de los docentes que van a trabajar, cumpliendo con su tarea". Según el cálculo de la gobernadora Vidal, si se reduce un 10 por ciento el ausentismo, (pasar del 17% a 15,3%), "la provincia estaría en condiciones de incrementar, además de las propuestas anteriores, en 5000 pesos anuales el ingreso promedio docente".

 

Y se detalló que "con esta reducción del ausentismo, el salario inicial, que perciben sólo 7% de los docentes, pasaría de 9800 a 12000, y en el salario promedio pasaríamos de 19.200 pesos a 23.300".

 

"La propuesta de hoy nos permite asegurar que el 65% de los docentes van a cobrar mas de 17 mil pesos y el 50% van a cobrar mas de 23 mil pesos" indicaron desde el gobierno.

 

Lo que no pudieron consignar las fuentes de Gobierno, fue si existen casos comprobados de licencias irregulares que justifiquen la decisión de reducirlas de forma arbitraria. De hecho, tampoco se pudo precisar que parámetros se tomaron, o con que empleos se compararon el nivel de ausentismo del sector docente, para indicar que "supera la media" laboral.

 

Los únicos que dieron una respuesta en ese sentido, fueron los gremios.

 

“Las carpetas médicas las firma el propio gobierno porque tiene la prestataria a la cual le paga para hacer el control de salud y para mejorar las condiciones de trabajo de los compañeros" indidaron desde Udocba. "Es decir, que el gobierno le paga a una empresa y después plantea que somos los trabajadores los que tenemos que bajar el nivel de ausentismo, cuando son ellos los únicos responsables”.

 

"El nivel de ausentismo es el que autoriza el propio gobierno” sintetizaron los gremialistas.

 

 

Diana Mondino, canciller de Javier Milei, junto a María Jesus Alonso Jimenez
Cómo es el Cabildo de Córdoba donde Javier Milei puede celebrar su Pacto de Mayo

También te puede interesar