X
  • Grupo ultracatólico convocó a una misa por la "reconciliación"

  • Grupo ultracatólico convocó a una misa por la "reconciliación"

Será en la catedral de Avellaneda - Lanús a las 19 y la encabezará el obispo Rubén Frassia. La convoca el "consejo directivo" de REUNIR, desprendimiento de la vieja FAMUS, que reivindicaba a las FFAA.

Redacción 24/03/2017 14:00

Un grupo derecha ultracatólico, vinculado a genocidas de la última dictadura perseguidos por la Justicia, realizará este 24 de marzo una misa en la catedral de Avellaneda - Lanús por la "Memoria, Verdad, Justicia, Reconciliación y Unidad". La convocatoria comenzará a las 19 y es difundida por el "consejo directivo de Reconciliación para la Unidad de los argentinos y por la Reconstrucción (REUNIR)", que contará con el espaldarazo del obispo de esa diócesis Rubén Oscar Frassia, a cargo de la homilía. 

REUNIR es un espacio casi desconocido, salvo para los sacerdotes de esa diócesis, que comenzaron a advertir la llamativa misa que dará Frassia. Según pudo saber Letra P, "se trata de un grupo de familiares de ex militares, ultracatólicos, que durante años participaron de la organización FAMUS", detalló una fuente eclesiástica en referencia al grupo "Familiares y Amigos de Muertos por la Subversión", que oficialmente dejó de funcionar a comienzos de los 90, pero luego continuó operando. En abril de 1998 la sigla volvió a resonar en la Feria del Libro de ese año, cuando los miembros de FAMUS organizaron la presentación del libro "Subversión, la historia olvidada", de la Asociación Unidad Argentina (AUNAR), organizada y patrocinada por el defensor de represores Alfredo Solari. La presentación del 98 iba a contar con la presencia del genocida Miguel Etchecolatz, pero los organizadores prefirieron evitarlo, aunque el evento igualmente terminó con un escrache de la agrupación H.I.J.O.S.

REUNIR es una versión actualizada de AUNAR, que buscó jalonar desde fines de los 90 hasta el primer mandato de Néstor Kirchner, la tradición de FAMUS, que concentró sus reclamos en misas similares a la que convocó el "consejo directivo" de REUNIR.  Los activistas ultramontanos también tienen vínculos con la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de la Argentina, más conocida como "Memoria Completa", que preside la activista conservadora Cecilia Pando

"Creo que es una vergüenza que convoquen a una misa por una supuesta reconciliación cuando nunca reconocieron lo que hicieron y porque nunca pidieron perdón. La doctrina de la Iglesia dice que no puede hacer reconciliación si no hay Justicia ni reconocimiento de los errores", opinó un sacerdote de esa diócesis para repudiar la misa. "Es inaceptable que encima, además de que no reconozcan que fue un genocido, la misa sea encabezada por nuestro Obispo, francamente lamentable", se quejó otra fuente eclesiástica. 

Frassia, muy cercano al Papa Francisco, es un hombre respetado dentro del clero que tiene a su cargo, pero la misa de este viernes por la tarde desató todo tipo de debates bajo su mando y cuestionamientos hacia el sector más conservador de esa diócesis. Todo en medio de la particular fecha elegida para la homilía: el Día Nacional de la Memoria, que este año conmemora el 41° aniversario del golpe cívico - militar del 24 de marzo de 1976.