No empiezan las clases

Pruebas Aprender: Macri busca acorralar a los gremios con resultados malos

Mostró problemas en matemáticas y puso énfasis en la brecha entre la enseñanza pública y privada. El Presidente enviará al Congreso una ley con más de cien objetivos.

Frente al escenario de protesta salarial docente, el presidente Mauricio Macri buscó poner el foco en el deterioro del sistema educativo al dar a conocer los resultados de las pruebas Aprender y anunció que enviará al Congreso una ley con más de cien objetivos, en un intento de mostrar iniciativa y acorralar a los gremios de maestros, fundamentalmente a los que sostienen la huelga en la provincia de Buenos Aires.

 

En una breve conferencia de prensa en la residencia de Olivos, Macri dijo que, de acuerdo a las evaluaciones realizadas en octubre pasado, las mayores dificultades fueron registradas en matemática y se detectó una seria brecha entre los alumnos que concurren a escuelas públicas y los que asisten a colegios privados.

 

“Siete de cada diez chicos que terminan el secundario no tienen conocimientos básicos en matemática”, precisó y agregó que “cuatro de cada diez alumnos del primario (sexto grado) no comprenden textos en la escuela pública y dos de cada diez en la escuela privada”, lo que muestra, además, “la terrible inequidad entre aquel que puede ir a la escuela privada y aquel que debe caer en la escuela pública”.

 

En el nivel secundario, prácticamente la mitad de los alumnos tampoco tiene comprensión lectora y, además, cuatro de cada diez tienen problemas en Ciencias Sociales y tres de cada diez, en Ciencias Naturales. Otro dato que arrojaron las evaluaciones: el 82% de rectores encuestados dijo tener un problema de ausentismo docente en el secundario.

 

“Queremos mejorar y la única manera es saber dónde estamos parados”, argumentó Macri, quien durante la mañana mantuvo una reunión con su gabinete para informarse sobre los resultados de las evaluaciones, mientras docentes de la provincia de Buenos Aires demoran el inicio de clases en reclamo de una paritaria nacional.

 

En este contexto, Macri anunció que enviará al Parlamento el “Plan Maestro”, una "ambiciosa" iniciativa que contiene un total de 108 objetivos. “Queremos que la política educativa trascienda al gobierno de Macri y de un ministro”, justificó el ministro de Educación, Esteban Bullrich, el encargado de informar la propuesta en detalle.  

 

 

Entre las “11 metas principales”, el funcionario priorizó la de garantizar la educación inicial a partir de los tres años, un proyecto que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados pero cuyo tratamiento está pendiente en el Senado.

 

Para 2021, el Gobierno espera lograr “que no haya ningún estudiante secundario en el nivel 1”; instaurar una “nueva carrera docente”; “universalizar el acceso a Internet en todas las escuelas” y conseguir que “el 70% de las universidades con planes de articulación con el nivel secundario”.

 

Más a largo plazo, para 2026, se plantearon como objetivos la jornada extendida en el 100% de las escuelas, y una reducción del 70% el abandono escolar, otro de los problemas que persisten en el sistema educativo.

 

Además, Bullrich prometió “trabajar con las 3000 escuelas que registraron los resultados más bajos” en las pruebas, realizadas el 18 y 19 de octubre del año pasado en más de 30 mil escuelas de todo el país, donde participaron 1,4 millón de alumnos.

 

 

Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro, buena síntonia y cooperación.
Javier Milei no quiere controlar el comercio exterior

También te puede interesar