La crisis del empleo

Les deben tres meses de sueldos a 115 operarios de Canale en Lomas de Zamora

Los trabajadores están de paro por tiempo indeterminado. Los dueños argumentan que “está mal el mercado". El Ministerio de Trabajo bonaerense pide informes pero no avanza en soluciones.

Desde hace una semana, trabajadores de la planta Lavallol del grupo alimenticio Canale están de paro. La medida de fuerza se adoptó ante el atraso en el cumplimiento de los pagos de los sueldos correspondientes a los últimos tres meses, aguinaldo y cargas sociales. Denuncian que la empresa intentó retirar maquinaria y materia prima como parte de un proceso de vaciamiento del esta blecimiento. En este marco, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires mantiene reuniones quincenales informativas, pero no ha tomado medidas concretas. 

 

La situación que atraviesan los trabajadores de esta planta, ubicada en el distrito bonaerense de Lomas de Zamora, está en sintonía con lo que está ocurriendo en la textil de Las Flores y en la informática Banghó de Vicente López, donde el reclamo de los trabajadores se topa con los argumentos del sector empresarial que justifica los incumplimientos con la caída de la producción del sector y las consecuencias de la política oficial de apertura de importaciones.  

 

“Desde hace tiempo venimos arrastrando la deuda de dos meses sin pago, ahora se sumó uno más y ya llevamos tres meses sin cobrar”, señaló a Letra P el delegado de la UOM, Nicolás Macchi, quien detalló que la planta de Lomas de Zamora, que se dedica a la producción de envases de hojalata para conservas de alimentos, cuenta con 115 operarios.

 

La situación, que derivó en un paro por tiempo indeterminado con presencia en el lugar, se agudizó en las últimas horas con el intento de la gerencia de llevarse “los fardos de hojalata”, es decir, el insumo de la producción. “No es la primera vez que intentan vaciar la fábrica: en noviembre y en diciembre se quisieron llevar máquinas y nosotros lo evitamos”, resaltó el delegado y agregó que para impedirlo organizaron guardias de trabajadores ubicados en el exterior de la fábrica. “La planta no está tomada”, advirtió el operario.

 

Sin embargo, este escenario no es nuevo. Además de los pagos discontinuos de los salarios, en el último año hubo cuarenta retiros voluntarios al 50 por ciento en 12 cuotas sobre el ingreso neto y dos despedidos en septiembre sin causa justa y sin indemnización. Al mismo tiempo, los trabajadores denuncian que los sueldos están congelados desde 2014.

 

En línea con lo argumentado por el sector empresarial de GGM de Las Flores y Banghó de Vicente López, Macchi señala que el Grupo Canale explica que “están ante una situación crítica, que está mal el mercado porque se ha perdido mucha producción”, atada a la apertura de importaciones impulsada por el Gobierno nacional. Sin embargo, apuntó que el grupo empresarial de esta alimenticia “no le importan los trabajadores porque no es la primera vez que hace esto”, en referencia a decisiones aplicadas en otros momentos.

 

Si bien anunció que en las últimas horas mantuvieron un encuentro con el representante de la delegación regional Lomas de Zamora del Ministerio de Trabajo provincial, señaló que “hicieron un pedido de informes de la situación” y agregó que estas reuniones se reiteran “cada quince días, pero no pasa nada”. 

 

Macchi aseguró que el cuerpo de trabajadores sostendrá la medida de fuerza hasta que se les pague lo adeudado y se preserven los puestos de trabajo.

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
El peronismo de Neuquén busca su destino. Darío Martínez se planta y rechaza un acuerdo con Rolando Figueroa.

También te puede interesar