X
“No creo en el bloqueo como mecanismo para impedir gobernar”, sostuvo el jefe de la bancada peronista en el Senado. Dijo que el peronismo debe darse un debate ideológico y que “no es la izquierda”.
Redacción 07/11/2017 8:44

Al salir de Tribunales tras declarar por supuesto encubrimiento de la causa AMIA, la ex presidenta Cristina Kirchner ofreció un “tráiler” del tono combativo que le imprimirá a su mandato en el Senado y acusó al Gobierno de querer un “Parlamento sumiso, donde los legisladores voten lo que ellos quieren”. Todo lo contrario al perfil que Miguel Pichetto, jefe de la bancada peronista, promete mantener a partir del 10 de diciembre.

“No creo en el bloqueo como mecanismo para impedir gobernar”, sentenció el rionegrino en los estudios del canal Todo Noticias, consultado sobre las próximas reformas que deberá debatir el Congreso, en materia laboral, tributaria y previsional.

Tal como señaló Letra P, la de Cristina y Pichetto es una de las peleas de fondo que vivirá el Senado tras la renovación parlamentaria. Un “sinceramiento” de la situación es lo que esperan en el entorno del jefe del bloque mayoritario, que se encamina hacia la división: la líder de Unidad Ciudadana alinearía a un puñado de ocho senadores, y el resto seguiría bajo el mando actual.

Pichetto expresó que “hay un peronismo que intenta reconstruirse, que tiene que tener un aporte constructivo en la sociedad política y democrática argentina”, y agregó que “la recuperación de un debate ideológico” en el PJ “es el centro nacional, no es la izquierda”.

 

 

“El peronismo tiene que ir hacia un capitalismo moderno, que defienda la industria nacional”, explicó el senador, quien se ganó hace tiempo el lugar de interlocutor entre los gobernadores de ese espacio y el oficialismo, que a partir del 10 de diciembre engordará su tropa en el Senado.

 

 

FONDO DEL CONURBANO. Durante la entrevista, Pichetto también se refirió a la reunión que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mantuvo con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, por su reclamo en torno a la actualización del Fondo del Conurbano.

 

La gobernadora María Eugenia Vidal, su ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, y el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

 

“Si hubiera una decisión unilateral y judicial que afectara los recursos provinciales a favor de la provincia de Buenos Aires en detrimento de las provincias, habría una construcción excesivamente metropolitana o unitaria de los recursos de la Nación, y esto tuvo una historia lamentable, de casi guerra civil en Argentina en el siglo 19”, advirtió.

 

 

En línea con los mandatarios provinciales del PJ, el legislador aseguró que “son temas que requieren de voluntad política de acuerdo que después se pueden trasladar al plano parlamentario y ser votadas en base a esos acuerdos”.