X
El senador Guillermo Pereyra visitó al vicegobernador Rolando Figueroa tras un cruce por el acuerdo de Vaca Muerta. Señal de unidad.
Redacción 30/01/2017 18:34

El vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa, mantuvo este lunes una reunión institucional con el senador Guillermo Pereyra. En la Legislatura provincial intercambiaron opiniones y abordaron varios temas respecto a la agenda energética de la provincia y la Nación. Según fuentes de ambas partes, y como se planteó en una misiva oficial, coincidieron en que “el Movimiento Popular Neuquino (MPN) es una familia muy grande, con diferentes opiniones, donde siempre lo que priorizamos es el desarrollo de la provincia”. El encuentro tomó relevancia luego de un cruce verbal por el acuerdo paa revivir a Vaca Muerta que anunció el presidente Mauricio Macri.

“No soy muy amigo de los anuncios, lo que hay que mostrar son hechos”. La definición del vice de Omar Gutiérrez generó la inmediata reacción del conductor que tiene el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa. "No conoce los yacimientos", había dicho Pereyra.

"Se lo debían hace tiempo, sirve para demostrar lo que es el MPN", le aseguró a Letra P un allegado que coordinó la reunión. Figueroa, por su parte, destacó que “en esta casa siempre ha primado el diálogo, y esta ocasión no es la excepción. Al contrario, se acentúa cuando es un compañero quien ha tenido la deferencia de visitarnos institucionalmente en nuestra casa”, dijo e indicó que esta es la forma de trabajar dentro del MPN, “todos unidos para la provincia”.

“La sociedad neuquina se ha manifestado de manera que requiere a los políticos muy lejos de las confrontaciones y los problemas, y así es como estamos dos hombres del MPN con distintas responsabilidades institucionales trabajando para que a la provincia y al país le pueda ir bien”, aseguró y además explicó que“las diferencias son las que han hecho grande a nuestro partido”.

Pereyra, por su parte, afirmó que el MPN es como una gran familia, y que "en toda familia hay entredichos, pero lo fundamental es que acá está el partido por delante y Neuquén ante todo”. “Tenemos que trabajar para poner en movimiento la economía de la provincia, no confrontando ni peleando, sino tomando posición sobre las distintas ideas y tratando de armonizarlas”, agregó el senador nacional y dirigente petrolero.

Respecto al acuerdo de los trabajadores, -sobre el cual mañana por la tarde en Buenos Aires será firmada la adenda al Convenio Colectivo de Trabajo para el sector no convencional- Pereyra recordó que se trabajó durante varios meses para conseguir un precio del gas que permita volcar nuevas inversiones en el sector, “donde los argentinos estamos importando por más de ocho mil millones de dólares un gas caro, cuando podemos producir un gas barato que lo tenemos acá en Vaca Muerta”.