La Guerra del Asado

Avanza la pelea para frenar el contrabando de asado pampeano

Casi 1.700 kilos del corte fueron decomisados. Dos toneladas más de carne bovina también se retuvieron. Crece el clima de tensión entre las provincias del sur.

Cada hecho que atenta contra la circulación (hoy ilegal) de carne (con hueso) provoca un cimbronazo entre las autoridades patagónicas. El conflicto de La Pampa con el resto de los distritos australes enrareció el clima de las relaciones entre provincias y toda novedad sobre la venta de asado genera reacciones tras el anuncio del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de un importante golpe contra el contrabando.

 

Según informaron desde la dependencia nacional a Letra P, se impidió, a través de dos procedimientos, “el ingreso a Patagonia de más de cuatro toneladas de productos de origen animal”. Esta es una clara demostración del acuerdo político para que productores de la región sur puedan desarrollarse y proveer al resto de la zona más austral del país.

 

“Acciones de este tipo ponen en riesgo la estabilidad zoosanitaria de toda la Patagonia al introducir clandestinamente productos que tienen el ingreso prohibido o restringido. Es necesario que todos nos comprometamos, desde los organismos nacionales hasta las autoridades provinciales y municipales, para desarticular a las organizaciones delictivas que realizan estos contrabandos”, aseguró el coordinador general de Fronteras, Barreras, Tráfico Federal y Registros del Senasa, Ricardo Cafferata.

 

La guerra del asado tiene un capítulo más. La tensa sesión del Parlamento Patagónico, en la que el gobernador Carlos Verna (La Pampa) despotricó contra el Gobierno nacional en su provincia, sirvió para demostrar que Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego (las dos primeras con más fuerza) no permitirán que el sabroso asado pampeano atraviese la barrera fitosanitaria del río Colorado. “Lo hacen por intereses sectoriales y perjudicando a los habitantes de Río Negro y Neuquén que pagan por esos cortes vacunos el doble del precio al que los pampeanos se los ofrecemos y por carnes de calidad superior. Algunos les preocupa poco la gente y mucho más la opinión de la Sociedad Rural”, advertía el experimentado dirigente justicialista.

 

Lo que Verna no recordó es el interés de un coloso comercial de la Patagonia tiene para que el excedente de producción llegue a las góndolas del sur. Este portal describió la sintonía fina entre la provincia que gobierna el peronismo y la familia Braun. En Speluzzi, muy cerca de General Pico, el ministro de Producción, Ricardo Moralejo, celebró la influencia del Frigorífico Pampa Natural (uno de los que posee La Anónima), en la entrega de un crédito por 50 millones de pesos, enmarcado en la Ley de Promoción Económica,y su “capacidad productiva” en materia ganadera. También auguró crecimiento que “abre un futuro muy importante”. Fuentes gubernamentales remarcaron la capacidad del matadero pampeano  para comercializar en las provincias más australes.

 

Esta oportunidad, tras un largo silencio oficial por las negociaciones para mover la barrera sanitaria al norte del río Colorado, Senasa publicó un informe que buscó demostrar el avance del contrabando y sus consecuencias. Cafferata reafirmó el “riesgo” de la “estabilidad sanitaria” al que se comprometió el titular de la entidad Jorge Dillon en General Roca.

 

TONELADAS. En total fueron más de 4 mil kilos de carne que venía del lado norte a la barrera que La Pampa quiere eliminar.

 

El radical Leandro Altolaguirre junto a Sandra Fonseca (Comunidad Organizada), el senador Daniel Kroneberger y Juan Carlos Tierno. Parte de la oposición de La Pampa busca amucharse en una sola boleta para vencer al peronismo.
Tanya Bertoldi y su tío Javier Bertoldi. El peronismo de Neuquén cruje por el acuerdo con Rolando Figueroa. 

Las Más Leídas

También te puede interesar