El postkirchnerismo

Río Negro: otra pelea de Soria y Pichetto agiganta la interna del PJ

Los dichos que surgieron desde la familia roquense originaron una inmediata respuesta del pichettismo. Nuevo capítulo de una relación por conveniencia.

La comparación que hizo la diputada nacional María Emilia Soria entre Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto reavivó la interna en el peronismo rionegrino. Luego de que el intendente de General Roca, Martín Soria, barriera con el pichettismo de la estructura orgánica del Partido Justicialista (PJ), e iniciara la campaña para la gobernación en 2019, los laderos del senador comenzaron a marcar su propia línea en la Legislatura provincial. Eso agigantó diferencias en el Frente para la Victoria (FpV).

 

De paso en San Carlos de Bariloche, la hermana del titular del PJ fue determinante cuando la consultaron sobre el rol de algunos referentes patagónicos en el Congreso: “Soy oposición, no sé si (Sergio) Massa es opositor en este momento porque muchas veces se comporta como oficialista” al igual “como lo hace el senador (Miguel) Pichetto”. Esa declaración provocó la inmediata respuesta del legislador provincial Ariel Rivero.

 

“El rol que tiene Pichetto en la política nacional, como hombre de Estado, requiere de una actitud responsable y madura. Los beneficios para los rionegrinos se consiguen sabiendo tener altura en el trabajo diario y respetando las elecciones del pueblo en democracia”, apuntó el ex presidente del Poder Legislativo en tiempos que el FpV mantenía una alianza transitoria con el gobernador Alberto Weretilneck. "Miguel Pichetto perdió las elecciones el año pasado, asumió esa derrota no destruyendo a los demás, si no por el contrario, sumando esfuerzos, respetando el juego democrático y contribuyendo para que la provincia siga creciendo”, dijo Rivero antes de citar el trabajo que realizó para el sector frutícola (el motor de la economía en el Alto Valle). También explicó el esfuerzo para mantener el beneficio del reembolso por puerto patagónico en San Antonio Este (SAE).

 

“Espero que valoren el trabajo que está haciendo el Senador para ayudar a la provincia, trabajo que deberían de una u otra forma, hacer todos los dirigentes que fueron elegidos por el pueblo, porque los vecinos de la provincia no quieren agresiones, quieren ver trabajo y resultados, quieren una mejor calidad de vida”, chicaneó el diputado. Emilia Soria, como su hermano, comenzó a recorrer la provincia para revalidar su cargo en el Congreso.

 

UNACOSTUMBRE. La pelea por la conducción entre la familia Soria y Pichetto es de antaño. En la época que “el gringo” Carlos Soria pugnaba por manejar la estructura orgánica con Pichetto, las aguas del peronismo se dividían. Después de la histórica victoria en 2011 (cortó 28 años de radicalismo) fueron sus hijos quiénes buscaron manejar a dedo los nombres en las filas del partido. Como lo describiera Letra P, en 2015 llegaron al filo del cierre de lista las discusiones. Hasta se especuló con una interna fogoneada por el ex ministro Florencio Randazzo, que había llegado a Roca para cerrar el acuerdo.

 

“Pichetto en este momento es más oficialista que opositor, parece que se olvida que son oposición y me duele mucho cómo se comporta en el manejo del bloque en el Senado”, disparó Soria en su paso por la región andina. De nuevo, a poco tiempo de un proceso electoral, la interna del peronismo en Río Negro comienza a tomar temperatura.

 

Othar Macharashvili pica en punta en la interna del peronismo de Chubut.
Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán.

Las Más Leídas

También te puede interesar