BANDERA VECINAL

El Biondini gate pone a Piter Robledo ante el desafío de bajar el perfil

El escándalo sacará un poco de escena al mediático referente de la Juventud PRO. Lo sostiene Marcos Peña. Las explicaciones que dio.

La polémica aparición en la Casa Rosada de un grupo de militantes del partido neonazi Bandera Vecinal, conducido por el ultraderechista Alejandro Carlos Biondini, opacó la reunión de la Mesa de Juventudes Políticas Partidarias de la que participaron jóvenes referentes de quince partidos políticos junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y ubicó en el ojo de la tormenta al subsecretario nacional de Juventud, Pedro “Piter” Robledo, quien coordinó , organizó y tuvo que dar las explicaciones oficiales sobre el encuentro.

 

Sin embargo, el escándalo tuvo un impacto menor puertas adentro del partido. El presidente de la Juventud PRO nacional explicó una y otra vez que los adeptos al partido neonazi no formaban parte de la lista de invitados y Peña lo entendió, aunque expresó un leve malestar por la incómoda situación que vivió debido a que era uno de los dos funcionarios nacionales que presenciaron y protagonizar la reunión junto a jóvenes radicales, peronistas y socialistas, entre otros.

 

Ni el ministro coordinador ni Stanley le cargaron el lastre a Robledo, pero tampoco lo defendieron en público: fue el propio “Piter” quien tuvo que dar las explicaciones del caso. Ambos funcionarios nacionales confían mucho en el joven de San Isidro y le tienen estima, por lo que no existió un reto sino más bien un llamado de atención.

 

Robledo y su equipo juran que nadie de la organización se puso en contacto con los referentes de Bandera Vecinal, aunque el hijo de Biondini, Alejandro César, aseguró que fueron invitados telefónicamente. El subsecretario de Juventud publicó una serie de tuits y la lista de los quince jóvenes asistentes al encuentro, entre los que se encuentra él.

 

“Vimos la lista de invitados y no había nadie de Bandera Vecinal. Se presentaron en mesa de entradas de la Casa Rosada y se hicieron pasar por un partido vecinal. Dijeron que iban a la reunión, nadie los controló y entraron”, aducen en Balcarce 50. Resulta un argumento liviano y poco convincente, pero nadie duda de la versión de Robledo, que también escribió en Twitter: “Nadie invito un partido nazi. Desmiento que los hayamos convocado”.

 

Es cierto que no recibió reproches internos, pero Robledo confesó a sus íntimos que estudia bajar el perfil. Es un joven que ascendió rápidamente en el PRO y tiene el aval de Peña para hablar en nombre del Gobierno como funcionario, aunque también como dirigente clave de las huestes jóvenes del macrismo. Por eso, la idea de disminuir las apariciones mediáticas es todo un desafío, teniendo en cuenta que es de las pocas voces del sector joven que habla por el partido.

 

En el Gobierno quieren que el tema se disipe rápido y apuntan a enterrar la polémica con la “gran noticia” de que el jefe de Gabinete haya promovido un encuentro con jóvenes de distintas extracciones políticas. “Me parece una gran noticia que el jefe de Gabinete se haya tomado tiempo de su agenda para tratar políticas de juventud, es muy importante para nuestra generación eso”, destacó una de las autoridades de la juventud macrista.

 

La polémica visita de los jóvenes del partido neonazi estalló la semana pasada justo a pocos días de cumplirse 22 años del fatal atentando a la AMIA que dejó un saldo de 84 muertos. Eso no complicó el vínculo del macrismo con la comunidad judía ni puso en duda la relación de Robledo con los organismos de Derechos Humanos, algo por lo que se lo reconoce internamente, pero mostró un error grosero en la organización del evento en un contexto en el que el Gobierno viene presentando fallas en la comunicación que lo dejan mal parado. En paralelo, Bandera Vecinal corrió por izquierda al macrismo y hasta desempolvó una denuncia contra Juliana Awada por trabajo esclavo.

 

La nómina de los invitados a la reunión de la Mesa de Juventudes Políticas Partidarias publicada en las redes sociales la integraban referentes de la Coalición Cívica, la UCR, Libres del Sur, Proyecto Sur, Movimiento Popular Neuquino, Frente Renovador, Confianza Pública, GEN, ConVocación, Partido Socialista, Compromiso Federal, Partido Justicialista, Unión Por Córdoba, PRO y el Partido FE. Según la imagen que publicó Robledo en Twitter, Bandera Vecinal no formaba parte de las agrupaciones invitadas pero resulta curioso que nadie consultó durante el encuentro quiénes eran esos jóvenes que "mintieron" en la mesa de entradas de la Casa Rosada y participaron del encuentro junto a Peña y Stanley.

 

Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 
Paoltroni, en la negociación por la ley ómnibus

También te puede interesar