El "Observatorio Analítico"

La Provincia admite que va a monitorear a la comunidad educativa en las redes sociales

Niega que se trate de espionaje y asegura que usará este mecanismo para detectar reclamos y solucionarlos. El radar alcanzará a docentes, autoridades escolares, auxiliares y padres.

Tras la acusación del SUTEBA de Roberto Baradel, que denunció al gobierno de María Eugenia Vidal por "investigar a los docentes en las redes sociales", fuentes educativas de la gestión bonaerense admitieron a Letra P que usarán esas plataformas para monitorear a la comunidad educativa y que el radar alcanzará a autoridades escolares, docentes, auxiliares y padres de alumnos.

 

No obstante, negaron que se trate maniobras de espionaje sobre los maestros y dijeron que lo que busca la Dirección General de Cultura y Educación, que está a cargo de Alejandro Finocchiaro, es "leer los reclamos e intentar descubrir dónde hay una alerta de verdad, dónde hay un problema, para atender casos puntuales". Para eso, reconocieron que se dotó a una antigua Dirección de Redes para que funcione de manera más eficiente y "pueda atender todas las denuncias" que se hagan por Twitter y Facebook.

 

La semana pasada, el gobierno de Vidal publicó en el Boletín Oficial el llamado a licitación privada por más de 1.5 millón de pesos tendiente a contratar el servicio de implementación de un “Observatorio Analítico” para monitorear a través de las redes sociales a “los distintos actores de la comunidad educativa".

 

"Investigar a través de las redes sociales qué dicen los actores de la comunidad educativa los va a remitir a situaciones de infraestructura, falta de cupos alimenticios en los comedores, problemas con los nombramientos, no cobro de los salarios y atraso salarial por la alta inflación que se produjo en este semestre, reclamos expresados en la manifestación que se realizó en la Casa de la Provincia de Buenos Aires el pasado martes 12 de julio y en innumerables reuniones institucionales realizadas a los efectos de informar estas problemáticas y exigir inmediata solución", denuncio SUTEBA en la mañana de este martes.

 

Voceros de la cartera que conduce Finocchiaro le dijeron Letra P que la intención es descubrir dónde hay una alerta de verdad, dónde hay un problema, para atender casos puntuales. Para esto, intentaron -desde que asumieron en diciembre pasado- mejorar el funcionamiento de una antigua Dirección de Redes que contaba con comunicadores que tenían experiencia en el manejo de redes sociales, pero que terminaban siendo gestores de trámites administrativos y previsionales en el día a día, cosa para la que no estaban dispuestos ni preparados. "Los objetivos tenían que ser otros", señalaron las fuentes a este portal.

 

Entonces, Finocchiaro decidió crear otra dirección de reclamos, que depende de la Dirección provincial de Negociaciones Colectivas, y dispuso dotarla para que pueda funcionar de manera más eficiente en el monitoreo de las cuentas de redes sociales de los distintos integrantes de la comunidad educativa. Aquí entra el llamado Observatorio Analítico. "Una de esas herramientas es esta plataforma de control de gestión. Lo que se busca hacer es descubrir esos reclamos de toda una enorme comunidad que no se pueden hacer físicamente, porque, por ejemplo, hay reclamos de docentes de Carmen de Patagones, y así otros distritos alejados", detalló una fuente del gobierno.

 

"Buena parte de la comunidad docente se expresa a través de las redes sociales, y allí reclama por todo tipo de cuestiones administrativas, desde problemas en la liquidación, problemas con la prestataria médica, con la obra social, retrasos en los concursos, problemas en la tramitación de la jubilación, dificultades de infraestructura, abusos y demás", comentó, y fundamentó, de esa manera, la idea del monitoreo.

 

Alejandro Cosentino
Natalia de la Sota, la diputada cordobesista que muestra juego propio. 

También te puede interesar