ESCÁNDALO EN EL CPACF

Duro comunicado de un ex colaborador de Rizzo: lo trata de ladrón y lo compara con Nerón

Se trata de Guillermo Fanego, ex secretario General del CPACF y referente de la agrupación oficialista Gente de Derecho. “La megalomanía que afecta a Rizzo se ha vuelto intolerante”, dispara.

“Un nuevo y bochornoso suceso ha sido promovido por nuestro “líder carismático” en la sesión de la asamblea de delegados”. Así comienza una extensa y acongojada carta del ex secretario General del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal Guillermo Fanego sobre la situación del CPACF y que tiene como conclusión un pedido especial: “poner límites a esta situación” y “reflexionar” porque “Jorge perdió el rumbo”.

 

En rigor, la sesión escandalosa es la que reveló Letra P días atrás. “El líder carismático” es Jorge Rizzo, el flamante presidente la institución que protagonizó una pelea con representantes de otras listas dentro del Colegio en el marco de esa reunión de la Asamblea de Representantes y que le valió denuncias por fraude.

 

En una extensa misiva que envió a sus ex compañeros de la agrupación Gente de Derecho, Fanego advierte que dejó de participar en la vida institucional y política del CPACF porque “la megalomanía que afecta a Rizzo ya se ha vuelto intolerante y me avergüenza que sea el presidente del colegio de todos los abogados, convertido en su residencia privada”.

 

En ese sentido, según describe en el mensaje, se vio obligado a contactarse para que “traten de poner límites a esta situación”. “Todos lo queremos por tantas cosas que en el pasado hizo para bien de toda la abogacía pero, lamentablemente, su psiquis no resistió tanta adulación y lo perdió. Yo siento un profundo afecto y reconocimiento pero, por antes que él y después de él, para mí y para muchos de ustedes se encuentra nuestra profesión y nuestro Colegio que, reitero, es de todos y no la ‘Residencia Rizzo’”, evaluó en duros términos.

 

Según cuenta Fanego, “varios colegas de GdD (Gente de Derecho) me contaron avergonzados lo que tuvieron que soportar en la asamblea, pero nadie se atrevió a decirlo públicamente por eso lo escribo y les pido a todos que reaccionen por el bien de Jorge”. “Tienen que ayudarlo a pasar a la historia de la abogacía por las cosas buenas y que no se recuerde su paso por el Colegio como el último reducto de las peores prácticas de la intolerancia, prepotencia y corrupción kirchneristas o ser recordado como el Nerón de los abogados capitalinos”, aconseja, al tiempo que compara al titular de la institución con el emperador de Roma que quedó registrado en los libros de historia por su tiranía y, presuntamente, incendiar la ciudad.

 

Además, el ex secretario General del CPACF arremete con todo contra la figura de Rizzo, a quien trata de ladrón y acusa de hacerse regalos con dinero de la institución. “Toleramos demasiado y cada vez es peor, como cuando pretendía que se le “regale” un Rolex presidente o cuando no siendo presidente le compraron el televisor más grande para instalarlo en su casa”, asegura.

 

Eso sí, el alejamiento de la cotidianidad del Colegio le permitió hacer un mea culpa: “Permitimos demasiado. To también soy responsable por haber tolerado tanto”. Según Fanego, “la ley y la misericordia son términos que nuestro querido Jorge fue olvidando con el tiempo”.

 

“La ley la olvidó pues, encaramarse como presidente de la Asamblea de delegados siendo presidente del Consejo Directivo del CPACF, es desconocer la división de poderes (el distinguido caballero y colega Zenón Ceballos puede quedarse tranquilo pues, como a Rizzo no le interesa la ética no lo desplazará de la presidencia del Tribunal de Disciplina)”, agrega para explicar la incómoda situación del jueves 30 de junio que contó este medio.

 

Por último, el ex hombre de confianza de la gestión Rizzo concluye: “Jorge perdió el rumbo, sus intereses no están dirigidos al ejercicio de la abogacía sino que lo utiliza para llenar sus bolsillos que nunca se satisfacen y jugar a la política para su propio beneficio, por lo que ruego que encuentre la senda que hace mucho extravió”. Seguido a este lapidario comentario pide, acongojado, a sus ex compañeros que “reaccionen”.

 

Decretazo y modelo UOCRA de indemnizaciones, eje de la reforma laboral
José Alperovich rumbo a la cárcel

También te puede interesar