Maldita Policía

Puertas adentro, Cambiemos ya empieza a desgastar el proyecto del traspaso policial

Estiman que en la iniciativa presentada este miércoles hay “grises”.  Es por los “derechos adquiridos”, de los miembros de la fuerza que se pondrían en riesgo si bajan a la órbita municipal.

El peronismo se juntó para conseguir con un proyecto de ley el traspaso de la Policía Local y de la Policía de Seguridad de Distrito a un control total de los intendentes, a través de la creación de una nueva Policía de Seguridad Municipal. Así, buscan presionar a la gobernadora María Eugenia Vidal y a su ministro Cristian Ritondo. Pero Cambiemos ya está pensando en modificar el proyecto y remarca que por el momento el proyecto no garantiza la estabilidad de los efectivos.

 

“Si esto es para hacer politiquería y todo a las apuradas como lo hizo (el ex gobernador, Daniel)  Scioli no sirve. Hay que discutirlo”, le dijo a Letra P un legislador del frente oficialista que es materia de consulta en el área de seguridad. El mismo representante legislativo de Vidal aseguró que “habría que preguntarle a los efectivos si quieren dejar de ser empleados de la provincia para pasar a ser trabajadores municipales”. 

 

Sin embargo el artículo 5 del proyecto explicita que “el personal policial traspasado a los Municipios conserva su jerarquía salarial, régimen previsional, cobertura de salud y estabilidad, debiendo ser adecuado su cargo al régimen profesional de la Policía de Seguridad Municipal”. 

 

Pero el artículo 14 es a donde apuntará el oficialismo para empezar a enfriar el proyecto o modificarlo. “El personal policial de la Policía de Seguridad Municipal adquiere estabilidad en el empleo después de transcurridos doce (12) meses de efectiva prestación de servicios”, dice el proyecto. 

 

Este miércoles, Vidal fue consultada por la presentación conjunta de intendentes del PJ con el Frente Renovador. Moderada, la gobernadora dijo “creer” en las policías locales. “Desde diciembre (del año pasado) venimos trabajando en eso”, agregó. 

 

Igualmente la mandataria fue clara sobre la competencia de los intendentes en el control de las fuerzas, deslizando que ya la tienen. Detalló que con la sanción del endeudamiento bonaerense aprobado a principio de año “se ha constituido un fondo de seguridad de tres mil millones de pesos. Ya se ha pagado un tercio y se va a seguir pagando el resto del año –y que por eso- cada intendente decide, de esos fondos, cómo se destinan a la seguridad de su distrito”.

 

Semanas atrás Ritondo se manifestó sobre el tema y puntualizó que las policías locales no podían convertirse “en ejércitos de los intendentes”, al ser consultado por la posibilidad de que los jefes comunales tengan el control total de la fuerza. 

 

Quienes hoy presentaron el proyecto reconocen -en privado- que al proyecto le falta todavía discusión y por eso ahora empezarán a debatirlo en la comisión de Seguridad controlada por Cambiemos. El oficialismo dará lugar al debate. 

 

El martes el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el vidalista Manuel Mosca, dio señales al respecto, luego de una reunión que compartió con Ritondo y algunos legisladores del bloque del FpV-PJ.

 

“Es una discusión que hay que darla con mucha seriedad porque es un tema que tiene aristas complejas: como evaluar qué pasa en los municipios a donde no hay Policía Local o la certificación de todos aquellos que ingresaron a la policía que tiene que ver también con una deficiencia en la formación”. De avanzar la negociación será luego del receso invernal. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar