Lilita super star

Otro show de Carrió: denunció a un diputado del PRO y adelantó su retiro

Apuntó al macrista Álvaro González por pactar con el FPV para evitar incomodar a Malcorra. Su “homenaje gorila” a Perón, la anécdota de su pícaro papá y la comparación de Illia con Messi.

Apenas un par de intervenciones le alcanzaron para prender fuego el recinto de la Cámara de Diputados, desde el lado del hemiciclo que ocupa el kirchnerismo al de su propia bancada, la del interbloque Cambiemos. Elisa Carrió volvió a protagonizar este jueves uno de sus ya habituales shows: apuntó a la muerte “en soledad” del general Juan Domingo Perón, denunció un acuerdo espurio entre diputados del Frente para la Victoria (FPV) y del PRO, sus aliados, y hasta deslizó un posible retiro de la política para fin de año.

 

“Si Dios me lo permite, me estoy yendo, porque me jubilo a fin de año y va a ser una alegría para muchos que están acá”. La frase de Carrió retumbó en el Congreso. Si bien varias veces sugirió distintas fechas en las que se dispondría a abandonar la política, esta vez fue más explícita. No sólo eso, sino que además, de cumplirlo, dejaría la Cámara baja un año antes de que concluya su mandato.

 

Igualmente, desde el lilismo relativizaron su amenaza. Confirmaron que la fundadora del ARI ya inició los trámites jubilatorios -en diciembre cumple los 60 años-, pero que la verborragia de Lilita muchas veces va por delante, incluso, de sus propias intenciones. “Muchas veces lo dijo, pero con ella siempre todo está por verse”, admitieron.

 

Con lo que sí sacudió fuerte el recinto fue cuando, en medio de un largo inicio de sesión en el que se acumularon homenajes y cuestiones de privilegio -el temario era para tratar un régimen de incentivos para pymes y para autopartistas-, denunció un pacto entre los diputados Álvaro González (PRO) y Guillermo Carmona (FPV) para “no hacerle una pregunta a la señora canciller”. Ese acuerdo sería para evitar que la ex jefa de Gabinete de la ONU tenga que dar explicaciones, en su presentación en el Congreso, sobre la causa interna de ese organismo internacional en la que se la apunta por su responsabilidad en un plan de ocultamiento de abusos sexuales a menores por parte de cascos azules en la República Centroafricana y que, en cambio, fue con todo contra el observador que hizo públicos esos hechos.

 

“Lamentablemente me he enterado de que hubo un acuerdo entre algunos diputados de Cambiemos y el Frente para la Victoria-PJ -sostuvo Carrió- para no hacerle una pregunta a la señora canciller y esto se hizo a espaldas de la presidencia de la comisión de Relaciones Exteriores”, la cual está a su cargo.

 

Carmona, notablemente ofuscado, respondió con otra cuestión de privilegio contra Cambiemos. Y explicó que había sido el propio González quien se comunicó con él para pedirle dejar el tema de la investigación por violación de menores en la ONU fuera de las preguntas a Malcorra, propuesta por el Gobierno como candidata a presidir ese organismo internacional. “El pedido de informes (sobre el escándalo de la ONU) no está relacionado con los lineamientos de política exterior y por lo tanto no era tema de la reunión que mantuvimos entonces con la canciller Malcorra. Entonces, accedimos al pedido del diputado González”, afirmó el mendocino.

 

LA SOLEDAD DE PERÓN. Parte del inicio de la sesión se dedicó a un homenaje, al cumplirse 42 años de la muerte de Perón. Carrió no esquivó el bulto y dedicó unas palabras. Unas palabras que, según diría después el legislador massista Facundo Moyano, sería un “homenaje gorila”.

 

Tras recordar su contacto con el peronismo por la empleada que trabajaba en su casa cuando era chica, Carrió señaló "la soledad abismal" en la que falleció el ex presidente el 1 de julio de 1974. “Nadie sabía por qué Isabelita (Martínez de Perón)”, que era primera dama y vicepresidenta, “había convocado a una reunión de Gabinete en el primer piso, mientras en el segundo Perón estaba muriéndose”, sugirió Lilita.

 

“Son grandes hombres que tienen enormes defectos y también muchas virtudes”, agregó, volviendo a la su muerte “en la soledad y en la incomprensión, sobre todo en muchos de los que los rodeaban, entre ellos (José) López Rega”, ministro de Perón y cabeza de la Triple A, el grupo de tareas paramilitar que perseguía y asesinaba dirigentes y militantes políticos a los que consideraba la llave de ingreso del comunismo a la Argentina.

 

PAPÁ TRAVIESO. En otro homenaje, el que se hizo por el aniversario del derrocamiento del ex presidente Arturo Illia, Carrió se lució con un detalle muy personal de su familia. “Mi papá siempre era echado de mi casa, porque era muy salidor y poco volvedor”, arrancó. Y contó que una de esas veces el propio Illia llamó una vez a la escuela donde su madre era directora, para pedirle “que se reconcilie con Coco”. “Fue tan importante la figura de Illia, que le debo la reconciliación de mis padres”, aseguró.

 

Para el postre, dejó una frase con tinte futbolero: Dijo que a Illia, “como a Messi, tampoco la Argentina lo comprendió”.

 

Maximiliano Pullaro, Pablo Javkin y Patricia Bullrich
Martín Llaryora le entregó el bastón  de mando a Juan Manuel Llamosas para que arme en el sur.

También te puede interesar