Terrorismo de Estado

Abuelas de Plaza de Mayo recuperaron al nieto 120

Se trata de José Luis Maulín Pratto, quien desde 2009 busca que la justicia federal de Santa Fe le reconozca su verdadera identidad filial.

El pasado miércoles, Abuelas de Plaza de Mayo, presentaron al nieto recuperado número 120. Se trata de José Luis Maulín Pratto, un joven cuya identidad fue sustraída durante la pasada dictadura militar, y que desde 2009, exige a la Justicia Federal de Santa Fe, que se le reconozca su verdadera filiación.

 

El caso de José Luis no se registraba entre las denuncias de niños desaparecidos en Abuelas de Plaza de Mayo, ni tampoco en los nuevos casos que, gracias a las investigaciones de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), se van  incorporando al Banco Nacional de Datos Genéticos.

 

La afirmación del nieto recuperado se debe a que la justicia federal de Santa Fe sigue sin reconocer su verdadera identidad, pese a que en 2009 se comprobó mediante pruebas de ADN, que era hijo de Rubén Maulín, militante del PRT, y Luisa Pratto.

 

La pareja había sido secuestrada en octubre de 1976, en Reconquista, Santa Fe, por una patota de la III Brigada Aérea, cuando Luisa cursaba su cuarto mes de embarazo.

 

En un acto realizado en la sede de Abuelas, acompañado por Estela de Carlotto y sus hermanos biológicos, Walter y Gisela, José Luis relató su historia y su lucha para que la justicia reconozca su verdadera identidad.

 

Cuando Luisa dio a luz en marzo de 1977 en una clínica privada, el bebé fue entregado al matrimonio conformado por José Angel Segretín y Cecilia Góngora, civiles vinculados a la Fuerza Aérea.

 

Francisco Azcué (JxER) junto a Luciano Del Ollio (izq) y Pablo Ferreyra (der), en una conferencia de prensa sobre el Pacto de Julio que el intendente de Concordia pretende firmar en agosto. 
La nueva SIDE de Javier Milei. 

También te puede interesar