La salud del presidente

Macri dejó la clínica y volvió a la quinta de Olivos

Tras ser atendido en un sanatorio privado, el mandatario fue dado de alta. Médicos de la Unidad Presidencial aseguraron que la arritmia "se revirtió" y que el lunes retomaría su agenda.

El presidente Mauricio Macri abandonó pasadas las 23 de este viernes la Clínica Olivos, tras realizarse una serie de estudios por una arritmia cardíaca que, según informaron médicos de la Unidad Presidencial, fue revertida.

 

El jefe del Estado se retiró del sanatorio, al que había ingresado a las 19.30 con un cuadro de "palpitaciones", según uno de los profesionales de la Casa Rosada, en un auto particular a las 23.15, bajó la ventanilla y saludó sonriente a fotógrafos y camarógrafos apostados en el lugar.

 

En declaraciones a la prensa apostada en la puerta de la clínica, el profesional restó importancia al cuadro que provocó la internación del jefe de Estado. Dijo que el episodio "no dejará secuelas" en la salud del mandatario, que, auguró el médico, podrá retomar normalmente su agenda de trabajo este lunes.

 

En principio se especulaba con que Macri podría pernoctar en el establecimiento privado, pero la buena evolución de su salud hizo posible que se retirara esta misma noche a la quinta presidencial.

 

Según un comunicado difundido por Presidencia después de las 21, Macri presentó "alrededor de las 15 una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos".

 

"Cuando concluyó la actividad, alrededor de las 19.30, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos", indicó la información oficial.

 

La internación del jefe del Estado fue desmentida en primera instancia por voceros de la Casa Rosada, pero confirmada por medios digitales más tarde. El Presidente se sintió mal por segunda vez cuando se encontraba reunido con cuatro periodistas en la quinta de Olivos. En ese momento, los médicos de la Unidad Presidencial decidieron que fuera trasladado al centro asistencial ubicado cerca de la residencia oficial.

 

Según detalló a la señal de noticias TN el vocero presidencial, Iván Pavlosky, los médicos le realizaron un electrocardiograma y un ecocardiograma doppler, y quedó en "estado de sedación".

 

Horas después, el mandatario despertó de la anestesia y se retiró del sanatorio por sus propios medios.

 

Simón Salzberg, director de la Unidad Médica Presidencial, comentó que Macri "a las 3 o 3 y media (de la tarde) empezó con síntomas no muy claros de palpitaciones" y que un electrocardiograma reveló una "fibrilación ventricular", es decir, una arritmia.

 

"A las 19, como no revertía (el cuadro), decidimos traerlo acá para hacerle los estudios correspondientes: un análisis, un ecocardiograma… se revirtió la arritmia, lo dejamos en reposo un par de horas y, como se sentía bien, se retiró".

 

El medico aclaró que Macri "nunca" sintió dolores de pecho, sino sólo "palpitaciones" y "malestares vagos".

 

Salzberg se preocupó en explicar que la arritmia que padeció el Presidente es "tremendamente común, cosa de todos los días para nosotros", los médicos, y que le indicó "que mañana (por este sábado) haga reposo y el lunes retome la agenda habitual. No queda ninguna secuela", aseveró.

 

Sin embargo, al ser consultado sobre las causas del cuadro, el facultativo respondió: "Uno no siempre sabe, pudo haber tenido que ver el estrés, pero no es tajante".

 

DESMENTIDA. El rumor sobre una posible internación de Macri corrió en el transcurso de la tarde pero fue desmentido tanto por Presidencia como por Jefatura de Gabinete e, incluso, se difundió una foto del mandatario manteniendo una reunión con periodistas en la Residencia de Olivos para quitar entidad a la información.

 

Guillermo Francos junto a su segundo, Lisandro Catalán, el funcionario del Gobierno que pidió eliminar las PASO. 
Elecciones 2025: además de los comicios legislativos nacionales, 13 provincias renovarán sus Legislaturas. 

También te puede interesar